U.S. markets open in 9 hours 18 minutes
  • F S&P 500

    3,974.00
    +8.25 (+0.21%)
     
  • F Dow Jones

    33,850.00
    +47.00 (+0.14%)
     
  • F Nasdaq

    11,679.00
    +33.50 (+0.29%)
     
  • RTY=F

    1,822.00
    +2.30 (+0.13%)
     
  • Petróleo

    71.97
    +0.51 (+0.71%)
     
  • Oro

    1,808.60
    +7.10 (+0.39%)
     
  • Plata

    23.49
    +0.24 (+1.05%)
     
  • dólar/euro

    1.0582
    +0.0022 (+0.21%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4910
    +0.0830 (+2.44%)
     
  • Volatilidad

    22.29
    -0.39 (-1.72%)
     
  • dólar/libra

    1.2273
    +0.0035 (+0.29%)
     
  • yen/dólar

    136.0580
    -0.5720 (-0.42%)
     
  • BTC-USD

    17,220.40
    +391.43 (+2.33%)
     
  • CMC Crypto 200

    406.21
    +11.52 (+2.92%)
     
  • FTSE 100

    7,472.17
    -17.02 (-0.23%)
     
  • Nikkei 225

    27,921.52
    +347.09 (+1.26%)
     

'Blonde' y la mentira sobre Marilyn Monroe y el hijo de Charlie Chaplin

“¿Pero esto pasó de verdad?” es la pregunta que imagino a los usuarios de Netflix haciéndose cada 15 minutos durante el visionado de Blonde. Y la respuesta más sencilla, al menos en la mayoría de secuencias impactantes, sería que no. Básicamente porque no existen pruebas que lo demuestren. Después de todo no podemos olvidar que la película protagonizada por Ana de Armas adapta la novela de Joyce Carol Oates, una obra de ficción que se inspira en eventos reales y rumores para imaginar las emociones de Norma Jean. La mujer detrás de la estrella, Marilyn Monroe. No es, para nada, un biopic, sino un trabajo de ficción que incluso añade elementos fantásticos para poder crear una narrativa de victimización, y así comprender a la mujer detrás del personaje.

Ana de Armas como Marilyn Monroe. Cr. Netflix © 2022
Ana de Armas como Marilyn Monroe. Cr. Netflix © 2022

Son muchos los momentos que van a generar búsquedas en Internet. No podemos olvidar que se trata de un rostro incrustado en la cultura popular desde que muchos de nosotros tenemos uso de razón, y será inevitable que el público quiera descubrir qué hay de cierto. Como si es verdad o no que habría sido abusada sexualmente en la oficina de un ejecutivo de Hollywood llamado ‘Z’ (como una aparente referencia al jefe de 20th Century Fox de aquel entonces, Darryl F. Zanuck) como muestra el primer acto de la película. No busquen mucho, la respuesta es que no existen pruebas de ello. O si se sometió a numerosos abortos o si de verdad vivió un trío amoroso con el hijo de Charlie Chaplin. Una de las exageraciones, mentiras o libertades creativas, como queramos llamarlo, que se toma el filme.

Desde el momento que Charlie ‘Cass’ Chaplin Jr. aparece en pantalla interpretado por Xavier Samuel la curiosidad está más que servida.Y si a eso le añadimos el trío amoroso, sexual y pasional que protagonizan con Edward ‘Eddy’ G. Robinson Jr. -el hijo de un actor de la era dorada de Hollywood- más todavía. Los tres forman un ménage à trois centrado en la unión de seres incomprendidos que viven bajo las sombras de sus padres o, en el caso de Norma, de su alter-ego Marilyn Monroe. Entre ellos se reconocen como los seres individuales que son, apoyándose en una historia de amor a tres que no escatima en deseo, pasión y contoneo sexual a través de secuencias que bailan entre lo explícito y lo artístico, para crear un baile donde el deseo físico y la necesidad emocional van al unísono.

Xavier Samuel como Cass Chaplin, Ana de Armas como Marilyn Monroe y Evan Williams como Eddy G. Robinson Jr.. Cr. Matt Kennedy / Netflix © 2022
Xavier Samuel como Cass Chaplin, Ana de Armas como Marilyn Monroe y Evan Williams como Eddy G. Robinson Jr.. Cr. Matt Kennedy / Netflix © 2022

Pues bien. Este trío nunca pasó. O no existe prueba de ello. En la película llevan la dosis de ficción hasta el punto de mostrar a los tres -que se hacen llamar ‘los Geminis’- tocándose y llevando a Marilyn hasta el orgasmo en una sala de cine, mientras se ve a sí misma en pantalla y con público en butacas cercanas. Como si vivieran en su propia burbuja, lejos del qué dirán. Pero la fama de la actriz comienza a crecer y las habladurías toman el protagonismo, forzando a su agente a pedirle que termine la relación para evitar mala prensa. Y entonces tiene lugar un supuesto embarazo que acaba en aborto cuando Marilyn decide dar prioridad a su carrera, llevando al fin del triángulo.

Durante todo este arco narrativo se palpa la predilección de Marilyn sobre Charlie Chaplin Jr. y viceversa, comprendiéndose y compartiendo complicidad de pareja. Sin embargo, no existe evidencia alguna de que Marilyn Monroe se haya sometido a un aborto, sino que tuvo tres embarazos publicitados durante su matrimonio con Arthur Miller entre 1956 y 1961. Dos terminaron en pérdidas o abortos espontáneos y uno fue un embarazo ectópico que acabó rompiéndole el corazón.

Y tampoco existe prueba de que un trío amoroso acechara su reputación mediática, sino que el rumor que circulaba por entonces era que había algún tipo de relación amorosa con el hijo mayor de Charlie Chaplin. Es más, durante un tiempo existió un rumor que decía que la historia había terminado cuando Charlie la encontró en la cama con su hermano Sydney. Aunque es imposible saber cuánto hay de cierto en esto.

Lo que sí sabemos es que Charlie Chaplin Jr. confirmó que existió una breve relación en su biografía publicada en 1960, mientras Anthony Summers la confirmaba también en su libro Goddess: the secret lives of Marilyn Monroe, diciendo que Cass había invitado a la estrella a conocer a su familia en un almuerzo de 1947.

El mismo libro asegura que la actriz habría conocido a Eddy a través del propio Cass y que ambos tuvieron un amorío a continuación, pero después de que la relación con el hijo de Chaplin terminara. Además, añade que la pasión que tenía con Robinson se agotó muy rápido y enseguida pasaron a la amistad. Es decir, nada de supuesto triángulo. Y a diferencia de lo que muestra la película, Marilyn no sobrevivió a Cass, sino que fue al revés. El actor falleció en 1968, seis años después de la muerte de Marilyn, por un embolismo pulmonar a los 42 años.

Como en gran parte de la narrativa de Blonde, los aires de ficción tienen un propósito puntual. Y, en mi opinión, en este caso es crear un arco dramático que habla del despertar sexual de Norma Jean, aprendiendo a diferenciarse entre ella misma y Marilyn Monroe a través de un trío que la celebra por sus dos caras. En resumen, no se trata de una película que “se invente” cosas porque sí, sino de una adaptación fiel a la novela que mantiene el propósito original. Que no es contar la vida de la estrella, sino hacer un retrato del trauma bajo la luz de la fama como una Norma Jean incomprendida y acechada por el poder masculino que le rodeaba.

Más historias que te pueden interesar: