U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,662.85
    +3.82 (+0.08%)
     
  • Dow Jones

    35,911.81
    -201.79 (-0.56%)
     
  • Nasdaq

    14,893.75
    +86.95 (+0.59%)
     
  • Russell 2000

    2,162.46
    +3.02 (+0.14%)
     
  • Petróleo

    84.27
    +0.45 (+0.54%)
     
  • Oro

    1,817.30
    +0.80 (+0.04%)
     
  • Plata

    22.99
    +0.07 (+0.31%)
     
  • dólar/euro

    1.1418
    -0.0042 (-0.37%)
     
  • Bono a 10 años

    1.7720
    +0.0610 (+3.57%)
     
  • dólar/libra

    1.3674
    -0.0036 (-0.26%)
     
  • yen/dólar

    114.2310
    +0.0510 (+0.04%)
     
  • BTC-USD

    43,183.51
    -52.23 (-0.12%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,037.76
    +12.03 (+1.17%)
     
  • FTSE 100

    7,542.95
    -20.90 (-0.28%)
     
  • Nikkei 225

    28,124.28
    -364.82 (-1.28%)
     

Parece chiste, pero es anécdota: El día que Quetzalcóatl reemplazó a Santa Claus en México

·4  min de lectura

¿Qué tiene que ver este dios mexica con la Navidad? Probablemente nada, pero por alguna razón se le ha intentado ligar a esta época en dos ocasiones. Te contamos sobre aquella vez en que Quetzalcóatl reemplazó a Santa Claus.

Aprovechamos la polémica que causó el Senado de la República con su árbol de Navidad alternativo, pues fue decorado con símbolos prehispánicos y hasta tiene forma de pirámide.

En lugar de estrella tiene un penacho, y en lugar de esferas tiene la imagen de Quetzalcóatl, la serpiente emplumada, que desciende desde la punta.

Obviamente los comentarios en redes sociales no se hicieron esperar. Pero lo que muy pocos saben es que un caso parecido (y más extremo) ya había sucedido décadas atrás.

Mira: El calendario de adviento de Chanel de más de 800 USD con stickers y un pisapapeles

El día en que Quetzalcóatl reemplazó a Santa Claus

Todo sucedió en 1930, cuando centenares de niños se dieron cita para un evento muy peculiar: pedirle sus deseos y regalos a Quetzalcóatl.

De acuerdo a El Universal, que publicó una nota relacionada el 27 de noviembre de 1930, se dijo que el gobierno post revolucionario quería retomar las raíces indígenas para las fiestas decembrinas. Y así fue como se decidió que Quetzalcóatl sería el símbolo de la Navidad y no el clásico Santa Claus.

De acuerdo al mismo medio, el entonces secretario de Educación Pública, Carlos Trejo y Lerdo de Tejada, declaró que esta decisión tenía como objetivo “engendrar evolutivamente en el corazón del niño el amor por símbolos, divinidades, y tradiciones de nuestra cultura y nuestra raza”.

Esto era tan en serio, que incluso se mandaron circulares a las escuelas a nivel nacional para que les enseñaran a las criaturas sobre Quetzalcóatl. Incluso la Lotería Nacional lanzó un gran sorteo extraordinario de 600 mil pesos en honor a esta deidad.

Como contexto, hay que recordar que desde una década antes, en México abundaba el nacionalismo revolucionario, por lo que se trataba de todas maneras de exaltar nuestra mexicanidad.

En aquél entonces también hubo un montón de polémica; sobre todo entre la comunidad católica, pero de todas formas Quetzalcóatl reemplazó a Santa Claus el 23 de diciembre de 1930.

Pero el gobierno del entonces presidente Pascual Ortíz Rubio, quien se dice fue el que tuvo esta idea, no hizo que los niños le escribieran cartas a una serpiente emplumada.

Se decidió representar de otra forma a la importante deidad mexica y su imagen en toda esta temporada fue la de un hombre barbado.

También lee: La curiosa historia del ‘rosa mexicano’: cuál es su origen y quién lo bautizó así

La cita en el Estadio Nacional

La mañana del 23 de diciembre de 1930 fue cuando al fin llegó el día en que Quetzalcóatl reemplazó a Santa Claus. Pues se hizo un gran evento en el ya desaparecido Estadio Nacional.

El Estadio Nacional estaba en la colonia Roma, en lo que hoy es el Jardín Ramón López Velarde y el centro comercial Pabellón Cuauhtémoc. Se inauguró en 1924 y recordaba a los antiguos estadios griegos. Fue demolido en 1949.

El evento fue peculiar en todos los sentidos, pues se montó una escenografía que parecía un templo o pirámide y ahí en la cima estaba el gran Quetzalcóatl.

De acuerdo a las crónicas de El Universal, se juntaron alrededor de 10 y 15 mil personas en el acto.

Algo así se veía el escenario preparado para esta ocasión tan peculiar. Imagen: Archivo El Universal.

A pesar de que no había nada de Santa Claus, el lugar sí estaba adornado con varios árboles de Navidad con luces de colores que contrastaban con las y los bailarines que honraban a la serpiente emplumada.

Finalmente, las y los niños que asistieron pudieron recibir regalos de la mano de Quetzalcóatl y de la entonces primera dama Josefina Ortiz.

Esa fue la única vez que Quetzalcóatl reemplazó a Santa Claus. Pues aunque se tenía intención de hacer esto una tradición, no tuvo el éxito esperado y al año siguiente todo volvió a la normalidad.

¿Y tú qué le pedirías a Quetzalcóatl?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.