U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,131.50
    +8.00 (+0.19%)
     
  • F Dow Jones

    33,977.00
    +43.00 (+0.13%)
     
  • F Nasdaq

    12,549.25
    +33.75 (+0.27%)
     
  • RTY=F

    1,969.40
    +4.30 (+0.22%)
     
  • Petróleo

    74.43
    +0.32 (+0.43%)
     
  • Oro

    1,882.90
    +3.40 (+0.18%)
     
  • Plata

    22.31
    +0.07 (+0.31%)
     
  • dólar/euro

    1.0740
    +0.0009 (+0.09%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6340
    +0.1020 (+2.89%)
     
  • Volatilidad

    19.43
    +1.10 (+6.00%)
     
  • dólar/libra

    1.2039
    +0.0015 (+0.13%)
     
  • yen/dólar

    132.5210
    -0.0860 (-0.06%)
     
  • BTC-USD

    22,798.59
    -263.95 (-1.14%)
     
  • CMC Crypto 200

    522.87
    -2.26 (-0.43%)
     
  • FTSE 100

    7,836.71
    -65.09 (-0.82%)
     
  • Nikkei 225

    27,757.02
    +63.37 (+0.23%)
     

En un ciclo agrícola complejo, la siembra tardía de granos gruesos es el objetivo de los productores

Los productores deben readecuar el manejo para ampliar la superficie con maíz tardío
Los productores deben readecuar el manejo para ampliar la superficie con maíz tardío

Los tres años seguidos de La Niña, con una sequía en 2023 como no recuerdan siquiera los agricultores con más años, resulta ácido nítrico sobre la economía de los productores. No obstante, con la tenacidad que los caracteriza, perdida la oportunidad de las siembras tempranas de granos gruesos buscan la revancha y reestructuran el plan de siembras hacia cultivos tardíos. Mientras tanto, el clima se balancea entre seguir destrozando presupuestos por bajos rindes o dar algún respiro económico con el maíz y la soja de diciembre.

En ese contexto, el consultor Julio Lieutier, que trabaja en el norte de Buenos Aires, dice que “los lotes con barbecho por antecesor trigo/soja han tenido alguna recarga de humedad que daría autonomía a un maíz tardío durante diciembre y parte de enero”.

La sequía ya tiene un costo equivalente al 0,6% del PBI

En la zona hubo lluvias de 10 a 20 milímetros, que aportaron humedad superficial, por lo que se podrían empezar las siembras buscando que el periodo crítico de floración se ubique en febrero. Por experiencia de años anteriores, Lieutier sabe que las siembras desde principios y hasta el 20 de diciembre todavía dan rendimientos estables.

Paquetes y fechas

La implantación en días posteriores al 20 de diciembre puede dar una fuerte caída de rindes y riesgo de sufrir heladas tempranas. Las siembras de maíz de diciembre se cosechan en agosto y hay que prever los problemas de secada y el riesgo de vuelco.

En el paquete tecnológico del maíz tardío se reduce la fertilización nitrogenada respecto del temprano y la urea se debe incorporar al suelo, al no haber seguridad de lluvias en las próximas semanas. La densidad de siembra también disminuye para asegurar estabilidad al planteo, sin exceder las 55.000-60.000 plantas por hectárea.

En lotes que vienen de arveja fracasada o de cultivos de cobertura, con el perfil completamente seco, en cambio, hay que demorar las siembras, pero con el límite del 20/12; si no llegan las lluvias hasta esa fecha, el potrero se reorienta a soja.

Para la oleaginosa se está aprovechando cada chaparrón que recarga los primeros centímetros del suelo avanzando con las siembras de diciembre. Esta especie es más elástica que el maíz en fecha de siembra, no tiene el dead line del 20/12 y la implantación puede extenderse hasta principios de enero si las condiciones así lo exigen.