U.S. markets close in 6 hours 24 minutes
  • S&P 500

    3,752.50
    +74.07 (+2.01%)
     
  • Dow Jones

    29,984.74
    +493.85 (+1.67%)
     
  • Nasdaq

    11,083.98
    +268.54 (+2.48%)
     
  • Russell 2000

    1,708.87
    +44.15 (+2.65%)
     
  • Petróleo

    85.82
    +2.19 (+2.62%)
     
  • Oro

    1,718.40
    +16.40 (+0.96%)
     
  • Plata

    21.05
    +0.46 (+2.21%)
     
  • dólar/euro

    0.9925
    +0.0098 (+0.99%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6050
    -0.0460 (-1.26%)
     
  • dólar/libra

    1.1379
    +0.0059 (+0.52%)
     
  • yen/dólar

    144.7670
    +0.1470 (+0.10%)
     
  • BTC-USD

    20,059.24
    +794.53 (+4.12%)
     
  • CMC Crypto 200

    455.80
    +10.36 (+2.33%)
     
  • FTSE 100

    7,058.36
    +149.60 (+2.17%)
     
  • Nikkei 225

    26,992.21
    +776.42 (+2.96%)
     

“Big in Japan”, el impactante “one hit wonder” que esconde una historia trágica y una irónica crítica

·4  min de lectura
El clásico de los 80 "Big in Japan" esconde una historia poco conocida
El clásico de los 80 "Big in Japan" esconde una historia poco conocida - Créditos: @Captura de pantalla

Transcurría el primer semestre de 1984 cuando la canción “Big in Japan”, perteneciente a una ignota banda alemana llamada Alphaville, desplazaba de la cima de la mayoría de los charts europeos a nada más ni nada menos que “Relax”, el super éxito de Frankie Goes To Hollywood . Aquel grupo británico estaba liderado por el singular cantante Holly Johnson quien, en sus inicios musicales en su Liverpool natal, supo formar parte de una agrupación casualmente bautizada Big in Japan.

“Nunca tuvimos la oportunidad de hablar con Holly Johnson pero seguramente en aquel momento se debe haber preguntado: ´¿Quiénes son estos alemanes con una canción llamada igual que mi primera banda?´”, señaló algunos años después Marian Gold, vocalista y compositor principal de Alphaville, el trío de synth-pop que completaban Bernhard Lloyd y Frank Mertens, a propósito de esta coincidencia.

“Big in Japan” fue el tema elegido como primer corte de difusión y adelanto de Forever Young, su álbum debut publicado en septiembre de ese mismo año, que incluyó otros hits como “Sounds Like a Melody”, “The Jet Set” y el que le dio título. Para sorpresa de propios y extraños, la canción en cuestión fue la inmejorable carta de presentación de la banda germana ante el mundo que pronto comenzó a sonar con notable suceso y a escalar posiciones en los rankings de Alemania, Suecia, Suiza, Inglaterra, España e inclusive de varios países de Latinoamérica.

Todo comenzó en su pequeña sala de ensayo, donde el grupo desarrolló una melodía a partir de una línea de bajo sintetizada y un ritmo influenciado por “The Safety Dance”, famoso tema de Men Without Hats aparecido en 1982. En tanto, la letra corrió por cuenta del propio Marian Gold, quien fue combinando elementos reales y de ficción a lo largo de varios viajes de camino hacia el dentista.

“En aquel entonces tenía un par de amigos viviendo en condiciones deplorables en el oeste de Berlín. Algunos de ellos estaban muy involucrados con las drogas y solían reunirse en una zona muy sórdida, cerca del zoológico de la ciudad, a consumir heroína, así que empecé a escribir sobre ello. La canción es acerca del ambiente de las drogas de finales de los años setenta”, reveló el vocalista de Alphaville a una publicación musical británica. “Es, en verdad, una historia ficticia sobre una pareja de enamorados que busca escapar de las drogas, sin conseguirlo. Se imaginan a sí mismos en una especie de tierra paradisíaca en la que están libres de toda sustancia, pero jamás logran llegar ahí. Por cierto, una historia un tanto trágica”.

Tal es así que en un primer momento los miembros de la banda no estuvieron muy seguros ni convencidos de incluir la canción en el álbum, ya que no sólo resultaba un tanto autobiográfica sino que también reflejaba con sumo realismo la decadente escenografía que caracterizaba a Berlín durante los últimos años de la década del setenta. Sin embargo, luego de aquellas primarias vacilaciones cambiaron de opinión y el tema se transformó en un éxito.

"Big in Japan", el gran hit de Alphaville
"Big in Japan", el gran hit de Alphaville - Créditos: @Captura de pantalla

Más allá del contenido lírico y sus detalles, la pregunta que entonces surge es ¿cuál sería el vínculo entre una historia situada en Alemania y un título relacionado con el hecho de ser grande en Japón? Esto proviene de una famosa frase que suele utilizarse para describir a aquellas bandas musicales de Occidente que son populares entre el público nipón pero que no logran obtener suficiente o la misma atención en su país de origen. Gold se valió de ese término popular simbolizando la idea de ser exitoso en otro mundo, en otro lugar. “Significa que si sos un completo perdedor, podés decirle a los demás que en realidad no lo eres porque en Japón sos realmente grande. Es un recurso engañoso al que a menudo apelan los perdedores para justificarse y que se amoldaba perfectamente a la historia de estos dos amantes”, describió Gold.

El videoclip de "Big in Japan" es un buen resumen de la estética de los años 80
El videoclip de "Big in Japan" es un buen resumen de la estética de los años 80 - Créditos: @Captura de pantalla

Como suele suceder con la mayoría de las composiciones exitosas, “Big in Japan” muy pronto tuvo otras versiones interpretadas por una gran variedad de artistas, entre ellos la cantante alemana Sandra, el grupo venezolano Santa Paula, la banda sueca Embraced, la agrupación germana Guano Apes, el músico español José Galisteo y la cantautora noruega Ane Brun.

Con motivo del 35° aniversario del lanzamiento de Forever Young, su celebrado álbum debut que contenía precisamente “Big in Japan”, en 2019 vio la luz una edición remasterizada del mismo. Sin dudas, una razón de festejo para una banda que aún permanece en actividad con Marian Gold al frente y en compañía de nuevos integrantes.