U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,825.33
    +39.95 (+1.06%)
     
  • Dow Jones

    31,097.26
    +321.86 (+1.05%)
     
  • Nasdaq

    11,127.84
    +99.14 (+0.90%)
     
  • Russell 2000

    1,727.76
    +19.77 (+1.16%)
     
  • Petróleo

    108.23
    -0.20 (-0.18%)
     
  • Oro

    1,813.30
    +11.80 (+0.66%)
     
  • Plata

    19.78
    +0.11 (+0.57%)
     
  • dólar/euro

    1.0436
    +0.0010 (+0.09%)
     
  • Bono a 10 años

    2.8890
    -0.0830 (-2.79%)
     
  • dólar/libra

    1.2099
    -0.0004 (-0.03%)
     
  • yen/dólar

    135.0770
    -0.0980 (-0.07%)
     
  • BTC-USD

    19,091.20
    -154.68 (-0.80%)
     
  • CMC Crypto 200

    412.17
    -7.97 (-1.90%)
     
  • FTSE 100

    7,168.65
    -0.63 (-0.01%)
     
  • Nikkei 225

    26,085.07
    +149.45 (+0.58%)
     

Biden y el presidente de Corea del Sur planean realizar más ejercicios militares

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Joe Biden se reúne con el presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, en Seúl (Getty Images)
Joe Biden se reúne con el presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, en Seúl (Getty Images)

El presidente Joe Biden y su homólogo de Corea del Sur, el presidente Yoon Suk-yeol, se reunieron durante el fin de semana y declararon su compromiso con la alianza entre EE.UU. y Corea del Sur y promocionaron el compromiso de EE.UU. de defender Seúl de su vecino del norte.

En una declaración conjunta emitida como parte de la gira de cinco días del presidente al este de Asia el sábado, los dos líderes insinuaron la posibilidad de expandir los ejercicios militares de EE.UU. con las fuerzas de Corea del Sur en respuesta a las continuas acciones beligerantes de Kim Jong Un de Corea del Norte.

“Considerando la amenaza en evolución que representa la República Popular Democrática de Corea (RPDC), ambos líderes acuerdan iniciar conversaciones para ampliar el alcance y la escala de los ejercicios y entrenamientos militares combinados en la península de Corea y sus alrededores”, se lee en el comunicado.

Continuó: “Ambos líderes también reafirman el compromiso de EE.UU. de desplegar activos militares estratégicos de EE.UU. de manera oportuna y coordinada según sea necesario, así como de mejorar tales medidas e identificar pasos nuevos o adicionales para reforzar la disuasión frente a las actividades de desestabilización de la RPDC”.

La declaración es una señal de que la administración de Biden, así como la presidencia de Yoon, están comprometidas con un enfoque de línea dura hacia el gobierno de Corea del Norte, el cual buscó establecer relaciones con EE.UU. durante la administración Trump solo para retirarse debido a la falta de progreso durante unas históricas negociaciones directas iniciadas por el expresidente.

Entre los problemas que contribuyeron a ese deshielo en las relaciones estaba la suspensión de los ejercicios militares de EE.UU. y Corea del Sur por parte de la administración Trump. En ese momento, Trump se quejó del gasto supuestamente terrible en que incurrían estos ejercicios conjuntos y los culpó de ser “muy provocativos” para el Norte. Los funcionarios del Pentágono que hablaron anónimamente con Reuters en ese momento fijaron el precio de los ejercicios militares conjuntos de EE.UU. y Corea del Sur en alrededor de US$14 millones por evento, aunque se dieron pocos detalles sobre lo que se incluyó en ese cálculo.

Sin embargo, el actual presidente estadounidense dejó abierta la puerta a futuras conversaciones con Kim Jong Un. Cuando los reporteros del grupo le preguntaron cuál era su mensaje para Kim, respondió: “Hola... punto”, y agregó que se reuniría con el dictador norcoreano si Kim indicaba que era “sincero” sobre su disposición a desarmar su arsenal nuclear.

Biden está en la región para apuntalar el apoyo de EE.UU. a sus aliados y presionar no solo a Corea del Norte sino también a China, quien busca limitar la influencia estadounidense en la región.

Sin embargo, la beligerancia de Corea del Norte ha llegado a lo más alto de la agenda, luego de las noticias entregadas por el asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, la semana pasada que indican que la inteligencia estadounidense cree que Corea del Norte podría iniciar una prueba de armas de algún tipo al mismo tiempo o después de la visita de Biden a la región.

Una prueba anterior de misiles balísticos realizada en 2017 por Corea del Norte resultó en el lanzamiento de un proyectil a través de Japón, donde ahora se encuentra Biden.

El estado aislacionista y bajo una dictadura disparó tres misiles balísticos a principios de mayo como parte de lo que parece ser un aumento en las pruebas de armas realizadas por Pyongyang.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.