U.S. markets open in 2 hours 50 minutes

La campaña republicana de Trump gasta más de 1 millón en sus propios negocios

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump habla durante un mitin de campaña en Las Vegas, el 21 de febrero de 2020. (Foto AP / Patrick Semansky, Archivo)

La campaña de Trump 2020 ha estado recaudando fondos desde que el presidente asumió el cargo en enero de 2017. Desde ese momento, su campaña ha gastado mucho dinero en las propiedades y negocios de Trump. Según los datos de la Comisión Federal de Elecciones, la campaña de Trump, el comité de recaudación de fondos Trump Victory y el Comité Nacional Republicano han gastado aproximadamente 1,3 millones de dólares en hoteles, campos de golf y otras propiedades de Trump.

Hay que puntualizar que ninguno de esos gastos se puede catalogar como ilegal según las leyes federales de financiamiento de campañas, indicó la experta en leyes de financiamiento de campañas y profesora de Derecho de la Stetson University, Ciara Torres-Spelliscy.

“El Comité Nacional Republicano es libre de gastar dinero en bienes y servicios de la Organización Trump, siempre que paguen tarifas de mercado justas”, explicó. Pero también se cuestionó: “¿podría representar un gran conflicto de intereses? Sí, podría”.

Los gastos de la campaña incluyen más de 75.000 dólares destinados a un alquiler en la Trump Tower en el mes de septiembre y más de 4.500 en consultoría legal e informática en julio. También se ha destinado dinero a viajes del hijo de Trump, Donald Jr., aunque Yahoo Finanzas no lo ha incluido en su recuento sobre el dinero gastado en los negocios de Trump.

La campaña de Trump gastó poco menos de 467.000 dólares en los negocios del presidente desde el 1 de enero del año pasado hasta finales de 2019.

Artículo relacionado:

Un hombre caminando hacia un carrito de golf en el Trump National Golf Club el 13 de agosto de 2018 en Bedminster, Nueva Jersey. (Foto de Brendan Smialowski/AFP) (Crédito de la foto: BRENDAN SMIALOWSKI/AFP vía Getty Images)

Trump Victory, el comité de recaudación de fondos de Trump, también ha gastado mucho en propiedades de Trump.

Los gastos del comité incluyeron grandes facturas, como más de 75.000 dólares destinados al alquiler de locales y comidas en el Trump National Golf Club en Bedminster, Nueva Jersey, y más de 42.000 dólares en el Hotel Trump de Nueva York para alquilar una instalación en el mes de junio.

Solo en ese mes, el comité de recaudación de fondos desembolsó 224.000 dólares en el “Trump Hotel Collection” de Nueva York. A lo largo del año, Trump Victory rellenó la cuenta bancaria de Trump gastando cerca de 500.000 dólares en sus negocios.

Un funcionario de la campaña de Trump le dijo a Yahoo Finanzas que “la campaña paga un valor de mercado justo en virtud de los acuerdos de alquiler negociados y otros acuerdos de servicio de conformidad con la ley. La campaña trabaja en estrecha colaboración con el abogado de la misma para garantizar el cumplimiento estricto de esta norma”.

Pero la campaña de Trump y el comité de recaudación de fondos no son los únicos.

“Servicio fantástico y espacios seguros”

El Comité Nacional Republicano también gastó mucho dinero en las propiedades de Trump el año pasado: pagó más de 305.000 dólares por alquiler de locales, gastos de viaje e incluso necesidades de impresión.

El Comité Nacional Republicano desembolsó la asombrosa cantidad de 170.000 dólares en el complejo Doral de Trump en noviembre, aunque inmediatamente no se supo muy bien para qué evento alquilaron el complejo.

Un funcionario del Comité Nacional Republicano le dijo a Yahoo Finanzas que, “además del hecho de que los donantes disfrutan visitar las propiedades de Trump, otros factores como la seguridad, el precio y la conveniencia son parte del proceso de toma de decisiones del comité”.

Trump Victory es un comité conjunto de recaudación de fondos con la campaña y el Comité Nacional Republicano, encabezado por miembros de ambas organizaciones.

En noviembre, el portavoz del Comité Nacional Republicano, Michael Ahrens, dijo que los medios están “obsesionados” con el gasto republicano en las propiedades de Trump.

“Como hemos dicho varias veces, seguimos organizando eventos en ellos porque tienen un servicio fantástico y espacios seguros que se ajustan a nuestras necesidades”, explicó.

Nueva York, Estados Unidos - 14 de noviembre de 2016: Varios turistas, locales y vehículos delante de la entrada de la Trump International Hotel and Tower en Nueva York, situada en 1 Central Park West, en Columbus Circle.

Sin embargo, eso no es cierto desde el punto de vista histórico.

Según el análisis de Yahoo Finanzas de los datos de la Comisión Federal de Elecciones, el Comité Nacional Republicano solo había gastado dinero en propiedades de Trump dos veces en la historia: una en 2011 y otra en 2013. Ambos gastos no sumaron más de 40.000 dólares y cubrieron los servicios de catering en el Trump National Golf Club en Virginia.

El aumento del gasto implica una explosión de aproximadamente el 687%.

Este gasto podría romper con la tradición de los presidentes anteriores que tenían negocios, aunque según Torres-Spelliscy, la profesora de derecho, no es ilegal.

Trump cedió el control de la organización Trump, que incluye hoteles, resorts de golf y edificios de apartamentos, cuando se convirtió en presidente.

Pero organizaciones no partidistas y sin ánimos de lucro como Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington (CREW, por sus siglas en inglés) dicen que el presidente está utilizando su aparato político para obtener ganancias.

“No se deshizo del negocio”, dijo el portavoz de CREW, Jordan Libowitz. “Vendió algunas acciones, pero eso no es deshacerse del negocio Trump. No estableció un fideicomiso ciego, que es irrevocable, y puede retirar dinero con el permiso del administrador, que es su hijo”.

Vale aclarar que CREW ha estado involucrado en demandas contra Trump alegando que violó la cláusula Emolumentos de la Constitución que prohíbe a los funcionarios públicos en funciones, incluido el presidente, aceptar beneficios de gobiernos extranjeros sin el consentimiento del Congreso. De hecho, las demandas de CREW no alegan que la campaña y los gastos del Comité Nacional Republicano violen esa cláusula. Y las demandas de emolumentos anteriores de CREW han sido desestimadas.

Sin embargo, el gasto de Trump en sus negocios no es el único supuesto conflicto de intereses del presidente.

Un análisis previo de CREW encontró que Trump tenía más de 2 000 conflictos de intereses desde que asumió el cargo.

Kristin Myers