U.S. markets close in 5 hours 11 minutes
  • S&P 500

    3,952.27
    +50.91 (+1.30%)
     
  • Dow Jones

    31,766.73
    +504.83 (+1.61%)
     
  • Nasdaq

    11,439.58
    +84.97 (+0.75%)
     
  • Russell 2000

    1,782.84
    +9.58 (+0.54%)
     
  • Petróleo

    109.24
    -1.04 (-0.94%)
     
  • Oro

    1,852.70
    +10.60 (+0.58%)
     
  • Plata

    21.86
    +0.19 (+0.88%)
     
  • dólar/euro

    1.0667
    +0.0105 (+0.99%)
     
  • Bono a 10 años

    2.8260
    +0.0390 (+1.40%)
     
  • dólar/libra

    1.2569
    +0.0073 (+0.59%)
     
  • yen/dólar

    127.6210
    -0.2290 (-0.18%)
     
  • BTC-USD

    30,246.46
    +269.47 (+0.90%)
     
  • CMC Crypto 200

    678.41
    +3.54 (+0.52%)
     
  • FTSE 100

    7,501.72
    +111.74 (+1.51%)
     
  • Nikkei 225

    27,001.52
    +262.49 (+0.98%)
     

Biden se esfuerza por calmar crisis en Ucrania en su primera prueba de política exterior desde el desastre en Afganistán

·5  min de lectura

Hubo tres preguntas para el portavoz del Pentágono, John Kirby, y cada una de ellas fue excelente.

Barbara Starr, corresponsal de defensa de larga data de CNN, preguntó qué capacidades militares específicas llevarían las tropas estadounidenses a Europa, y cuál era su misión en específico. Además, ¿cómo sabría Estados Unidos cuándo se cumplió esa misión?

Las preguntas dirigidas a Kirby se produjeron después de que el Pentágono dijo que había puesto a 8.500 soldados en estado de alerta máxima, mientras aumentaba la presión sobre Joe Biden para que respondiera con más fuerza a la amenaza percibida a Ucrania por parte de Rusia.

Varios de los aliados de Estados Unidos en la OTAN, incluidos España, Dinamarca y los Países Bajos, dijeron que desplegarían barcos y aviones de combate en Europa del Este.

“Se trata de preparar a las tropas”, le dijo Kirby a Starr.

“Se trata de asegurar que estaremos listos para ayudar a reforzar a nuestros aliados en la capacidad que pudieran necesitar, y lo haremos al unísono con ellos y con la alianza. Esto se trata en realidad de tranquilizar al flanco este de la OTAN”.

Si bien Kirby dijo que los movimientos tenían la intención de calmar a los aliados de Estados Unidos en Europa, no hay duda de que las acciones también tienen una audiencia nacional.

Desde una conferencia de prensa la semana pasada para conmemorar su primer año en el cargo, Biden fue criticado por muchos lados por comentarios en los que sugirió que Estados Unidos no respondería si Rusia solo llevaba a cabo una “incursión menor” en Ucrania.

Los funcionarios de Ucrania y otros países europeos quedaron abatidos. Los críticos de Biden en el Partido Republicano, al mismo tiempo que ignoraban para su beneficio la supuesta insinuación de Donald Trump con Rusia, aprovecharon la oportunidad para atacar.

“Creo que no ven al presidente Biden como creíble”, dijo el ex secretario de Estado Mike Pompeo en Fox News, durante el fin de semana.

Dijo que incluso el intento de Biden de aclarar sus comentarios fue un desastre.

“Debemos ser inequívocos cuando se habla de diplomacia, en especial en la era de lo cibernético y del espacio y las verdaderas capacidades que superan lo que habíamos visto durante la época de la Segunda Guerra Mundial”, dijo.

“Si hay lugar para la duda, si hay un espacio, Vladimir Putin conducirá un camión a través de esa brecha”.

La experta en Rusia Fiona Hill, testigo en el primer juicio político contra Trump, hizo un comentario similar y escribió en un artículo de opinión en el New York Times que Putin creía que Estados Unidos, recién salido de una retirada caótica de sus tropas de Afganistán, estaba en un estado debilitado.

“El señor Putin es un maestro de la inducción coercitiva. Él fabrica una crisis donde termina victorioso sin importar lo que hagan los demás”, dijo.

Una sucesión de presidentes estadounidenses ha tratado de encontrar una forma adecuada de confrontar a Vladimir Putin, algo que muchos consideran más urgente desde la anexión de la península de Crimea en 2014.

En aquel entonces, cuando Biden era el vicepresidente de Barack Obama, Estados Unidos respondió con sanciones financieras y más vuelos militares por encima de Europa del Este. En resumen, hizo lo que pudo, sin poner en peligro vidas estadounidenses.

Esta vez, la jugada de Biden parece muy parecida.

Las encuestas sugieren que solo uno de cada seis estadounidenses apoya que se envíen tropas estadounidenses para luchar contra las fuerzas rusas en Ucrania. Es difícil imaginar que Biden esté entre ellos.

Por ahora, Estados Unidos enfatiza la necesidad de actuar de manera colectiva. Sus tropas solo serían enviadas si la OTAN desplegara su fuerza de respuesta especial. La NRF consta de alrededor de 40.000 tropas multinacionales.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo el lunes que la alianza tomaría “todas las medidas necesarias”.

“Siempre responderemos a cualquier deterioro de nuestro entorno de seguridad, incluso mediante el fortalecimiento de nuestra defensa colectiva”, agregó.

El lunes por la tarde, Biden y los líderes europeos se unieron a Stoltenberg para discutir los últimos desarrollos.

“Los líderes acordaron que, en caso de que ocurra una nueva incursión rusa en Ucrania, los aliados deben decretar retributivas rápidas, incluido un paquete de sanciones sin precedentes”, dijo un comunicado publicado después.

Rusia, que trasladó alrededor de 100.000 soldados a sus fronteras con Ucrania, negó que quiera invadir, y acusó a las naciones occidentales de histeria.

“En cuanto a acciones específicas, vemos declaraciones de la Alianza del Atlántico Norte acerca de refuerzos, mover fuerzas y recursos al flanco este. Todo esto lleva al hecho de que las tensiones van en crecimiento”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, según Reuters.

“Esto no ocurre por lo que nosotros, Rusia, hacemos. Todo esto ocurre por lo que hacen la OTAN y los EE.UU. y por la información que difunden”.

En su artículo, Hill, la británica exfuncionaria del Consejo de Seguridad Nacional que en estos momentos es profesora de la Institución Brookings, sugirió que Putin deseaba que Estados Unidos sufriera el mismo dolor y humillación que él y otros rusos sufrieron tras la disolución de la Unión Soviética. Unión hace 30 años.

Ella dijo que quería darle a Estados Unidos “una cucharada de la misma medicina amarga que Rusia tuvo que tragar en la década de 1990”.

“Él cree que Estados Unidos se encuentra en estos momentos en la misma situación que Rusia después del colapso soviético: debilitado de gravedad en casa y en retirada en el extranjero”, escribió.

“El objetivo del señor Putin es más grande que cerrar la “puerta abierta” de la OTAN a Ucrania y tomar más territorio: quiere desalojar a Estados Unidos de Europa”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.