U.S. Markets closed

Los BRICS defienden el multilateralismo, en contraposición a EEUU

Allison JACKSON, Jordi MIRO
1 / 2

Los presidentes de China, Xi Jinping (I); Rusia, Vladimir Putin (2do I); Brasil, Jair Bolsonaro (C); el primer ministro de India, Narendra Modi (2do D); y el mandatario de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, en la reunión de los BRICS en Brasilia, el 14 de noviembre de 2019

Los presidentes de China, Xi Jinping (I); Rusia, Vladimir Putin (2do I); Brasil, Jair Bolsonaro (C); el primer ministro de India, Narendra Modi (2do D); y el mandatario de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, en la reunión de los BRICS en Brasilia, el 14 de noviembre de 2019 (POOL/AFP | Pavel Golovkin)

Los mandatarios de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) urgieron este jueves en Brasilia a superar los "desafíos significativos" que enfrenta el multilateralismo y a evitar medidas "proteccionistas", en referencias implícitas a la política comercial del presidente estadounidense, Donald Trump.

"Es esencial que todos los miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) eviten medidas unilaterales y proteccionistas", afirmó la declaración final del bloque, en plena guerra comercial entre Estados Unidos y China, el socio de más peso de los BRICS.

El jueves por la mañana, el presidente chino Xi Jinping resaltó la necesidad de luchar contra "el proteccionismo" y el "unilateralismo", en alusión a las subidas de aranceles impuestas en los últimos meses por Trump a los productos chinos.

Los BRICS están "a favor de los mercados abiertos, contra todo proteccionismo y juegan un papel estabilizador", afirmó el presidente ruso Vladimir Putin, en una rueda de prensa.

"A medida que la situación cambie en el mundo, el papel y la importancia de los BRICS van a reforzarse sin duda", agregó.

Los mandatarios, reunidos durante dos días en Brasilia, abogaron por "reforzar y reformar" el sistema multilateral, con instituciones como la ONU, la OMC y el FMI "más inclusivas", y se comprometieron a "implementar el Acuerdo de París" sobre el clima.

El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, destacó que "el progreso económico y social de los BRICS" dependen de un apoyo sostenido de sus países a la "emancipación de las mujeres en todos los ámbitos de la sociedad".

- Nada que decir sobre Venezuela -

La declaración final no hace mención alguna de la situación en Venezuela, un tema que divide a sus miembros.

Pekín y Moscú apoyan al presidente Nicolás Maduro, en tanto que Brasil figura, junto a Estados Unidos, entre la cincuentena de países que reconocen al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado del país caribeño.

El miércoles, en el marco de la primera jornada de los BRICS, partidarios de Guaidó ocuparon durante alrededor de 14 horas parte de la embajada de Venezuela en Brasilia, en manos del gobierno de Maduro.

Al final de la tarde, tras negociaciones con un delegado de la cancillería brasileña, los partidarios de Guaidó abandonaron la legación por la puerta trasera.

Una situación incómoda para Bolsonaro, quien pese a reconocer a Guaidó no ha expulsado a la representación diplomática de Maduro.

Otro tema sin abordar fue el de la situación de Bolivia tras la renuncia del presidente izquierdista Evo Morales.

El gobierno ruso reconoció a Jeanine Áñez como presidenta en funciones hasta que se elija un nuevo presidente, aunque no considera como "proceso legítimo" la salida del poder de Morales.

- Bolsonaro, un nuevo pragmatismo -

En la cumbre de Brasilia, Bolsonaro reveló cierto pragmatismo, al negarse a tomar partido en la guerra comercial entre China, su mayor socio comercial, y el Estados Unidos de Donald Trump, principal aliado internacional del mandatario de ultraderecha.

"No voy a entrar en esta guerra comercial", afirmó a la salida de su residencia oficial en Brasilia. "Queremos lo mejor para nuestro pueblo a través de este tipo de relación", agregó.

El miércoles, afirmó que China es "cada vez más parte del futuro de Brasil" y se comprometió a "aumentar y diversificar" las relaciones comerciales con Pekín.

E incluso el ministro de Economía, Paulo Guedes, afirmó que ambos gobiernos están hablando "sobre la posibilidad de un área de libre comercio".

Durante la campaña electoral del año pasado, Bolsonaro llegó a acusar a China de querer "comprar Brasil", lo que le valió presiones de los sectores agroganaderos y mineros, que precisan mantener una buena relación con Pekín.

- La batalla por el 5G -

Xi auguró por su lado "un futuro prometedor" para las relaciones comerciales entre China y Brasil.

Pero esta luna de miel tendrá su prueba más dura el año que viene, con la selección crucial del operador de la red 5G en Brasil.

Si Brasil elige a la empresa Huawei, será una afrenta para la administración Trump, que está haciendo campaña en todo el mundo con sus aliados para que lo imiten impidiendo que el gigante chino participe en la implantación de esta tecnología móvil de alta velocidad.