U.S. Markets closed

El 'cóctel mágico' del nuevo negocio del porno: famosos e inteligencia artificial

La Inteligencia Artificial está abriendo un peligroso negocio en el sector de los video para adultos. Foto: Getty Images.

Un video explícito de la famosa actriz china Yang Mi en el que supuestamente es violada después de haber sido drogada se volvió viral y por eso tuvo que salir a negar que se tratará de ella.

El video circula actualmente con títulos como “La actriz Yang Mi siendo drogada”, y para crearlo usaron su rostro en varias fotos y videos de Internet y los unieron por medio de un software de Inteligencia Artificial (IA) con otro video real en el que un conductor, sin licencia y ya preso, violó a una mujer que usó los servicios de una aplicación de transporte puerta a puerta y filmó todo para chantajearla.

Una investigación de The Beijing News permitió poner al descubierto una red que usa las bondades de la IA para hacer videos pornográficos falsos de las famosas celebridades chinas y que son vendidos por valores que oscilan entre los 14 y los 158 yuanes (2 a 23 dólares) por un paquete que tiene docenas de videos de menos de un minuto de duración cada uno.

Este material se encuentra principalmente en los listados de productos de segunda mano que se ofrecen en plataformas como Alibaba, Xianyu o Tieba.

La actriz Yang M asiste a un evento en Pekín, China. (Photo by VCG/VCG via Getty Images)

Este tipo de técnica de superponer el rostro de alguien en videos es conocida como “deepfake”, un término que describe los clips que son hechos por medio de IA y que en meses pasados ya han sido usados para empalmar algunas imágenes de estrellas de las películas de Hollywood, como las actrices Gal Gadot y Emma Watson, con contenido pornográfico.

El problema con el que se enfrentan las autoridades es que este tipo de pornografía es muy fácil de crear dado que el software es barato y se puede obtener fácilmente en internet, lo que permite a cualquier persona generar videos engañosamente reales sin necesidad de saber de programación de software.

Videos porno a la medida

El precio en que se venden depende de la duración y la calidad del video, pero los vendedores en las plataformas también permiten a sus clientes personalizar sus videos.

Uno de los proveedores online ofreció a un periodista del medio online The Beijing News, que se presentó como cliente, realizar un video por 40 yuanes (5,7 dólares) y el cual es denominado “cambio de cara personalizado”.

“Cuantas más fotos y videos nos proporcione, más natural será el video. Un video de un minuto tarda horas en hacerse”, dijo el vendedor que esta ubicado en la ciudad oriental de Bozhou, en la provincia china de Anhui.

El comprador proporciona imágenes de su celebridad favorita o fotos privadas de ex novias y amigas, y el vendedor puede "insertar" esa cara en cualquier video, incluyendo videos pornográficos, prometiendo devolver el material terminado en uno o dos días y con un precio final que varia entre los 20 y 50 yuanes por un minuto.

Los oficiales de la policía observan cómo una aplanadora destruye contenido pornográfico digital confiscado en Xi'an, China. Foto REUTERS/China Daily

El vendedor agregó que "las fotos necesitan buena nitidez, desde diferentes planos y ángulos, y tienen que ser por lo menos 20 o más. Cuantas más fotos traiga, más clips pueden estar disponibles en el video".

Otro vendedor le dijo al reportero que si se trata de un video pornográfico de “cambio de cara”, podría hacerlo en tres minutos y él cobra 50 yuanes por un minuto de su tiempo, 95 por dos y 135 por tres, es decir, un video obsceno personalizado le costará al comprador al menos 135 yuanes (19 dólares).

Los vendedores también ofrecen un paquete de aplicaciones “deepfake” y tutorías para que los usuarios puedan hacer sus propios videos por una suma de 400 yuanes (57 dólares), con la “ventaja’ que viene con un conjunto de 600 videos que se pueden descargar desde la nube.

Una búsqueda rápida en el Internet chino revela que existen varios tutoriales que describen cómo intercambiar caras en fotos y videos usando un software de inteligencia artificial llamado FakeApp.

IA con fines malévolos

La nueva industria del porno falso creado con IA ha incrementado la preocupación en China sobre la privacidad y la seguridad de la información, y muchos temen que se haya abierto la puerta al uso de las nuevas tecnologías para “hacer porno de las personas que odias”.

El jefe del Instituto Chino para la Estrategia del Ciberespacio, Qin An, dijo al diario oficial Global Times que el desarrollo de la tecnología está por delante de la legislación y por eso China muchas veces no tiene leyes específicas, incluida una sobre el uso de la IA.

“Los productores de la cadena pornográfica clandestina, dentro del marco legal existente, serán castigados por difundir artículos pornográficos y violar los derechos de imagen de otros”, dijo Qin.

Zhang Baichuan, un experto en ciberseguridad, dijo a The Beijing News que el software especializado de intercambio de caras había hecho más fácil para las personas comunes hacer falsificaciones elaboradas, dado que solo se necesita subir fotos a la aplicación.

“Si tiene fotos personales publicadas en Internet, existe el riesgo de que puedan ser usadas", dijo Zhang, al explicar que esta tecnología no es intrínsecamente mala pero puede ser usada por algunas personas con “fines malévolos”.

Entretanto, Wu Shenkuo, profesor de la Universidad Normal de Beijing y asesor en ciberseguridad de la ONU, dijo a The Beijing News que los compradores podrían estar cometiendo un delito si publican esos videos.

“Vender videos pornográficos de intercambio de caras con IA ya está en la lista de delitos relacionados con la difusión de materiales obscenos con fines de lucro y también viola el derecho de consentimiento del uso de imagen”, señaló.

Artículos relacionados que te pueden interesar: