U.S. markets open in 1 hour 49 minutes
  • F S&P 500

    4,081.75
    +0.50 (+0.01%)
     
  • F Dow Jones

    34,563.00
    -36.00 (-0.10%)
     
  • F Nasdaq

    12,033.50
    -8.75 (-0.07%)
     
  • RTY=F

    1,893.00
    +5.50 (+0.29%)
     
  • Petróleo

    81.75
    +1.20 (+1.49%)
     
  • Oro

    1,798.00
    +38.10 (+2.16%)
     
  • Plata

    22.38
    +0.59 (+2.73%)
     
  • dólar/euro

    1.0456
    +0.0048 (+0.46%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7030
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    20.85
    -1.04 (-4.75%)
     
  • dólar/libra

    1.2196
    +0.0134 (+1.11%)
     
  • yen/dólar

    136.1150
    -1.9650 (-1.42%)
     
  • BTC-USD

    17,128.20
    +260.69 (+1.55%)
     
  • CMC Crypto 200

    406.14
    +5.44 (+1.36%)
     
  • FTSE 100

    7,574.34
    +1.29 (+0.02%)
     
  • Nikkei 225

    28,226.08
    +257.09 (+0.92%)
     

El BMW 'M' eléctrico está listo para las pistas mundiales

El mundo del automovilismo ha sido una parte intrínseca de la industria automotriz. Y desde 1923 hay una carrera en Francia que todos los fabricantes de automóviles importantes han intentado ganar: Las 24 horas de Le Mans. Esta carrera es un desafío incesante y agotador para poner a prueba los límites de los carros y los pilotos que están detrás del volante. Las carreras de resistencia, como se les conoce, requieren ingeniería y confiabilidad extremas.

Un coche a toda velocidad durante 24 horas sin parar es una prueba de alta resistencia. No muchos han llegado al podio en la larga historia del evento. BMW lo hizo una vez en 1999 con su prototipo BMW V12 LMR. Ahora el gigante alemán regresa a las pistas y quiere ganar.

Para celebrar el 50.º aniversario de su gama “M” y prepararse para un podio, BMW lanzó un nuevo automóvil de competencia, el "M" Hybrid V8 GTP, que competirá en la serie IMSA. Estos eventos de IMSA incluyen las 24 horas de Daytona, las 12 horas de Sebring y el Petit-Le Mans en Road Atlanta. Todas estas carreras están dentro de Estados Unidos.

BMW eligió el museo de automóviles Petersen para la presentación mundial y el conocido comentarista de automovilismo Leigh Diffey fue el presentador de esa noche histórica. "Los Ángeles es un mercado masivo para los autos “M”, ya que aquí se venden más de estos autos que en cualquier otro lugar. También es el mercado número uno para los autos eléctricos BMW", dijo Diffey. "Es un lugar que marca tendencias para el mercado automotriz y un lugar lógico para presentar el nuevo programa de BMW Hybrid V8".

El CEO de BMW “M”, Franciscus van Meel, continuó: "No es coincidencia que estemos aquí en California para presentar este automóvil porque este estado es líder mundial en electrificación y el mercado más grande para nuestros autos “M”. Estoy entusiasmado con el auto de carrera híbrido V8 porque es el vínculo a nuestro futuro. Tenemos muchos “M” eléctricos nuevos que llegarán el próximo año".

Tuve la oportunidad de hablar con John Doonan, presidente de la Asociación Internacional de Deportes de Motor (IMSA), quien dirige la organización fundada en 1971 y la cual organiza carreras de resistencia en el país. "Esta es una introducción importante para nuestra serie", me dijo. Los eventos de IMSA se conocen como la serie de carreras de los fabricantes de automóviles. Ganar un campeonato de resistencia ha sido parte de las estrategias de marketing de marcas como Ferrari, Ford, Porsche, Aston Martin, Toyota y Mazda.

El nuevo automóvil BMW correrá en la clase GTP (Gran Turismo Prototipo), considerada la más avanzada tecnológicamente en el automovilismo mundial. Esta categoría de autos de carreras especialmente diseñados como naves espaciales nació en la década de 1980, y fue un auto BMW M-1/C GTP de 1981 (basado en un chasis March) el que creó una revolución en el diseño de este tipo de bólidos.

El M-1 C corrió su primera competencia en las 6 horas de Riverside, a solo una hora al este del centro de Los Ángeles. El circuito ya no está, pero BMW trajo uno de estos carros para exhibirlo junto al nuevo Voiture de Course.

El automóvil incorpora un motor de 4 litros (código 66/3) basado en un motor V8 utilizado en la BMW 7 –Series de producción. Posee dos turbos, DOHC y sincronización de válvulas variable, junto con un sistema híbrido de asistencia al motor. BMW no reveló detalles sobre esto ya que se trata de un auto de carreras; después de todo, los detalles son muy reservados entre los competidores. La potencia debería rondar en los 640 a 680 HP con una aceleración de 0-60 en solo 2.5 segundos.

El diseño y los gráficos del automóvil son sorprendentes desde todos los ángulos. Y muchos pequeños detalles comienzan a crecer en ti después del período inicial de asombro. Los colores tradicionales de BMW y la “M” están ahí. Pero también una franja violeta para recordar a los pilotos que continúen acelerando para buscar la vuelta más rápida. La parte delantera del automóvil es llamativa y hasta amenazadora con un par de tomas de aire enormes y, de forma exagerada, con la típica forma de la parrilla BMW.

Los programas de competición de este nivel requieren un alto compromiso por parte del equipo de ingeniería de la empresa. Además, la inversión en estos programas internacionales de varios años requiere haya un alto retorno, lo que significa más ventas de automóviles. BMW está apostando con el programa de carreras Hybrid V8, para atraer a más entusiastas a la futura gama de autos eléctricos de la serie “M”. El auto parece ya un ganador, por lo que esperaremos ansiosamente su primera salida en enero de 2023.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.