U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,841.94
    +73.47 (+1.95%)
     
  • Dow Jones

    31,496.30
    +572.16 (+1.85%)
     
  • Nasdaq

    12,920.15
    +196.68 (+1.55%)
     
  • Russell 2000

    2,192.21
    +45.29 (+2.11%)
     
  • Petróleo

    66.28
    +2.45 (+3.84%)
     
  • Oro

    1,698.20
    -2.50 (-0.15%)
     
  • Plata

    25.30
    -0.17 (-0.65%)
     
  • dólar/euro

    1.1916
    -0.0063 (-0.52%)
     
  • Bono a 10 años

    1.5540
    +0.0040 (+0.26%)
     
  • dólar/libra

    1.3834
    -0.0060 (-0.43%)
     
  • yen/dólar

    108.3600
    +0.3840 (+0.36%)
     
  • BTC-USD

    49,596.02
    +815.16 (+1.67%)
     
  • CMC Crypto 200

    982.93
    +39.75 (+4.21%)
     
  • FTSE 100

    6,630.52
    -20.36 (-0.31%)
     
  • Nikkei 225

    28,864.32
    -65.78 (-0.23%)
     

Así sufro la brutal censura de China en Internet: en primera persona

J.F. Moreno
Navegar por Internet en China se podría considerar una quimera. Foto: Getty Images.
Navegar por Internet en China se podría considerar una quimera. Foto: Getty Images.

El Internet en China es lo mismo, pero no es igual. Desde hace tres años en este país he tenido que aprender a saltarme el Gran Cortafuegos que existe para cosas tan simples como enviar un mensaje a mi familia en WhatsApp. Y en fechas “sensibles” es imposible, te conectas a la gran intranet china pero no al Internet mundial.

La gran mayoría de los extranjeros que vivimos en China y queremos preguntarle a Google sobre cualquier tema debemos pagar por una aplicación extra llamada Red Privada Virtual, o VPN por sus siglas en inglés, la cual esta prohibida en China pero sin la cual es imposible revisar Facebook, Gmail, Twitter y muchas más.

Las VPN han sido víctimas de la furia del Partido Comunista de China (PCCh), que a menudo emite nuevas resoluciones para combatirlas e incluso obligó a Apple a retirar de su tienda de aplicaciones en China a cientos de empresas que ofrecían este tipo de servicios.

Aún funcionan varias pero la censura y el control se ha recrudecido de tal manera que es necesario actualizar la versión de la VPN cada vez más a menudo para poder burlar el cortafuegos chino y subir algunas fotos a Instagram.

Y claro, existe la versión china en idioma chino de todas estas aplicaciones, pero la inmensa mayoría de mis familiares y amigos no las usan. Son aplicaciones chinas para chinos.

En la intranet china sin conexión con Internet

La última gran crisis digital en China la experimenté los primeros días de junio, los días previos y posteriores al aniversario número 30 de la represión de Tiananmén, en la que los militares mataron a cientos de estudiantes que pedían reformas democráticas.

Me encontré la primera señal de que la actividad de los robots censores en China se había disparado al intentar buscar información básica en Wikipedia. La Administración del Ciberespacio, la máxima autoridad en China sobre lo que se publica en línea, bloqueó totalmente a finales de mayo el acceso a los registros en todos los idiomas.

Algunos de los videos graciosos que compartimos con los compañeros de trabajo en un grupo virtual de WeChat, la todopoderosa aplicación omnipresente en China, también fueron eliminados.

Pasajeros del metro de Pekín navegan en "Internet" con sus smartphones. Foto: de Zhang Peng / LightRocket a través de Getty Images.
Pasajeros del metro de Pekín navegan en "Internet" con sus smartphones. Foto: de Zhang Peng / LightRocket a través de Getty Images.

Varios sitios chinos populares de transmisión de video suspendieron sus comentarios en vivo e incluso sus transmisiones en “stream” hasta después del 4 de junio, aparentemente por estar en un proceso de "actualización del sistema".

Renombrados medios internacionales que tenían acceso restringido hasta días antes de la crucial fecha también fueron bloqueados en medio de la ofensiva de las autoridades por el aniversario de la masacre de Tiananmén, el 4 de junio.

Los hechos ocurridos el 4 de junio de 1989 son desconocidos por casi todos los chinos, el PCCh ha borrado de la historia de China ese suceso y cuando se acerca la fecha los censores trabajan doble para impedir que se filtren imágenes o textos.

Eso ha llevado a que algunos activistas chinos decididos a recordar el evento redoblen sus esfuerzos para eludir la censura en Internet, y para ello usan memes y códigos de arte en un juego de gato y el ratón con el ejército de censores de información en China.

Muchos aseguran que para los chinos no es un gran problema porque “no se extraña lo que no se conoce”, pero la censura de hierro toca la puerta de todos y la sufren algunos movimientos como el #MeToo que en China ha sido censurado y algunas de sus principales activistas han tenido que abandonar el país después de denunciar el acoso por parte de hombres de negocios y personalidades.

El Partido Comunista chino tiene una auténtica obsesión por controlar todo lo que ven los ciudadanos en la red. Foto: Getty Images.
El Partido Comunista chino tiene una auténtica obsesión por controlar todo lo que ven los ciudadanos en la red. Foto: Getty Images.

No solo se bloquea el acceso a material político, el gobierno con puño de hierro de Xi Jinping tiene en su mira a cualquier publicación que atente contra “la moral pública“ impuesta por el Partido Comunista.

Están prohibidas imágenes que muestren abuso de alcohol o apuestas, material que muestre una vida lujosa o que se ridiculice a los líderes o dirigentes del partido, el ejército y la policía.

Tampoco se pueden hacer publicaciones que promuevan la prostitución, “valores maritales malsanos”, como el intercambio de parejas, el sexo ocasional o la “liberación sexual”.

Las tres “T”

Los principales asuntos que Pekín considera tabú son relacionados con temas políticos sensibles para China y el Partido Comunista: Tiananmén, Taiwán y Tíbet.

Taiwán es considerada una provincia rebelde que hace parte del territorio “inalienable” de China y el Tíbet es una región autónoma china que ha buscado su independencia desde que el Ejército Popular de Liberación de China “liberó” a esa región en 1950 y la anexionó como parte de su territorio.

A la lista se ha sumado recientemente todo lo relacionado con la región autónoma de Xinjiang, hogar de la minoría de religión musulmana uigur, objeto de una fuerte represión que ha sido documentada por organismos de derechos humanos y la prensa internacional.

Un creciente número de académicos chinos también ha visto mermada su capacidad de investigación debido a la censura. Un gran número de importantes magazines especializados y centros de estudios como Cambridge University Press han recibido solicitudes para eliminar de sus archivos investigaciones con temas “sensibles” so pena de ser censurados completamente.

Al final buena parte de los chinos y los extranjeros que necesitamos conectarnos con el mundo digital exterior buscamos alternativas que en la mayoría de los casos involucran pagar dinero extra para saltar la Gran Muralla Digital.

Artículos relacionados que te pueden interesar: