U.S. markets open in 7 hours 35 minutes
  • F S&P 500

    4,173.50
    -2.25 (-0.05%)
     
  • F Dow Jones

    34,188.00
    -18.00 (-0.05%)
     
  • F Nasdaq

    12,779.50
    +2.75 (+0.02%)
     
  • RTY=F

    1,976.70
    -2.60 (-0.13%)
     
  • Petróleo

    77.27
    +0.13 (+0.17%)
     
  • Oro

    1,890.30
    +5.50 (+0.29%)
     
  • Plata

    22.35
    +0.18 (+0.80%)
     
  • dólar/euro

    1.0741
    +0.0010 (+0.10%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6740
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    18.66
    -0.77 (-3.96%)
     
  • dólar/libra

    1.2057
    +0.0005 (+0.04%)
     
  • yen/dólar

    131.1390
    +0.0670 (+0.05%)
     
  • BTC-USD

    23,206.50
    +258.90 (+1.13%)
     
  • CMC Crypto 200

    535.75
    +9.80 (+1.86%)
     
  • FTSE 100

    7,864.71
    +28.00 (+0.36%)
     
  • Nikkei 225

    27,606.46
    -79.01 (-0.29%)
     

China relaja su política de restricciones contra el COVID

PEKÍN/SHANGHÁI, 7 dic (Reuters) -China anunció el miércoles los cambios más radicales en su estricto régimen de lucha contra el COVID desde que comenzó la pandemia hace tres años, flexibilizando las normas que frenaron la propagación del virus pero que han golpeado su economía y provocado protestas históricas.

Personas con mascarillas hacen cola frente a una farmacia en Pekín
Personas con mascarillas hacen cola frente a una farmacia en Pekín

La relajación de las normas, que incluyen permitir que las personas infectadas con síntomas leves o asintomáticas permanezcan en cuarentena en sus casas y suprimir la necesidad de un test para las personas que viajan dentro del país, son la señal más clara de que Pekín está preparando a su población para convivir con la enfermedad.

Muchos de los cambios anunciados por la Comisión Nacional de Salud (CNS) reflejan las medidas ya adoptadas en varias ciudades y regiones en los últimos días, tras las protestas contra la política del COVID, en lo que fue la mayor muestra de descontento público desde que Xi llegó al poder en 2012.

Aun así, los ciudadanos aplaudieron la perspectiva de un cambio que podría hacer que China volviera a emerger lentamente en un mundo tres años después de que el virus estallara en la ciudad central de Wuhan a finales de 2019.

El anuncio del miércoles alcanzó rápidamente el primer puesto de los temas más populares en la plataforma china Weibo, con muchas personas esperando una vuelta a la normalidad después de una serie de confinamientos de semanas de duración que han dañado la salud mental de decenas de millones.

"Es hora de que nuestras vidas vuelvan a la normalidad y de que China vuelva al mundo", escribió un usuario de Weibo.

Algunos inversores también acogieron con satisfacción el cambio, que podría revitalizar la decaída economía y moneda chinas e impulsar el crecimiento mundial.

"Este cambio de política es un gran paso adelante", dijo Zhiwei Zhang, economista jefe de Pinpoint Asset Management. "Espero que China reabra totalmente sus fronteras a más tardar a mediados de 2023".

Las empresas extranjeras en China también esperan que la flexibilización pueda ser un cambio hacia una mayor apertura y una relajación de las restricciones de viaje.

"Necesitamos que el entorno empresarial vuelva a un nivel de previsibilidad que permita a las empresas volver a operar con normalidad", declaró en un comunicado Colm Rafferty, presidente de la Cámara de Comercio estadounidense en China.

Pero Mi Feng, portavoz del NHC, declaró en rueda de prensa que cualquier cambio en las medidas relativas a los viajes sería "gradual".

PROTESTAS Y MIEDO

El cambio de las normas se produjo después de que el presidente Xi Jinping, que considera la implacable lucha de China contra el COVID como uno de sus principales logros, presidiera el martes una reunión del Politburó del Partido Comunista.

Algunos analistas se centraron en un artículo sobre la reunión publicado por la agencia oficial de noticias Xinhua en el que no se mencionaba la política dinámica de "cero COVID", aunque no estaba claro si se trataba de una señal de un cambio fundamental de postura.

A finales del mes pasado, ciudades de toda China, incluyendo Pekín y Shanghái, se vieron sacudidas por protestas contra las duras medidas por el COVID, si bien esas protestas se disiparon en pocos días ante la fuerte presencia policial y el levantamiento de diversas restricciones en diversas partes del país.

Las autoridades no han relacionado ninguno de los cambios, realizados el miércoles o antes, con las protestas.

Sin embargo, han suavizado su tono sobre los riesgos sanitarios del virus, acercando a China a lo que otros países llevan diciendo desde hace más de un año, que han eliminado las restricciones y han dado un giro hacia la convivencia con el virus.

Pero la relajación de las restricciones ha desencadenado una avalancha de compras de medicamentos preventivos, ya que algunos residentes, especialmente los ancianos no vacunados, se sienten más vulnerables a un virus que se ha mantenido en gran medida bajo control gracias a las estrictas normas de Pekín.

(Reportes de Brenda Goh en Shanghai y Sophie Yu, Ryan Woo, Bernard Orr y la redacción de Pekín; Redacción de John Geddie; Edición de Simon Cameron-Moore, editado en español por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

China permitirá a algunos contagiados de covid pasar la cuarentena en su casa