U.S. markets open in 6 hours 24 minutes
  • F S&P 500

    3,639.75
    -21.25 (-0.58%)
     
  • F Dow Jones

    29,065.00
    -138.00 (-0.47%)
     
  • F Nasdaq

    11,235.25
    -98.50 (-0.87%)
     
  • RTY=F

    1,659.60
    -8.80 (-0.53%)
     
  • Petróleo

    77.45
    -1.05 (-1.34%)
     
  • Oro

    1,629.20
    -7.00 (-0.43%)
     
  • Plata

    18.00
    -0.34 (-1.84%)
     
  • dólar/euro

    0.9555
    -0.0043 (-0.45%)
     
  • Bono a 10 años

    3.9640
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    32.60
    +0.34 (+1.05%)
     
  • dólar/libra

    1.0673
    -0.0057 (-0.54%)
     
  • yen/dólar

    144.7630
    -0.0280 (-0.02%)
     
  • BTC-USD

    18,729.57
    -1,471.44 (-7.28%)
     
  • CMC Crypto 200

    428.49
    -30.65 (-6.67%)
     
  • FTSE 100

    6,984.59
    0.00 (0.00%)
     
  • Nikkei 225

    26,173.98
    -397.89 (-1.50%)
     

Boca: Carlos Zambrano y Darío Benedetto fueron sancionados por el club y no jugarán ante Rosario Central

·5  min de lectura
Darío Benedetto fue sancionado junto a Carlos Zambrano y no jugará ante Central
Darío Benedetto fue sancionado junto a Carlos Zambrano y no jugará ante Central

Boca sancionó a Darío Benedetto y Carlos Zambrano, y ambos quedaron marginados de la lista de convocados para el partido de este miércoles ante Rosario Central, programado para las 21.30 en la Bombonera. Las versiones, que desde ayer por la tarde el Consejo de Fútbol dejó trascender en off, se confirmaron este martes cuando el club lo hizo oficial: dos fechas marginados. También habría multas económicas a ambos profesionales, aunque eso no fue precisado.

De modo escueto, el club informó la sanción a través de un comunicado: “El Club Atlético Boca Juniors, luego de los hechos sucedidos el pasado domingo, informa que los jugadores Darío Benedetto y Carlos Zambrano no serán parte del plantel del primer equipo en los siguientes dos partidos”.

La decisión es una consecuencia de lo ocurrido el domingo por la noche durante el partido ante Racing, en Avellaneda. Según pudo reconstruir LA NACIÓN, cuando el plantel se iba al descanso, se escuchó la voz del Pipa retando a sus compañeros ante la vista de todos: “Si nosotros estamos mirando la pelota cuando tiran los centros, nos van a hacer el gol boludo. ¡Tomen marcas!”.

Las secuelas de la pelea entre Benedetto y Zambrano en Avellaneda
Las secuelas de la pelea entre Benedetto y Zambrano en Avellaneda

Eso derivó en la reacción de Zambrano, que le pidió más participación al delantero. Tras ese ida y vuelta dialéctico pasaron a la acción, con empujones y golpes de puño entre ambos.

Los hechos se dieron en la manga que lleva a los futbolistas visitantes a su respectivo vestuario, un instante después de que finalizara el primer tiempo ante Racing, en el que Boca fue superado ampliamente desde el juego, y de manera milagrosa, gracias a Agustín Rossi, pudo terminar 0 a 0.

Fue tan intensa la pelea que ambos jugadores debieron ser separados por sus propios compañeros y por los agentes de seguridad ubicados en ese sector. Ya en el vestuario, los dos futbolistas les pidieron disculpas al plantel y al cuerpo técnico y todos intentaron enfocarse en lo que faltaba: 45 minutos en los cuales tratarían de revertir otra pobrísima actuación como visitantes.

En cualquier otro contexto, Zambrano y Benedetto podrían haber sido reemplazados. Incluso, podría haber sido aconsejable que eso ocurriera. Sin embargo, el trinomio técnico que lidera Hugo Ibarra no lo consideró así y los mandó a la cancha nuevamente.

Entonces, los signos de la pelea quedaron en evidencia. Los rumores que ya habían sobrevolado el cielo en el estadio de Racing se confirmaron apenas la TV enfocó el rostro del peruano (fuerte moretón en el pómulo izquierdo) y el del Pipa (marcas en su cuello y en su oreja izquierda, y algo de sangre en su boca).

Ibarra, cara visible del trinomio técnico, se refirió el hacho tras el 0 a 0. Ante la consulta periodística, reconoció: “Sé que hubo una discusión en el entretiempo y nada más. Voy a averiguar qué pasó. No tengo la menor idea por qué motivo fue”. Luego, minimizó todo: “Siempre hubo discusiones en los planteles. Es parte del fútbol. Para mejorar tiene que haber discusiones”.

Ayer al mediodía se supo que Juan Román Riquelme observó el partido desde su domicilio, y después de cenar se subió a su camioneta y viajó directamente al hotel en donde concentra el plantel, para llamarles la atención por la pelea. “Le faltaron el respeto al escudo. Si están buscando que los puteen, lo van a encontrar. Si quieren odiarse de lunes a sábado, perfecto. Pero los domingos, hermanos”, les dijo el actual vicepresidente segundo a los jugadores, según reconstruyó radio La Red.

El plantel se entrenará desde las 16 en Casa Amarilla, en donde el trinomio técnico, compuesto por Hugo Ibarra, Roberto Pompei y Leandro Gracián, llevarán adelante una práctica de fútbol de la cual se desprenderá la conformación de los 11 titulares.

En relación a Exequiel Zeballos, que se recupera satisfactoriamente y tendrá al menos 4 meses de inactividad, Boca tiene margen hasta el jueves para hacer ante la AFA el pedido formal para incorporar a un futbolista en reemplazo del Changuito, aunque sería extraño que eso suceda.

Los antecedentes

No es la primera vez que los jugadores se pierden un partido por un acto de indisciplina. En diciembre pasado, el peruano recibió un fuerte reto de parte del entonces técnico Sebastián Battaglia, luego de llegar, junto a Sebastián Villa y Edwin Cardona, “en condiciones físicas no aceptables para un futbolista profesional”. Aunque igual integró el banco de suplentes del partido de esa noche ante Newell´s.

El Pipa, en cambio, se ausentó sin aviso a una práctica de Boca realizada en junio. Su excusa, y la de Marcos Rojo, no conformaron al entonces DT Sebastián Battaglia, a quien no le tembló el pulso para sancionarlos y excluirlos del partido que Boca jugó tres días más tarde con Ferro, por la Copa Argentina.

Según pudo averiguar LA NACION, en su momento, Pipa había formado parte de los festejos de cumpleaños que había hecho el día anterior Iván Marcone, con quien fue compañero en Elche.