U.S. Markets close in 43 mins

CES 2018: cómo dormir mejor con la ayuda de la tecnología

LA NACION

Con el teléfono móvil y los dispositivos electrónicos, con acceso a Internet y siempre presentes en todo momento, la desconexión al final del día suele ser todo un desafío. Incluso en estos casos, el smartphone sigue presente en la cama, al punto de tener que configurar las funciones de remoción de luz azul para poder conciliar un buen sueño.

Aunque suene contradictorio, para remediar este problema del descanso la industria tecnológica también propone el uso de más dispositivos electrónicos, sea para monitorear el momento del descaso, para ajustar los ciclos de sueño o para despertarse sin sobresaltos.

Un antifaz inteligente

Dreamlight propone sumarle tecnología al clásico cubreojos tradicional que se utiliza para bloquear la luz. En este caso cuenta con un sistema de luces que estimula la inducción al sueño, acompañado de diversos sensores, medidores del ritmo cardíaco y parlantes para ofrecer un sistema de despertador progresivo. Aún no está a la venta y planean lanzar el prototipo en la plataforma de financiamiento colectivo Indiegogo.

Una colchoneta inteligente

Nokia ya no es el mayor fabricante mundial de telénos móviles (sus nuevos modelos los desarrolla la firma HMD) y ahora se dedica a nuevas unidades de negocio, donde se destacan los dispositivos inteligentes orientados al bienestar. Nokia Sleep es un pequeño cobertor que se ubica en la cama para analizar los patrones de sueño del usuario, e incluso puede

Una vincha para un mejor sueño

SmartSleep es la propuesta de Philips, basada en una especie de vincha ajustable que analiza los patrones de sueño al analizar las ondas cerebrales. De esta forma busca mejorar el tiempo de descanso para aquellas personas que duermen menos de 7 horas por noche.

Para dormir abrazado a un robot

La firma holandesa Somnox apela al viejo recurso del peluche al crear una especie de almohadón robótico. Este dispositivo emula la sensación de respiración para reducir el estrés e inducir el sueño, reproduce una serie de sonidos relajantes y sus creadores aseguran que el hecho de ser un objeto que se puede abrazar permite crear un vínculo más estrecho con el usuario y, de esta forma, tener un mejor descanso nocturno.