Anuncios
U.S. markets close in 5 hours 41 minutes
  • S&P 500

    5,578.98
    +14.57 (+0.26%)
     
  • Dow Jones

    40,478.12
    +62.68 (+0.16%)
     
  • Nasdaq

    18,074.08
    +66.51 (+0.37%)
     
  • Russell 2000

    2,226.60
    +5.95 (+0.27%)
     
  • Petróleo

    79.95
    +0.17 (+0.21%)
     
  • Oro

    2,405.10
    +10.40 (+0.43%)
     
  • Plata

    29.25
    -0.07 (-0.23%)
     
  • dólar/euro

    1.0855
    -0.0038 (-0.35%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2330
    -0.0270 (-0.63%)
     
  • dólar/libra

    1.2915
    -0.0019 (-0.14%)
     
  • yen/dólar

    156.1160
    -0.8100 (-0.52%)
     
  • Bitcoin USD

    66,538.68
    -605.73 (-0.90%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,364.26
    -21.00 (-1.52%)
     
  • FTSE 100

    8,156.77
    -42.01 (-0.51%)
     
  • Nikkei 225

    39,594.39
    -4.61 (-0.01%)
     

La Cámara de Representantes de EEUU se dispone a votar la suspensión del techo de deuda

El Comité de Normas de la Cámara de Representantes de EEUU celebra una audiencia sobre el techo de deuda de Estados Unidos en el Capitolio de Washington

WASHINGTON (Reuters) - La legislación negociada por el presidente Joe Biden y el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, para elevar el techo de la deuda estadounidense de 31,4 billones de dólares y lograr nuevos recortes del gasto federal superó un importante obstáculo a última hora del martes, pasando al pleno de la Cámara de Representantes para su debate y votación, que se espera tenga lugar el miércoles.

La Comisión de Normas de la Cámara de Representantes votó por 7 a 6 a favor de aprobar las normas que permiten el debate en el pleno. Dos republicanos de la comisión, los representantes Chip Roy y Ralph Norman, se opusieron al proyecto de ley.

La votación subrayó la necesidad de que los demócratas colaboren en la aprobación de la medida en la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos con una estrecha mayoría de 222-213.

La aprobación en la Cámara enviaría el proyecto al Senado. La medida necesita la aprobación del Congreso antes del 5 de junio, fecha en la que el Departamento del Tesoro podría quedarse sin fondos para pagar sus deudas por primera vez en la historia de Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Si el Departamento del Tesoro no pudiera cubrir todos sus pagos, o si se viera obligado a priorizar los pagos, podría desencadenarse un caos económico en la economía estadounidense y mundial.

Biden y McCarthy han pronosticado que conseguirán los votos suficientes para convertir en ley el proyecto de 99 páginas antes de la fecha límite del 5 de junio.

El martes, la Oficina Presupuestaria del Congreso, un organismo no partidista, señaló que la ley reduciría el gasto en 1,5 billones de dólares en 10 años a partir de 2024.

La Oficina Presupuestaria del Congreso también señaló que la medida, de convertirse en ley, reduciría los intereses de la deuda pública en 188.000 millones de dólares.

McCarthy calificó el proyecto de ley como "el acuerdo más conservador que hemos alcanzado nunca".

Sin embargo, algunos de los republicanos más conservadores de la Cámara, que buscaban reducciones de gasto mucho más profundas, no quedaron convencidos y no está claro cuántos demócratas necesitará McCarthy para ganar la votación del miércoles sobre la aprobación.

Los cuatro demócratas de la Comisión de Reglamento votaron en contra del proyecto, como suelen hacer con las leyes impulsadas por los republicanos. No está claro si eso podría influir en otros demócratas para hacer lo mismo el miércoles, incluso cuando el líder demócrata Hakeem Jeffries dijo que su partido proporcionaría el apoyo que McCarthy necesita.

Muchos demócratas en el Congreso no querían que Biden entablara negociaciones sobre recortes presupuestarios con los republicanos hasta que éstos levantaran su bloqueo a la promulgación de un proyecto de ley sobre el límite de la deuda.

BATALLA EN EL SENADO

La directora de Presupuesto de la Casa Blanca, Shalanda Young, que fue una de las principales negociadoras de Biden, instó al Congreso a aprobar el proyecto de ley.

"Quiero ser clara: este acuerdo representa un acuerdo de consenso, lo que significa que nadie obtiene todo lo que quiere y que se han tenido que tomar decisiones difíciles", declaró Young en una rueda de prensa.

La votación en el Senado podría alargarse hasta el fin de semana si los miembros de dicha cámara tratan de ralentizar su aprobación.

Al menos un senador, el republicano Mike Lee, ha dicho que podría intentarlo, y otros republicanos también han expresado su malestar con algunos aspectos del acuerdo.

El proyecto de ley suspendería el límite de la deuda estadounidense hasta el 1 de enero de 2025, lo que permitiría a Biden y a los legisladores dejar de lado esta cuestión políticamente arriesgada hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre de 2024.

También limitaría parte del gasto público durante los próximos dos años, aceleraría el proceso de concesión de permisos para algunos proyectos energéticos, recuperaría los fondos COVID-19 no utilizados e introduciría requisitos de trabajo para los programas de ayuda alimentaria destinados a algunos estadounidenses pobres.

Otra victoria para los republicanos sería la reducción de la financiación de la Agencia Tributaria, aunque la Casa Blanca afirma que ello no debería menoscabar la aplicación de las leyes fiscales.

Biden también puede apuntarse logros. El acuerdo deja prácticamente intactas sus leyes de infraestructuras y energía verde, y los recortes del gasto y los requisitos laborales son mucho menores de lo que pretendían los republicanos.

Los republicanos han argumentado que son necesarios fuertes recortes del gasto para frenar el crecimiento de la deuda nacional, que con 31,4 billones de dólares equivale aproximadamente a la producción anual de la economía.

Según las previsiones del Gobierno, el pago de los intereses de la deuda absorberá una parte cada vez mayor del presupuesto a medida que el envejecimiento de la población aumente los costes sanitarios y de jubilación. El acuerdo no haría nada para frenar el rápido crecimiento de estos programas.

La mayor parte del ahorro se obtendría limitando el gasto en programas nacionales como vivienda, educación, investigación científica y otras formas de gasto "discrecional". El gasto militar podría aumentar en los próximos dos años.

El estancamiento del techo de la deuda llevó a las agencias de calificación a advertir de que podrían rebajar la calificación de la deuda estadounidense, que sostiene el sistema financiero mundial.

De momento, los mercados han reaccionado positivamente al acuerdo.

(Reporte de Moira Warburton y Kanishka Singh; editado en español por Tomás Cobos)