U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,152.10
    -36.33 (-0.87%)
     
  • Dow Jones

    34,269.16
    -473.66 (-1.36%)
     
  • Nasdaq

    13,389.43
    -12.43 (-0.09%)
     
  • Russell 2000

    2,206.99
    -5.71 (-0.26%)
     
  • Petróleo

    65.40
    +0.12 (+0.18%)
     
  • Oro

    1,837.20
    +1.10 (+0.06%)
     
  • Plata

    27.71
    +0.04 (+0.16%)
     
  • dólar/euro

    1.2149
    -0.0003 (-0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    1.6240
    +0.0220 (+1.37%)
     
  • dólar/libra

    1.4138
    -0.0006 (-0.04%)
     
  • yen/dólar

    108.6560
    +0.0360 (+0.03%)
     
  • BTC-USD

    56,445.59
    +594.23 (+1.06%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,513.93
    +1,271.26 (+523.84%)
     
  • FTSE 100

    6,947.99
    -175.69 (-2.47%)
     
  • Nikkei 225

    28,608.59
    -909.71 (-3.08%)
     

La CE sugiere arbitrajes y cortes nacionales para dirimir sobre la Superliga

Agencia EFE
·3  min de lectura

Bruselas, 19 abr (EFE).- La Comisión Europea (CE), que este lunes cargó abiertamente en contra de una Superliga de fútbol europeo por cuestión de "valores", evitó pronunciarse sobre posibles problemas en materia de competencia y sugirió que los asuntos de gobernanza suelen dirimirse en cortes de arbitraje y tribunales nacionales.

"Las disputas relativas a la gobernanza en el deporte generalmente se resuelven mejor en las cortes de arbitraje y en los tribunales nacionales", declaró en rueda de prensa la portavoz de la Comisión Europea en materia deportiva, Sonya Gospodinova.

Antes, el vicepresidente de la Comisión para el Estilo de Vida Europeo, el griego Margaritis Schinas, se había posicionado en contra de la creación de esa competición anunciada por Real Madrid, Barcelona, Atlético, Milán, Arsenal, Chelsea, Inter, Juve, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham.

"Debemos defender un modelo europeo de deporte basado en valores, basado en la diversidad y la inclusión. No hay margen para reservarlo para los pocos clubes ricos y poderosos que quieren estrechar lazos con todo lo que representan las asociaciones", señaló Schinas en Twitter.

En la rueda de prensa diaria de la institución, los portavoces de la Comisión Europea, que dijeron haber seguido la noticia de la creación de esa competición a través de la prensa, insistieron en ese mismo enfoque, ampliándolo no sólo a la Superliga "en particular" sino al deporte en general.

"El deporte, incluyendo el fútbol, es parte del tejido de la sociedad. La Comisión defiende un modelo europeo de deportes que es único en diferentes cosas. Los primeros principios de este modelo son la autonomía, la apertura, la autonomía, solidaridad e la interdependencia de las organizaciones internacionales y las federaciones", señaló la portavoz comunitaria.

Gospodinova agregó que "la buena gobernanza, basada en una transparencia claramente definida y reglas no discriminatorias es una condición para la autonomía y la autorregulación de las organizaciones deportivas.

"Estas tradiciones y cómo la gente se vincula con el deporte, a todos los niveles, tienen que mantenerse y son parte del ADN europeo", dijo la portavoz, que invitó "a todas las partes a tener en cuenta estos principios cuando evalúen el impacto potencial de esa propuesta".

Sin embargo, la portavoz comunitaria alejó a la CE de una intervención que vaya más allá de lo político y subrayó que "las disputas relacionadas con la gobernanza en el deporte se suelen resolver mejor en cortes de arbitraje y en los tribunales nacionales".

La Comisión Europea tampoco quiso entrar en detalle en posibles problemas que la Superliga pueda plantear hipotéticamente en materia de competencia, que depende de Bruselas.

"En este estadio, en ausencia de información detallada, no podemos comentar la propuesta como tal", declaró en rueda de prensa la portavoz de Competencia de la Comisión, Arianna Podesta, quien reiteró que habitualmente los asuntos de gobernanza se resuelven vía arbitrajes o tribunales nacionales.

El portavoz jefe de la Institución, Eric Mamer, quiso trazar una línea divisoria entre dos cuestiones que intervienen en la polémica de esa competición anunciada por doce clubes de España, Italia y Reino Unido, a la que se opone la UEFA, las federaciones nacionales y ligas de los países implicados y de otros Estados miembros como Alemania.

"Una cosa es la política deportiva, un área en la que la Comisión puede hacer un cierto número cosas, y otra cosa es la reacción en términos de leyes de competencia a un proyecto muy específico, y hay que distinguir claramente entre las dos", precisó Mamer.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, también se posicionó en contra de la creación de la Superliga a través de un mensaje en las redes sociales.

"Tenemos que defender el modelo europeo de deporte. Estoy en contra de que el fútbol se convierta en el dominio exclusivo de unos pocos ricos, el deporte debe ser para todos", publicó Sassoli en Twitter.

(c) Agencia EFE