U.S. markets open in 6 hours 31 minutes
  • F S&P 500

    4,173.75
    -2.00 (-0.05%)
     
  • F Dow Jones

    34,175.00
    -31.00 (-0.09%)
     
  • F Nasdaq

    12,790.25
    +13.50 (+0.11%)
     
  • RTY=F

    1,976.10
    -3.20 (-0.16%)
     
  • Petróleo

    77.50
    +0.36 (+0.47%)
     
  • Oro

    1,894.30
    +9.50 (+0.50%)
     
  • Plata

    22.49
    +0.31 (+1.41%)
     
  • dólar/euro

    1.0760
    +0.0029 (+0.27%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6740
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    18.66
    -0.77 (-3.96%)
     
  • dólar/libra

    1.2103
    +0.0051 (+0.42%)
     
  • yen/dólar

    130.8560
    -0.2160 (-0.16%)
     
  • BTC-USD

    23,226.02
    +303.05 (+1.32%)
     
  • CMC Crypto 200

    536.11
    +10.15 (+1.93%)
     
  • FTSE 100

    7,864.71
    +28.00 (+0.36%)
     
  • Nikkei 225

    27,606.46
    -79.01 (-0.29%)
     

Las ciudades chinas reducen restricciones, pero salida total de cero-COVID se ve lejana

ARCHIVO: Protestas contra las medidas por el COVID-19 en la ciudad de Urumqi, Sinkiang

Por Martin Quin Pollard

PEKÍN, 4 dic (Reuters) - Más ciudades chinas, entre ellas Urumqi en el extremo occidental del país, anunciaron el domingo una flexibilización de las restricciones contra el coronavirus, en un intento de China de hacer más específica y menos onerosa su política de cero-COVID, tras las protestas sin precedentes contra las restricciones del pasado fin de semana.

Urumqi, la capital de la región de Sinkiang y donde estallaron por primera vez las protestas, reabrirá los centros comerciales, mercados, restaurantes y otros lugares a partir del lunes, dijeron las autoridades, poniendo fin a los estrictos confinamientos después de meses.

Este fin de semana no hubo señales de disturbios significativos, aunque la policía estuvo presente en la zona de Liangmaqiao de Pekín y en Shanghái en torno a la calle Wulumuqi, que lleva el nombre de Urumqi. En ambos lugares hubo protestas hace una semana.

Un incendio mortal ocurrido el mes pasado en Urumqi desencadenó decenas de protestas contra las restricciones por el COVID en más de 20 ciudades, después de que algunos usuarios de las redes sociales dijeron que las víctimas no habían podido escapar del incendio porque su edificio de apartamentos estaba bajo confinamiento. Las autoridades lo negaron.

Las protestas fueron una muestra de desobediencia civil sin precedentes en China continental desde que el presidente Xi Jinping asumió el poder en 2012.

En los días posteriores, numerosas ciudades han anunciado la flexibilización de los confinamientos, los requisitos de las pruebas y las normas de cuarentena.

El viceprimer ministro Sun Chunlan, que supervisa los esfuerzos de lucha contra el COVID, dijo la semana pasada que la capacidad del virus para causar la enfermedad se estaba debilitando, un cambio en el mensaje que se alinea con lo que muchas autoridades sanitarias de todo el mundo han dicho durante más de un año.

China está dispuesta a anunciar una nueva flexibilización de los requisitos de las pruebas en todo el país, así como a permitir que los casos positivos y los contactos cercanos se aíslen en casa bajo ciertas condiciones, dijeron a Reuters la semana pasada personas familiarizadas con el asunto.

NORMAS LEVANTADAS

Por el momento, las medidas para suavizar flexibilizar restricciones han variado en todo el país.

Los habitantes de Zhengzhou, la ciudad central que alberga la mayor fábrica de iPhone del mundo y que el mes pasado se vio sacudida por violentos disturbios, ya no tendrán que mostrar los resultados de una prueba de COVID para tomar el transporte público, los taxis y para visitar "áreas públicas", dijeron las autoridades el domingo.

Los bares de karaoke, los salones de belleza, los cibercafés y otros locales cerrados pueden volver a abrir, pero deben pedir a los clientes que muestren una prueba de COVID con resultado negativo en las últimas 48 horas.

A partir del lunes, en Shanghái no se exigirá un resultado negativo en la prueba del COVID para tomar el transporte público y visitar los parques, según anunciaron las autoridades el domingo.

En otros lugares, tanto Nanning, capital de la región meridional de Guangxi, como Wuhan, la ciudad central donde comenzó la pandemia en 2019, anularon el domingo la exigencia de un test COVID negativo para tomar el metro.

El distrito de Haizhu de Cantón, que vivió violentos enfrentamientos el mes pasado, dijo el domingo que a partir de ahora aconseja a las personas sin síntomas de COVID que no se hagan la prueba del virus, a menos que pertenezcan a ciertos grupos especiales, como los trabajadores de primera línea o los que tienen un código rojo o amarillo.

El sábado en Pekín, las autoridades dijeron que la compra de medicamentos para la fiebre, la tos y el dolor de garganta ya no requería registro. La restricción se había impuesto porque las autoridades creían que la gente utilizaba los medicamentos para ocultar las infecciones por COVID.

Las autoridades de varios distritos de la capital han anunciado en los últimos días que las personas que den positivo en las pruebas del virus pueden permanecer en cuarentena en sus casas.

Algunas incoherencias en la flexibilización de las restricciones han provocado el enfado de la población, como la exigencia en algunos lugares de un resultado negativo en la prueba del COVID, a pesar de que los centros de pruebas masivas estaban cerrando.

En Pekín y Wuhan esto provocó largas colas en las pocas cabinas de pruebas que quedaban.

"¿Son estúpidos o simplemente mezquinos?", preguntó un usuario de las redes sociales. "No deberíamos cerrar los puestos de pruebas de COVID hasta que nos deshagamos del pase de prueba de COVID".

El número de nuevos casos diarios se redujo en todo el país a 31.824, informaron las autoridades el domingo, lo que puede deberse en parte a que un menor número de personas se sometió a la prueba. Las autoridades también informaron de dos nuevas muertes por COVID.

(Reporte de Martin Quin Pollard; reporte adicional de redacción Pekín; Editado en Español por Ricardo Figueroa)