U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,247.44
    +8.26 (+0.19%)
     
  • Dow Jones

    34,479.60
    +13.36 (+0.04%)
     
  • Nasdaq

    14,069.42
    +49.09 (+0.35%)
     
  • Russell 2000

    2,335.81
    +24.40 (+1.06%)
     
  • Petróleo

    70.78
    +0.49 (+0.70%)
     
  • Oro

    1,879.50
    -16.90 (-0.89%)
     
  • Plata

    28.05
    +0.02 (+0.07%)
     
  • dólar/euro

    1.2107
    -0.0071 (-0.58%)
     
  • Bono a 10 años

    1.4620
    +0.0030 (+0.21%)
     
  • dólar/libra

    1.4117
    -0.0060 (-0.42%)
     
  • yen/dólar

    109.6350
    +0.2870 (+0.26%)
     
  • BTC-USD

    35,907.62
    -1,448.54 (-3.88%)
     
  • CMC Crypto 200

    924.19
    -17.62 (-1.87%)
     
  • FTSE 100

    7,134.06
    +45.88 (+0.65%)
     
  • Nikkei 225

    28,948.73
    -9.83 (-0.03%)
     

Los casos de COVID en India superan los 24 millones mientras su variante se propaga por el mundo

·5  min de lectura
Una pareja llora junto a la pira funeraria de un familiar fallecido por el coronavirus, en un crematorio de Nueva Delhi, India

Por Tanvi Mehta y Shilpa Jamkhandikar

BENGALURU, 14 may (Reuters) -El primer ministro Narendra Modi dio la voz de alarma ante la rápida propagación del coronavirus por el vasto territorio indio el viernes, cuando el recuento oficial de infecciones superó los 24 millones y 4.000 personas murieron por tercer día consecutivo.

La variante B.1.617 del coronavirus, altamente transmisible y detectada por primera vez en India, también se está propagando por todo el mundo, y Modi dijo que su Gobierno está "en pie de guerra" en su lucha contra la epidemia.

"El brote está llegando a las zonas rurales con gran velocidad", dijo Modi, dirigiéndose a un grupo de agricultores en una conferencia virtual. "Quiero advertir una vez más a todos los agricultores y a todos los que viven en los pueblos sobre el coronavirus".

Aunque cerca de dos tercios de los indios viven en pueblos y aldeas, donde los servicios sanitarios son escasos, era la primera vez que Modi se refería específicamente a la propagación del virus en el ámbito rural desde que estalló una segunda oleada de la epidemia en febrero.

Los datos del Ministerio de Sanidad indio muestran 4.000 muertes y 343.144 contagios en las últimas 24 horas. Fue el tercer día consecutivo de 4.000 muertes o más, pero los contagios diarios se han mantenido por debajo del pico diario de la semana pasada, que fue de 414.188.

El recuento total de infecciones desde que la pandemia golpeó por primera vez a la India hace más de un año superó los 24 millones, y el número de muertes se situó en 262.317.

Sin embargo, los expertos afirman que la falta de pruebas en muchos lugares, sobre todo en las zonas rurales, hace que las cifras oficiales estén muy por debajo de la verdadera magnitud de la crisis.

La televisión ha emitido imágenes de familias llorando por los muertos en los hospitales rurales o acampando en las salas para atender a los enfermos.

Los cadáveres han llegado al Ganges, el río que atraviesa los estados más poblados del país, ya que los crematorios están desbordados y escasea la madera para las piras funerarias.

"Estamos eliminando todos los obstáculos que se interponen en el camino de los recursos que necesitamos en esta lucha", dijo Modi. "Se está trabajando en pie de guerra. Todos los departamentos del Estado, todos los recursos, nuestras fuerzas armadas, nuestros científicos, todos están trabajando día y noche para contrarrestar la pandemia de COVID, juntos."

Modi se ha enfrentado a duras críticas por su liderazgo durante la crisis sanitaria, al haber permitido la celebración de una enorme congregación hindú en el norte de la India en febrero y al participar en mítines políticos en abril, a los que se ha culpado de alimentar la propagación de la enfermedad a las zonas rurales.

VARIANTE INFECCIOSA

La variante india B.1.617 del virus se ha encontrado en casos de ocho países de América, incluidos Canadá y Estados Unidos, dijo Jairo Méndez, experto en enfermedades infecciosas de la OMS.

"Estas variantes tienen una mayor capacidad de transmisión, pero hasta ahora no hemos encontrado consecuencias colaterales", dijo Méndez. "La única preocupación es que se propaguen más rápidamente".

Entre las personas infectadas por la variante había viajeros en Panamá y Argentina que habían llegado desde India o Europa. En el Caribe, se han detectado casos de la variante india en Aruba, el San Martín neerlandés y el departamento francés de Guadalupe.

La nueva variante se ha extendido a la nación himalaya de Nepal y también se ha detectado en el Reino Unido y en el pequeño Singapur.

La agencia gubernamental británica Public Health England dijo que el número total de casos confirmados de la variante se había duplicado con creces en la última semana, hasta alcanzar los 1.313 en todo el Reino Unido.

"Estamos preocupados por ello: se ha estado extendiendo", dijo el primer ministro británico, Boris Johnson, y añadió que habría reuniones para debatir qué medidas tomar. "No descartamos nada", añadió.

Singapur dijo que limitaría las reuniones sociales a dos personas y pondría fin a las cenas en restaurantes.

Aproximadamente a la mitad de los casi 150 pasajeros que tenían reserva para regresar en el primer vuelo de repatriación de Australia desde la India se les denegó el embarque debido a resultados positivos en las pruebas realizadas, según informó un representante del Gobierno australiano.

UNA 'VELOCIDAD ATERRADORA'

"La catástrofe humana que se está produciendo en India y Nepal debería ser una advertencia para que otros países de la región inviertan decididamente en la capacidad de respuesta de emergencia", afirmó Yamini Mishra, del grupo de derechos humanos Amnistía Internacional.

"El virus se está extendiendo y traspasando las fronteras a una velocidad aterradora y seguirá afectando a las poblaciones más marginadas de la región", dijo el director del grupo para Asia y el Pacífico en un comunicado.

Aunque Modi abrió las inoculaciones para todos los adultos a partir del 1 de mayo, las vacunaciones se han ralentizado.

India es el mayor productor de vacunas del mundo, pero la enorme demanda lo ha dejado sin existencias. Hasta el viernes, había vacunado por completo a poco más de 39,4 millones de personas, es decir, más del 2,9% de una población de unos 1.350 millones, según datos del Gobierno.

Es probable que haya más de 2.000 millones de dosis de vacunas entre agosto y diciembre de este año, según declaró a la prensa el principal asesor del Gobierno, V.K. Paul, en un contexto de críticas por la mala gestión del plan de vacunación.

Entre ellas, 750 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca, así como 550 millones de Covaxin, fabricada por el productor nacional Bharat Biotech.

Dr Reddy's Laboratories Ltd dijo que el primer lote de la vacuna Sputnik V importado de Rusia que aterrizó en la India el 1 de mayo recibió la autorización reglamentaria el jueves y la primera dosis de la inyección se administró en Hyderabad el viernes como parte de un proyecto piloto limitado.

(Informe de Anuron Kumar Mitra en Bengaluru, Tanvi Mehta en Nueva Delhi y Shilpa Jamkhandikar en Mumbai; escrito por Raju Gopalakrishnan; editado por Simon Cameron-Moore, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk y por Tomás Cobos)