U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,708.00
    +17.75 (+0.48%)
     
  • F Dow Jones

    29,648.00
    +110.00 (+0.37%)
     
  • F Nasdaq

    11,359.50
    +73.75 (+0.65%)
     
  • RTY=F

    1,725.00
    +10.10 (+0.59%)
     
  • Petróleo

    83.70
    +0.07 (+0.08%)
     
  • Oro

    1,705.70
    +3.70 (+0.22%)
     
  • Plata

    20.83
    +0.24 (+1.17%)
     
  • dólar/euro

    0.9824
    -0.0003 (-0.03%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6510
    -0.1530 (-4.02%)
     
  • Volatilidad

    30.10
    -1.52 (-4.81%)
     
  • dólar/libra

    1.1296
    -0.0024 (-0.21%)
     
  • yen/dólar

    144.8500
    +0.2300 (+0.16%)
     
  • BTC-USD

    19,536.71
    +338.92 (+1.77%)
     
  • CMC Crypto 200

    444.26
    +8.90 (+2.04%)
     
  • FTSE 100

    6,908.76
    +14.95 (+0.22%)
     
  • Nikkei 225

    26,840.75
    +624.96 (+2.38%)
     

El chef José Andrés pide unidad en la ayuda alimentaria a Ucrania ante el duro invierno

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. Voluntarios distribuyen alimentos a los residentes locales durante el conflicto entre Ucrania y Rusia en la ciudad de Severodonetsk en la región de Luhansk, Ucrania

Por Andrea Shalal

KIEV, 12 ago (Reuters) - José Andrés, cuyo grupo World Central Kitchen (WCK) ha ofrecido más de 130 millones de comidas en Ucrania desde la invasión rusa de febrero, pidió una mejor coordinación de los esfuerzos de ayuda alimentaria en el país ante lo que promete ser un invierno brutal.

Advirtió que las donaciones estaban disminuyendo a medida que se prolongaba la guerra, lo que significaba que la WCK, que proporciona ayuda de emergencia a corto plazo, debía empezar a reducir sus operaciones justo cuando el clima frío podría agravar los problemas a los que se enfrentan millones de ucranianos desplazados.

Andrés, cuya labor fue elogiada el jueves por el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en un discurso televisado que suele centrarse en el campo de batalla y la diplomacia, está visitando este mes algunos de los 7.500 puntos de distribución del WCK en Ucrania para recabar apoyos para que continúe la ayuda alimentaria en el país.

"El dinero, tarde o temprano, va a empezar a acabarse, por eso hago un llamamiento a (...) todos los países que quieran apoyar a Ucrania, (...) que tenemos que ser uno", dijo a Reuters esta semana en un lugar de distribución en Irpín, una ciudad cercana a Kiev.

Irpín fue recuperada por las fuerzas ucranianas tras los ataques rusos que mataron a casi 300 personas a principios de marzo.

"Si cada uno hace lo suyo, podemos estar duplicando esfuerzos, desperdiciando dinero y no ayudando a Ucrania, sobre todo porque se acerca el invierno", añadió el chef español, galardonado con una estrella Michelin.

Naciones Unidas calcula que al menos 12 millones de personas han huido de sus hogares en Ucrania desde la invasión, con más de 5 millones dirigiéndose a los países vecinos y 7 millones que se cree que están desplazados dentro del propio país.

ALCANCE MÁS AMPLIO

El WCK comenzó a alimentar a la gente en la frontera polaco-ucraniana un día después de lo que Rusia denomina "operación militar especial" y pronto amplió su labor en Ucrania, mientras la gente esperaba, a menudo durante días, para huir de las zonas bombardeadas.

Andrés, que se reunió con Zelenski en Kiev el jueves, dijo que 5.000 voluntarios habían preparado y ofrecido millones de comidas en Ucrania desde entonces.

Las necesidades de alimentos podrían aumentar de nuevo, ya que las autoridades ucranianas pretenden reubicar hasta 350.000 personas en la región oriental del Dombás, donde los combates han sido intensos.

Zelenski dijo que él y su Gobierno habían acordado con Andrés "ampliar el alcance de la misión humanitaria del WCK, especialmente en las zonas que paso a paso se están liberando de la ocupación rusa". No se dispuso inmediatamente de más detalles.

Andrés dijo que su grupo era más rápido y ágil que instituciones más grandes, como el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, a la hora de responder a las catástrofes, pero que estaba buscando asociarse con estos organismos para continuar con sus entregas de alimentos en Ucrania.

El chef, que ayudó a popularizar las tapas españolas en Estados Unidos y fundó la WCK tras el terremoto de 2010 en Haití, que causó la muerte de más de 200.000 personas, dijo que los problemas de Ucrania eran una preocupación mundial dado su papel como exportador clave de cereales en todo el mundo.

Dijo que WCK podría haber retenido parte de los 250 millones de dólares que gastó para preparar comidas allí, si hubiera sabido que sus servicios serían necesarios durante más tiempo, pero todas las comidas que sirvió eran necesarias en ese momento.

(Información de Andrea Shalal; información adicional de Felix Hoske; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)