U.S. markets open in 6 hours 42 minutes

Atrapados en el paraíso: la pesadilla de los recién casados que no pueden escapar de un lujoso resort por el COVID-19

Una pareja está atrapada en una luna de miel eterna en la isla de Maldivas, después que la rápida propagación del coronavirus obligó a los aeropuertos de su país a cerrar.

Se suponía que los recién casados ​​Olivia, de 27 años, y Raúl De Freitas, de 28, solo pasarían seis días en el paraíso que es el resort Cinnamon Velifushi Maldives, antes de regresar a su país, Sudáfrica.

Los De Freitas llegaron a Maldivas el 22 de marzo y se suponía que regresarían a casa el siguiente fin de semana.

Debido a las crecientes restricciones de viaje en varios países, la pareja se aseguró de consultar con su agente de viajes antes de embarcarse, según The New York Times. En ese momento, no se habían anunciado restricciones para su itinerario y su agente les dijo que a todos los ciudadanos sudafricanos se les permitiría regresar a sus hogares. Sin embargo, ese no fue el caso y los De Freitas ahora están atrapados en Maldivas.

"Es increíble que tengamos este tiempo extra", dijo Olivia al Times, y agregó que están obteniendo un generoso descuento en el complejo habitual de 750 dólares por noche, pero cada día se reducen sus ahorros.

La pareja explicó que estaban en el cuarto día de su luna de miel cuando recibieron la notificación de que los aeropuertos de Sudáfrica estarían cerrados para la medianoche del día siguiente.

Le dijeron al Times que los vuelos de regreso a Sudáfrica son cinco horas a Doha, Qatar, donde están sujetos a una escala de tres horas, y luego nueve horas a Johannesburgo.

Debido a esas complejidades de abandonar el paraíso nunca habrían regresado a Sudáfrica antes del cierre del aeropuerto del país.

"Todo el mundo dice que quiere estar atrapado en una isla tropical, hasta que tú estás realmente atrapado", dijo Olivia. "Solo suena bien porque sabes que puedes irte".

Los De Freitas dijeron que consideraron otras opciones, como tomar una lancha rápida de una hora y media hasta el aeropuerto principal de la isla. Pero las Maldivas también habían anunciado su propio cierre al mismo tiempo, prohibiendo salir a los viajeros extranjeros.

También temían que si dejaban el complejo no se les permitiría volver a entrar.

El bloqueo de Sudáfrica durará al menos hasta el 16 de abril.