U.S. markets open in 7 hours 19 minutes
  • F S&P 500

    3,939.00
    +2.25 (+0.06%)
     
  • F Dow Jones

    33,652.00
    +27.00 (+0.08%)
     
  • F Nasdaq

    11,511.50
    +2.00 (+0.02%)
     
  • RTY=F

    1,810.50
    +2.50 (+0.14%)
     
  • Petróleo

    73.07
    +1.06 (+1.47%)
     
  • Oro

    1,798.70
    +0.70 (+0.04%)
     
  • Plata

    22.93
    +0.01 (+0.03%)
     
  • dólar/euro

    1.0516
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4080
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    22.68
    +0.51 (+2.30%)
     
  • dólar/libra

    1.2202
    -0.0003 (-0.02%)
     
  • yen/dólar

    136.7640
    +0.2400 (+0.18%)
     
  • BTC-USD

    16,821.12
    -119.94 (-0.71%)
     
  • CMC Crypto 200

    394.77
    -7.26 (-1.81%)
     
  • FTSE 100

    7,489.19
    -32.20 (-0.43%)
     
  • Nikkei 225

    27,574.43
    -111.97 (-0.40%)
     

En la cocina de la chef Cielito Rosado

En la cocina de la chef Cielito Rosado

Hay personas cuyo nombre les cae como anillo al dedo. Cielito Rosado es una de ellas. Su voz es suave, casi angelical. Y su rostro es familiar para toda una generación. No es para menos. En la década de 1990 aparecía todos los días en la televisión y sus columnas eran publicadas semanalmente en periódicos y semanarios en principales periódicos de Puerto Rico.

Pero su nombre oficial es otro: Luz Nereida. “Papi no siguió las instrucciones de mami cuando le dijo que me inscribiera como Cielo Odette”, explicó risueña.

Su profesión tampoco es la de chef. Estudió secretaría legal. Lo de chef le viene en la sangre, por la influencia de su madre, de su abuela y porque cuando se convirtió en madre y necesitaba trabajar desde la casa se le ocurrió la idea de cocinar. Entonces, dio a luz su primera empresa: “Sabrosura”. Fue así como pudo emprender haciendo lo que le nacía del corazón y lo que había aprendido a su ritmo leyendo libros o asistiendo a talleres y seminarios.

Cielito Rosado es una figura muy reconocida en Puerto Rico en parte gracias a la magia de la televisión, pero también por otras razones. Aquella era la época en que había otros programas de cocina, casi uno en cada canal. Pero Cielito tenía otro ritmo porque su programa era muy breve, de apenas dos minutos, y sus recetas tenían que ser muy sencillas, y fáciles de replicar en la casa.

Pero un asunto llamativo era que a esta creadora de sabores en ocasiones le ocurrían contratiempos en la cocina. No siempre todo era perfecto. Pero Cielito sabía salir del paso con alguna solución casera, rápida y a veces folklórica que hacía pensar a quien a través del televisor que no era pecado el echar sal de más, cocinar en exceso un plato o quizás descubrir tarde en el proceso que había un ingrediente importante que no estaba disponible en la alacena.

Y, sobre todo, eso de explicar términos culinarios en “arroz y habichuelas”, es decir, en lenguaje sencillo, fue su arma secreta. Fue tal vez eso lo que logró afianzar su vínculo cercano con gente de todas las edades, un lazo que hoy día, se mantiene y hoy celebre en el mes de la herencia hispana.

LA TELEVISIÓN

“Llegué a la televisión cuando mi prima, Linda Hernández, llega al Canal 11 creando un nuevo concepto de noticiario llamado ‘Tu mañana’, que era diferente pues era más dinámico, los reporteros daban las noticias de pie, y tenía segmentos con colaboradores”, recordó.

En principio se resistió “pues la televisión no era para mí”, contó. Pero le hicieron unas pruebas de cámara y tras las insistencias de esa prima, se lanzó con unos segmentos grabados de dos minutos. Tuvieron tanto éxito que comenzaron a repetir el espacio en el noticiario que se transmitía a mediodía.

“Entonces, empecé a grabar 10 segmentos a la semana, cinco para el noticiario de la mañana y cinco para el de por la tarde. Luego, empezaron a llegar auspiciadores y el apoyo de la gente fue enorme. Y no era como ahora que son emails y redes sociales, no. Antes eran cartas y cartas que llegaban por correo. Tenía bolsas plásticas de esas de basura llenas de cartas y yo me sentaba a leerlas y a responderlas una a una. La gente me pedía las recetas y yo se las enviaba por correo”, narró la chef.

Lo interesante del asunto fue que, aun con la televisión, Cielito no abandonó su negocio de “catering”. A eso se sumaron ofertas para escribir columnas en periódicos.

“!Era una máquina!”, dijo Cielito refiriéndose al trajín de trabajo diario.

Su estilo le hizo cosechar frutos que le ganaron nuevos espacios en otros canales de televisión donde siempre tuvo la cocina como su escenario.

“Solamente tenía un par de minutos en televisión por lo que siempre tenía que enseñar recetas sencillas y fáciles. Nada complejas. Tenían que ser alternativas para llegar a un ama de casa que no tiene oportunidades de comprar cosas caras y que solo puede usar las cosas que todos tienen en la casa. ¡Ah!, y si no tenían un ingrediente pues les daba una alternativa sobre qué se podía hacer para sustituirlo y salir a flote con la receta”, recordó la chef quien vive en Florida Central desde 2017. Ella es de la generación de boricuas que llegó a la península floridana tras el paso del huracán María por Puerto Rico.

También publicó un libro: “Cielito Rosado, para todos los días”. La publicación tiene varias ediciones y en su confección y diseño colaboraron sus hijos.

Cielito hace una pausa. Recordó que, en estos días, mientras estaba de compras, la gerente de una reconocida tienda la reconoció. Era una joven profesional que la miraba con insistencia y se le acercó para testificarle que la seguía desde que era niña, que guardaba una carpeta con las recetas que Cielito le enviaba por correo. “Fue muy emocionante ver el impacto que a veces uno puede tener en las personas”, dijo.

Cielito es una residente floridana que, de vez en cuando, viaja a la Isla para eventos relacionados con la gastronomía. Su esposo, Charlie Díaz es el socio de sus sueños. Es su cómplice. Le cuida sus pasos y, en ocasiones, completa sus oraciones como para asegurar que todo está bien dicho.

Viven en un acogedor espacio en el cual siempre hay comida, sabrosa comida. Es imposible visitar a Cielito y a Charlie y no degustar algo rico.

“Cuando yo hago una receta, la practico muchas veces y la pruebo hasta asegurarme que esta correcta”, explicó mientras acomodaba unos besitos de coco en un plato rectangular. Al lado, unos vasitos llenos con coquito adornado con canela en polvo, porque no tiene que ser Navidad para que esta bebida aparezca en una cocina boricua. Seguido, sirvió un arroz guisado con gandules coloreado con trocitos de pimiento rojos, sofrito y un ingrediente sorpresa: plátanos maduros para un toque dulzón especial.

En Florida se ha dedicado a realizar distintas tareas, desde “food stylist” o estilista de comida, hasta organizadora de eventos gastronómicos. Pero, a Cielito le encantaría retomar algún proyecto televisivo en Florida Central. Su deseo es volver a enamorar el corazón no solamente de los boricuas de la diáspora sino de los miles de hispanos que conviven en el diverso mapa floridano donde la comida es el hilo conductor que nos une.

RECETAS

Arroz mamposteado de gandules con amarillos

Preparación. 10 minutos. Cocción 20 min.

4-6 Porciones

INGREDIENTES:

Guiso de los gandules: ¼ taza aceite de oliva

1/3 taza jamón de cocinar trozado

¼ taza sofrito

½ taza salsa de tomate

1 cucharadita. ajo picadito

1 lata 16 oz. gandules

½ taza jamón de cocinar picadito

3 tazas arroz blanco cocinado

½ taza jamón de cocinar picadito

½ taza cebolla blanca picadita

¼ taza pimiento rojo picadito

¼ taza pimiento verde picadito

¼ taza cilantrillo fresco picadito

1 plátano maduro grande frito y trozados

Prepara los gandules guisados: En una cacerola mediana echa el aceite de oliva, calienta, añade 1/3 taza de jamón de cocinar y saltea por varios minutos. Echa el sofrito, ajo, salsa de tomate y cocina a temperatura mediana por 2 a 3 minutos. Añade los gandules, sazona al gusto, tapa y cocina a temperatura mediana por 10-12 minutos. Deja aparte. Prepara el mamposteado. En una sartén profunda echa un chorrito de aceite de oliva, calienta, echa la ½ taza de jamón picadito y saltea por 1-2 minutos. Echa la cebolla, pimientos y saltea por varios minutos. Añade el arroz y saltea a temperatura mediana por varios minutos. Añade los gandules guisados escurridos (reserve el líquido del guiso y utilice lo necesario para hacer el mamposteado) y luego añade los plátanos fritos y el cilantrillo picadito. Saltea por unos segundos.

Sirve caliente.

OREJITA: Para preparar esta receta puedes sustituir los gandules por habichuelas rosadas o coloradas.

Coquito

12 porciones

Preparación: 10-15 Min.

INGREDIENTES:

1 lata crema de coco

3 cucharadas. azúcar granulada

1 cucharada de extracto de vainilla

3 latas leche evaporada

½ taza leche fresca

2 ½ tazas ron blanco

En la licuadora eléctrica mezcla la crema de coco con el azúcar, extracto de vainilla hasta que quede cremoso. Echa en un envase grande, añade el resto de los ingredientes y mezcla hasta unir. Embotella y deja en el refrigerador hasta el momento de servir.

OREJITA: Puedes mezclar en un envase con un batidor de alambre.

Tembleque

INGREDIENTES:

4 tazas leche de coco

½ taza azúcar

½ taza maicena

Pizca sal

2 rajitas de canela

canela en polvo

En un envase mediano echa 1 taza de leche de coco, maicena, mezcla y deja aparte. En una cacerola echa 3 tazas leche de coco, azúcar, pizca de sal, rajitas de canela y cocina por varios minutos hasta hervir. Echa la mezcla de la maicena con la leche que reservó en la cacerola, mezcla rápidamente y cocina hasta espesar. Echa el Tembleque en copitas o moldecitos y decora con canela en polvo.

OREJITA: Esta receta queda con una consistencia bien suave. Para que quede bien espesa y servir en un platón añade ¼ taza de maicena adicional.

Besitos de coco

Porciones 30

Preparación: 10 min. Horneo 12-15 min.

INGREDIENTES:

1 barra mantequilla derretida

1 taza azúcar

4 huevos medianos

3 tazas coco seco rallado

(shredded coconut unsweetened)

¼ taza jengibre cristalizado rallado

½ cucharada ralladura de limón

9 cucharadas harina de bizcocho (self rising)

En la batidora eléctrica echa la mantequilla derretida, azúcar, huevos y mezcla. Añade el coco seco rallado poco a poco y mezcla a velocidad mediana por lo menos 5-8 minutos. Luego añade el jengibre cristalizado, ralladura de limón, harina de bizcocho y mezcla por 3-5 minutos. Calienta el horno a 350 grados. Prepara moldecitos de mini cupcakes colocándole papelillos de cupcakes. Coloca la mezcla de los besitos en una manga de pastelería con una punta de estrella grande. Echa la mezcla en los moldecitos formando los besitos de coco. Hornea por 12-15 minutos hasta que queden doraditos. Deja enfriar y desmolda.

OREJITA: Si no tienes harina para bizcocho (self rising) puedes utilizar harina de trigo y añades ½ cucharadita baking powder.