U.S. Markets close in 48 mins

BMW establece dos récords mundiales Guinness de drift a la vez

Daniel Matus
bmw m5 record guinness drift 1

Se sabe que los BMW son ideales para hacer drift, gracias a su lealtad a la tradición de las ruedas traseras. Y para mantener intacta esta reputación, BMW y su codiciada M Performance Division acaban de establecer no uno, sino dos nuevos Récords Guinness con el último sedán BMW M5 2018.

El 11 de diciembre de 2017, un sedán BMW M5 nuevo saltó a la pista con el instructor de conducción Johan Schwartz al volante. Schwartz llevó en drifting el M4 alrededor de la pista del Performance Center de BMW en Greer, Carolina del Sur, estableciendo un récord de “Llevar en Drift un vehículo por una mayor distancia”, derrapando por un total de 232.5 millas durante ocho horas. Schwartz no solo estableció su récord de 232.5 millas, sino que también rompió su intento anterior de registro por 143 millas.

Pero la cosa sigue.

Durante el mismo intento, BMW también estableció el primer récord de “Drift más largo de un vehículo acompañante”, ya que la empresa puso un segundo vehículo a derrapar junto con el vehículo del principal. Así, un segundo automóvil (un F10 M5 de generación anterior) pilotado por Instructor principal de BMW Performance Center, Matt Mullins, se desplazó haciendo drift junto al carro principal por un total de 49.25 millas en el transcurso de una hora.

Y, para asegurarse de que el carro principal siguiera funcionando, el segundo automóvil también actuó como suministrador móvil, reabasteciéndolo de combustible durante su recorrido en drifting.

Sí, leíste bien: reabastecieron de combustible al automóvil principal con el segundo automóvil, todo mientras ambos hacían drift alrededor de la pista. Esto lo lograron al equipar el primer automóvil con un sistema de “combustible de ruptura en seco”, derivado de los aviones de combate, una configuración completamente personalizada, única y exclusiva para este intento. El auto de suministro llenó el tanque del primer M5 un total de cinco veces durante su deriva de ocho horas.

“Sabíamos que, si intentábamos el récord mundial de drift más largo de la historia, tendríamos que encontrar la forma de mantener el M5 en marcha sin detenernos a repostar”, dijo Schwartz. “Al final, el sistema de reabastecimiento de combustible funcionó perfectamente, y el M5 se comportó como se esperaba. Fue una gran victoria para todos”.