U.S. Markets closed

Carrefour, a la cola de la transparencia con sus marcas blancas

Las pizzas de Mercadona, las que vende bajo su propia marca, Hacendado, las hace Casa Tarradellas. Saberlo es fácil, el logo de la marca fabricante aparece bien visible en el envase del producto. Sin embargo, no ocurre así con muchas de las marcas blancas que ponen a disposición del consumidor las grandes cadenas de supermercados. Según El Confidencial, Carrefour y Lidl son las más opacas en este sentido.

Según un estudio de la Universidad de Alicante recogido por El Confidencial, Carrefour es la cadena de supermercados más opaca en lo que a la transparencia de sus marcas blancas se refiere. (Foto: Balint Porneczi/Bloomberg via Getty Images)

Saber quién está detrás de la fabricación de un producto puede ayudar al cliente a decidir si lo compra o no. El problema es que no siempre resulta fácil obtener esa información. En ocasiones requiere de un esfuerzo extra que algunos pueden no estar dispuestos a hacer y que tampoco es sencillo. En otros, simplemente es imposible como ha quedado demostrado en el Análisis comparativo de información en etiquetado de productos de MDD elaborado por la Universidad de Alicante y que ha sido recogido por El Confidencial.

Para elaborar este estudio lo que han hecho los investigadores seleccionar una muestra de 240 artículos que se pudiesen comparar dentro de las secciones de alimentación, bebidas, higiene y cosmética y comprobar la facilidad con la que el consumidor puede acceder a la información de quién lo ha fabricado para que las grandes cadenas los vendan después bajo su marca blanca. Mercadona, Carrefour, DIA, Eroski, Lidl y Alcampo fueron los supermercados elegidos.

El gran perdedor en este estudio sobre la transparencia informativa es el gigante francés, Carrefour, que es quien más difícil se lo pone a sus clientes con solo un 5% de los productos identificados con la marca del fabricante de manera explícita. Para saberlo en el 95% restante hay que hacerlo a través de un código. Es decir, la información está, pero es complicado descifrarla.

Fernando Olivares, director de Cátedra de Marca Corporativa de la Universidad de Alicante, explica a El Confidencial que “la única manera de sacar información a través de ese código es insertarlo en un buscador de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan, Ministerio de Sanidad). En teoría, nos remitirá a una sociedad mercantil que puede ser una perfecta desconocida para la mayoría de la población”.

Consultados por el citado diario, desde Carrefour se defienden asegurando que ese dato es “totalmente erróneo” y que, según la información que ellos manejan, “más de 1.500 artículos (40%) reflejan toda la información de forma expresa y detallada”.

Volviendo al ranking elaborado en la Universidad de Alicante según los resultados de su estudio sobre opacidad y transparencia de las cadenas con sus marcas blancas, las más que más fácil se lo pone al cliente son Mercadona y Dia con un 100% de identificación clara en sus envases.

El podio lo cierra Eroski con un 93% y bastante lejos, con un 70%, se queda Eroski. Las peor paradas son Lidl con un 15% sin referencia alguna y un 32% con un código indescifrable. En el caso de Carrefour, el código es la opción escogida en el 95% de los productos analizados.