U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,821.55
    -78.56 (-2.01%)
     
  • Dow Jones

    30,946.99
    -491.27 (-1.56%)
     
  • Nasdaq

    11,181.54
    -343.01 (-2.98%)
     
  • Russell 2000

    1,738.84
    -32.90 (-1.86%)
     
  • Petróleo

    111.84
    +2.27 (+2.07%)
     
  • Oro

    1,821.40
    -3.40 (-0.19%)
     
  • Plata

    20.77
    -0.39 (-1.86%)
     
  • dólar/euro

    1.0523
    -0.0063 (-0.60%)
     
  • Bono a 10 años

    3.2060
    +0.0120 (+0.38%)
     
  • dólar/libra

    1.2184
    -0.0086 (-0.70%)
     
  • yen/dólar

    136.1030
    +0.6570 (+0.49%)
     
  • BTC-USD

    20,322.16
    -574.67 (-2.75%)
     
  • CMC Crypto 200

    441.05
    -9.01 (-2.00%)
     
  • FTSE 100

    7,323.41
    +65.09 (+0.90%)
     
  • Nikkei 225

    27,049.47
    +178.20 (+0.66%)
     

Cannes 2022: con una competencia poco atractiva, el futuro del cine fue el eje de todas las discusiones

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·10  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Thierry Fremaux, el director artístico de Cannes, y el director mexicano Guillermo del Toro durante el primero de los debates que se realizaron en el festival sobre el futuro del cine
John Phillips

El Festival de Cannes 2022 se cierra este sábado envuelto en varios interrogantes, presentes y futuros. En lo inmediato, después de diez días agitados por el regreso pleno a la actividad normal de una gran muestra de este tipo (sin dudas la más importante del mundo) y la presencia amplia de figuras estelares en una larga secuencia de alfombras rojas, aparece como siempre la incógnita sobre quién será este año el dueño de la Palma de Oro, el premio más cotizado del cine en todo el mundo después del Oscar, y cómo el jurado repartirá el resto de los premios oficiales.

Con vistas al mediano plazo, el festival deja al mismo tiempo un legado bastante amplio y multifacético, en el que hubo lugar para las cuestiones más serias y también para todo el glamour que puede esperarse de esta gran cita con las estrellas. En Cannes pasó de todo: desde un mercado que respondió por lo general a las expectativas y un debate lleno de provocativas e inquietantes preguntas sobre el futuro del cine, hasta el eco permanente a lo largo de toda la muestra de los horrores de una guerra que transcurre en suelo ucraniano a tres horas de distancia en avión de la elegante Costa Azul francesa.

Los ganadores de Cannes 2022 se anunciarán hoy tras una competencia que para la mayoría resultó decepcionante, muy lejos de lo que a priori se esperaba de una celebración tan significativa de las bodas de diamante de la muestra. Ya hay bastante coincidencia entre los críticos y los observadores más rigurosos sobre lo lejos que quedaron de sus mejores obras algunos de los directores que este año aspiran a llevarse el premio mayor con sus nuevas películas.

Viggo Mortensen y Mads Mikkelsen, dos de las muchas figuras que participaron este año del Festival de Cannes en su vuelta a la actividad presencial plena
Vittorio Zunino Celotto


Viggo Mortensen y Mads Mikkelsen, dos de las muchas figuras que participaron este año del Festival de Cannes en su vuelta a la actividad presencial plena (Vittorio Zunino Celotto/)

En medio de pronósticos muy dispares, los títulos que parecen hasta ahora más cerca de llevarse los premios principales son Decision to Leave, de Park Chan-Wook; Tori and Lokita, de Jean Pierre y Luc Dardenne; Holy Spider, de Ali Abbasi; Broken, de Hirokazu Kore-eda, y Close, de Lukas Dhont. Viggo Mortensen y Léa Seydoux (Crimes of the Future), Dolly de Leon (Triangle of Sadness), Mehdi Bajestani (Holy Spider) y Pierfrancesco Favino (Memoria) suenan fuerte entre los posibles actores y actrices premiados.

Fuera de la danza de películas y nombres, la doble jornada de debate sobre el futuro del cine se convirtió en el foco de atención más importante de Cannes 2022. Con Guillermo del Toro como protagonista principal junto al director artístico del festival, Thierry Frémaux, varios de los directores más importantes de la actualidad deliberaron a lo largo de dos intensos encuentros (cada uno de ellos duró más de dos horas y media) sobre lo que puede pasar en una industria que se mueve todo el tiempo sobre arenas movedizas, sobre todo a partir de los cambios derivados de la pandemia.

El estado actual del cine no es sustentable. En muchos sentidos lo que tenemos pertenece a una estructura más antigua. Así de profundo es el cambio. Lo que se está modificando es la relación con la audiencia. No podemos consagrar el pasado y preservarlo de la misma manera porque no se mantendrá como era. Estamos ubicados exactamente en el mismo momento en el que el cine se encontró con la llegada del sonido”, dijo Del Toro con espíritu provocativo al abrir el juego de una conversación de la que participaron durante los dos días, entre otros, sus colegas Paolo Sorrentino, Robin Campillo, Michel Hazanavicius, Claude Lelouch, Costa-Gavras, Navad Lapid, Lynne Ramsay, Rebecca Zlotowski, Pawel Pawlikowski, Agnes Jaoui, Michel Hazanavicius, Nicolas Winding Refn y el argentino Gaspar Noé.

El director artístico de Cannes, Thierry Frémaux (a la izquierda) habla en el acto de celebración de los 75 años del Festival de Cannes, con una multitud de figuras en el escenario
Pascal Le Segretain


El director artístico de Cannes, Thierry Frémaux (a la izquierda) habla en el acto de celebración de los 75 años del Festival de Cannes, con una multitud de figuras en el escenario (Pascal Le Segretain/)

La mayoría de los realizadores reconoció la existencia de una nueva realidad en la que rigen reglas actualizadas, en buena medida impuestas por la llegada de las plataformas de streaming. “Disney+, HBO Max, Netflix ya no son solamente transmisores de contenido. Son un fenómeno que llegó para quedarse”, agregó Del Toro, cuya próxima película, una nueva versión animada de Pinocho, será estrenada a fines de este año por Netflix.

Para Noé, la realidad de las películas difundidas a través de los cines ya pertenece al pasado. “Este mundo ya no estará disponible. Solo vas a tener plataformas y ellas decidirán si la imagen es buena para el público”, dijo el director argentino, que reclamó de las plataformas más energía y decisión para enriquecer sus catálogos e invertir más dinero en óperas primas. Sorrentino avaló esta postura. “Una plataforma es un lugar donde puedes experimentar. Esta es mi experiencia cuando las miro, pero resulta que nunca encuentro esto”, agregó.

Del Toro hizo notar que en este momento se filma más que nunca y que esa superabundancia de películas se convierte en un menú trabajado por los algoritmos de las plataformas para imponer determinados criterios de elección entre el público. El efecto de esta acción es un condicionamiento cada vez más grande para los creadores de contenidos.

“Todo el mundo está trabajando. Todo el mundo está haciendo una serie de TV, una publicidad, un video, una entrevista. Producimos más que nunca y podemos mirar menos que nunca. Todos los que estamos aquí tenemos que ponernos al día con 20 películas, 10 series, 50 avisos comerciales. Todos estamos atrasados. Es como un tren que se mueve cada vez más rápido y todos corremos para tratar de alcanzarlo y subirnos a bordo en algún momento”, ilustró.

El temor por el final de la experiencia de ver cine en el cine tal como la conocemos fue planteada con crudeza en el segundo panel. “La gente va a desaparecer de los cines si no le ofrecemos lo que ellos quieren. Las audiencias no son totas. Tenemos que ofrecer buenas historias y a la vez ser inclusivos”, señaló Zlotowski. “Si el cine va a morir lo hará porque la gente no alza la voz, no cuenta sus historias, no es lo suficientemente diverso”, agregó el director mauritano Abderahmane Sissako.

Las acciones en plena alfombra roja para alertar sobre la situación que se vive en Ucrania fue una de las constantes de este año en Cannes
VALERY HACHE


Las acciones en plena alfombra roja para alertar sobre la situación que se vive en Ucrania fue una de las constantes de este año en Cannes (VALERY HACHE/)

Como respuesta y posible salida, Del Toro habló del poder de las historias como ejercicio de resiliencia por parte de la creación cinematográfica en tiempos de Covid. “Se necesitó una pandemia para sacudirlo todo. Y sobrevivimos a ella porque teníamos tres cosas: comida, medicina e historias para contar. Estamos en el oficio de hacer algo que es de suma importancia para un futuro que se presentará, no importa si lo deseamos o no. Simplemente aparecerá”, completó el director mexicano.

Mercado y política

Más allá de estas consideraciones, algunas inquietantes y otras esperanzadoras, buena parte de la realidad de Cannes 2022 quedó reflejada en el regreso a la actividad plena de un mercado de compra y venta de películas que apunta en buena medida al mundo del cine de autor en sus distintas escalas y a la continuidad de la exhibición de algunas de esas películas en pantalla grande, aunque la presencia de los streamers es muy poderosa.

Algunos grandes distribuidores presentes en Cannes dijeron a los medios de la industria que el mercado volvió este año a los niveles pre-pandémicos, aunque subsisten los interrogantes respecto de si la exhibición en los cines de todo el mundo ajeno a los tanques hollywoodenses, a los superhéroes y a los éxitos del cine de animación también regresará al momento anterior al Covid. En este sentido, la señal más fuerte la dio Netflix al adquirir por 50 millones de dólares los derechos de la nueva película de David Yates, el director de las últimas entregas de Harry Potter y las tres películas de Animales fantásticos. Se trata del thriller Pain Hustlers, protagonizado por Emily Blunt.

La presentación de Butterfly Vision, del cineasta ucraniano Maksym Nakonechnyi, cerró una sucesión de hechos de altísimo perfil que convirtió a Cannes 2022 en una gran caja de resonancia de la tragedia que se vive en ese país desde el comienzo de la invasión de las tropas rusas. En plena alfombra roja, Nakonechnyi y el equipo responsable de la película desplegaron frente a las cámaras una pancarta en la que se lee: “Los rusos matan a los ucranianos. ¿Le parece ofensivo o perturbador hablar de este genocidio?”. La acción se sumó a dos fuertes intervenciones de militantes feministas que interrumpieron otras alfombras rojas en pleno desarrollo para llamar la atención sobre la violencia de género, tanto en el escenario de la guerra en Ucrania como en el territorio francés.

Los organizadores de Cannes 2022 defendieron la idea de darle un lugar en el festival a los artistas rusos contrarios a la política de agresión del gobierno de Vladimir Putin, mientras los representantes de Ucrania, muy activos desde el primer día, reclamaron en todo momento un amplio veto a la participación rusa. Lo que pasó en Cannes puede ser un espejo que anticipe hechos que ocurrirán de aquí a fin de año en los otros grandes festivales de cine con la presencia rusa. ¿Apertura o boicot?

Voces argentinas

No hubo este año cine argentino, y por extensión de ningún otro país íberoamericano en la competencia más importante. La presencia de la producción nacional se limitó a tres títulos: Tres en la deriva del acto creativo, la película póstuma de Fernando Pino Solanas, que formó parte de la sección Cannes Classics; el largometraje 1976, de Manuela Martelli, coproducción con Chile exhibido en la Quincena de Realizadores, y el corto La espiral, de María Silvia Esteve, presentado en la misma sección paralela.

Otro corto, en este caso desde el lugar de los actores, se sumó a la presencia argentina en el festival. La actriz Milagros Michael es la protagonista femenina de Amo, de Emmanuel Gras, estrenada como parte de la programación de la Semana de la Crítica. Antes de radicarse en Francia, Michael tuvo una destacada carrera en la Argentina, sobre todo en el terreno del teatro musical.

La actriz estrenó además hace un par de semanas, también como protagonista, la versión teatral de Gazon Maudit, que en 1995 tuvo una versión cinematográfica muy exitosa con Victoria Abril y Josiane Balasko (se estrenó en nuestro país con el título de Cama para tres). La obra llegará en julio próximo al Festival de Avignon.

También hubo novedades por el lado de Ventana Sur, el mercado que por iniciativa del Festival de Cannes funciona desde hace una década y media en la Argentina todos los años a principios de diciembre. Hace unos días, se concretó el acuerdo con la comisión cinematográfica del estado mexicano de Jalisco para lanzar en la próxima edición de Ventana Sur un concurso de guiones para largometrajes de cine fantástico y de terror llamado Oscura Tinta, que tendrá un premio de 25.000 dólares para el ganador.

Consagrada cada vez más a este nicho de historias, Ventana Sur también acordó con productores mexicanos la apertura de una nueva sala de exhibición de videojuegos para la difusión de historias producidas en los países de habla hispana de América latina, España y Portugal. La iniciativa forma parte de un programa de Ventana Sur llamado Maquinitas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.