U.S. markets close in 1 hour 45 minutes
  • S&P 500

    3,802.84
    +34.59 (+0.92%)
     
  • Dow Jones

    30,969.90
    +155.64 (+0.51%)
     
  • Nasdaq

    13,192.06
    +193.56 (+1.49%)
     
  • Russell 2000

    2,149.39
    +26.19 (+1.23%)
     
  • Petróleo

    52.98
    +0.62 (+1.18%)
     
  • Oro

    1,839.70
    +9.80 (+0.54%)
     
  • Plata

    25.25
    +0.38 (+1.54%)
     
  • dólar/euro

    1.2126
    +0.0042 (+0.35%)
     
  • Bono a 10 años

    1.0920
    -0.0050 (-0.46%)
     
  • dólar/libra

    1.3627
    +0.0041 (+0.30%)
     
  • yen/dólar

    103.8830
    +0.1960 (+0.19%)
     
  • BTC-USD

    36,663.23
    +221.50 (+0.61%)
     
  • CMC Crypto 200

    724.12
    +8.93 (+1.25%)
     
  • FTSE 100

    6,712.95
    -7.70 (-0.11%)
     
  • Nikkei 225

    28,633.46
    +391.25 (+1.39%)
     

Chantal Andere y la pasión olvidada que la impulsó en Miami cuando nadie apostaba por ella

Miguel Cane
·5  min de lectura

Aunque no ganó la competencia musical ‘Tu cara me suena’ en Univisión, la hija de la legendaria primera actriz Jacqueline Andere disfrutó mucho de la experiencia de concursar, ya que la conectó con lo que fuera su verdadera pasión al comenzar su carrera artística: la música.

Chantal Andere. (Photo by Victor Chavez/Getty Images)
Chantal Andere. (Photo by Victor Chavez/Getty Images)

No muchos lo recuerdan, pero antes de ser una de las villanas más celebradas de la televisión, Chantal Andere fue cantante de pop. Su álbum debut, que se grabó en Madrid bajo la producción de Rafael Pérez Botija y fue lanzado en 1990, cuando tenía 18 años, tuvo algunos singles que sonaron en la radio: ‘Regresa’, ‘Músculo’ y ‘Virginia’ (que trataba acerca del secuestro de una niña, y en cuyo dramático videoclip actuaba nada menos que Anahí).

A este álbum siguieron dos discos más: ‘Entre tú y yo’ y ‘Tentaciones’, en 1992 y 1995, aunque ninguno logró entrar en las listas de popularidad y al concluir su contrato con la disquera, Chantal se había mantenido apartada profesionalmente de la música salvo por sus participaciones en obras teatrales de corte musical como ‘Amor sin barreras’, en el que fue Anita (el rol que le valió un Oscar a Rita Moreno en la versión cinematográfica) donde compartió créditos con Eduardo Capetillo, Biby Gaytán y Jaime Camil; ‘El beso de la mujer araña’, la versión en español del musical de Broadway ‘The Drowsy Chaperone’, en el que compartió cartel con su madre, y más notablemente el clásico ‘Cabaret’, donde encarnó a Sally Bowles, el personaje que hiciera inmortal en cine a Liza Minnelli, recibiendo algunas de las mejores críticas de su carrera.

La también hija del reconocido escritor, guionista y cineasta de origen argentino, fallecido en 1997, José María Fernández Unsáin, ha estado enfocada en una carrera actoral principalmente en telenovelas – donde ha sido memorable desde su debut a los 16 años en ‘Dulce desafío’ con Adela Noriega, pasando por grandes hitos en el melodrama como ‘Amor real’, ‘Antes muerta que Lichita’, ‘Marimar’ (donde como la villana principal humillaba a Thalía de manera espectacular y recibía un castigo espantoso), ‘Los parientes pobres’, ‘Destilando amor’ y ‘La usurpadora’.

Se había olvidado realmente de cantar (participó en el reality show de Televisa ‘Cantando por un sueño’, pero fue eliminada de la competencia) y había compaginado su trabajo con la crianza de sus dos pequeños hijos, fruto de su matrimonio con el empresario Enrique Rivero Lake, miembro de una prestigiada familia de anticuarios en México, Natalia y Sebastián, de once y seis años, hasta que le llegó la invitación a participar en la primera edición de este concurso musical de la cadena de televisión hispana en Miami.

El ascenso de Chantal en el programa, que fue presentado esta temporada por Ana Brenda Contreras y Rafael Araneda, con Angélica Vale, Jesús Navarro, Kany García y Charytín como jueces, fue sorpresivo, compitiendo con figuras como Sandra Echeverría, Pablo Montero, Gabriel Coronel, Francisca Lachapel, El Dasa (quien finalmente ganó la competencia), Llane y Melina León.

En un inicio no estaba muy segura de llegar a la final ("la gente decía que por qué estaba ahí", según reconoció en una entrevista con la revista ‘People’). Pero después de haber dado positivo a COVID-19 y tener que recuperarse lejos de su casa, Chantal dio todo de sí y semana tras semana fue reconectando con su pasión musical, llegando a convertirse en una de las favoritas del público y posicionándose como la primera en la tabla de clasificaciones con 40 puntos, haciendo imitaciones que fueron de Jenni Rivera y Yuri, hasta Rocío Jurado, Gloria Trevi, Laura Pausini y en la final, Rocío Durcal.

Independientemente de ganar o no, Chantal consideraba el haber participado en la primera versión estadounidense del reality como un triunfo en sí. "Ganar sería la cereza del pastel y sería muy feliz, pero si no, yo ya gané porque, pese a todo, pasaron cosas más lindas de lo que me esperaba", aseguró unos días antes de la final.

Trasladarse a Miami durante las últimas ocho semanas fue un sacrificio enorme para ella. “Adoro a mis hijos y alejarme físicamente de ellos fue muy doloroso”, señaló en la misma entrevista “aunque los veo por Zoom todos los días, las primeras semanas que estuve en Miami sufrí mucho, sinceramente. No me había separado tanto tiempo de ellos”.

La controversia

Durante la competencia resultó polémico el hecho de que Chantal y Angélica Vale sean amigas desde la infancia y esa relación pudiera influir en las calificaciones que como jueza pudiera otorgarle.

Tras realizar una impecable imitación de Laura Pausini, habiendo recibido la puntuación más alta de la temporada, incluyendo un 10 por parte de Vale, las redes cuestionaron mucho el vínculo entre ambas, por lo que Chantal puntualizó ante los medios lo siguiente: “Yo respeto mucho la opinión ajena. A mí me parece que el trabajo que ha hecho Angélica Vale como juez ha sido intachable. La primer calificación que me dio a mí fue un 4, entonces yo creo que eso a la gente se le olvida, y después fue un 7. Creo que [Angélica] ha sido muy imparcial y que ha sabido separar muy bien nuestra amistad de las interpretaciones que hice en el escenario. Ella por primera vez me dio un 10 con Laura Pausini, entonces la gente puede opinar lo que desee; yo respeto todos los puntos de vista pero mi felicidad, mi alegría y ni salud no me las quita nadie, y lo importante es apoyar a la Alianza Nacional para la Salud Hispana (la caridad que Chantal representó en el concurso)”.

Aunque la posibilidad de que Chantal retome una carrera musical a futuro es una de las muchas cartas sobre la mesa después de ‘Tu cara me suena’, lo cierto es que la principal prioridad de la triunfadora es reunirse con sus pequeños y pasar la temporada navideña en casa rodeada por los suyos. Y los planes que surjan serán para el futuro cercano, aunque nada se compara con su papel favorito: ser mamá.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Tenoch Huerta, el mexicano más políticamente volátil que ha intentado conquistar Hollywood

Kuno Becker, el galán que despreció las telenovelas y pagó el precio de renegar de sus orígenes

Maleni Morales, la actriz versátil que merece ser recordada por sus méritos propios y no solo por ser la esposa de Otto Sirgo

Ángela Aguilar, la princesa mexicana que convierte lo que toca (y canta) en oro

EN VIDEO: Gloria Estefan revela las dificultades que tuvo para grabar nueva música tras la muerte de su madre