U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,434.25
    -17.50 (-0.51%)
     
  • F Dow Jones

    28,053.00
    -136.00 (-0.48%)
     
  • F Nasdaq

    11,617.00
    -46.50 (-0.40%)
     
  • RTY=F

    1,623.20
    -12.40 (-0.76%)
     
  • Petróleo

    39.19
    -0.66 (-1.66%)
     
  • Oro

    1,899.30
    -5.90 (-0.31%)
     
  • Plata

    24.38
    -0.30 (-1.20%)
     
  • dólar/euro

    1.1848
    -0.0020 (-0.17%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8410
    -0.0070 (-0.83%)
     
  • Volatilidad

    27.55
    -0.56 (-1.99%)
     
  • dólar/libra

    1.3034
    -0.0004 (-0.03%)
     
  • yen/dólar

    104.8400
    +0.1500 (+0.14%)
     
  • BTC-USD

    13,065.45
    +44.56 (+0.34%)
     
  • CMC Crypto 200

    262.90
    +1.44 (+0.55%)
     
  • FTSE 100

    5,860.28
    +74.63 (+1.29%)
     
  • Nikkei 225

    23,508.62
    -7.97 (-0.03%)
     

Combustibles. Tras las diferencias por el barril criollo, el Presidente visitó una refinería de la familia Bulgheroni

Sofía Diamante
·4  min de lectura

La relación entre la empresa petrolera de la familia Bulgheroni, Pan American Energy (PAE), y el Gobierno había estado tensa en los últimos meses, luego de que el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, avanzara con la implementación de un barril criollo, que establece un precio mínimo sobre el principal costo que tienen las refinerías. Esos cortocircuitos parecen haber quedado atrás, luego de que el presidente Alberto Fernández se mostrara hoy junto con Alejandro y Marcos Bulgheroni, presidente y CEO de la petrolera, en su refinería de Campana.

PAE es una empresa integrada: opera en el upstream, con la producción de petróleo y gas, y en el downstream, ya que abastece de combustible a las estaciones de servicio Axion. La refinería de Campana -que visitó hoy el Presidente, junto con el gobernador Axel Kicillof, Kulfas y el ministro del Interior, Wado de Pedro- es la tercera más grande del país y una de las más modernas, luego de que realizaran una inversión de US$1500 millones para ampliar 60% la producción de gasoil y 50%, la de nafta.

La implementación del precio sostén generó malestar en el sector de refinación, ya que les prohíbe importar petróleo y los obliga a comprarlo a US$45 por barril. Si bien ahora el precio internacional ya se encuentra en torno a US$39, cuando se implementó el decreto, la diferencia era mayor a los 15 dólares.

Como toda la economía, el sector sufrió también los efectos de la cuarentena, que hizo derrumbar el consumo de naftas 50%, el de gasoil, 40% -en plena cosecha gruesa-, y casi 90% el de combustible para aviones. Esto generó que, al menos el 84% de las estaciones de servicio operaran a pérdida en abril.

La tensión con el Gobierno se dio, sin embargo, cuando, en plena crisis, se decidió aumentar un 30% el impuesto a los combustibles, que impacta en un incremento de entre 5% y 6% en el precio del surtidor, pero que terminaron absorbieron las refinadoras. Además de Axion, en el sector operan YPF, Raízen -que tiene las licencias de Shell- y Trafigura -con Puma Energy-, entre otras.

"Para mí es un día feliz porque vamos a inaugurar una destilería que va a hacer el eurodiésel que la Argentina hoy importa, y esto es muy importante para dar funcionamiento a la economía, para darle la energía que necesita, son dólares que dejan de irse de nuestro país", dijo hoy el Presidente, vestido con un mameluco azul y un casco blanco con visera de protección.

"Yo, que soy alguien que admira mucho la inteligencia argentina, quiero destacar que esto se hizo con industriales, con empresarios, con ingenieros, con trabajadores argentinos que asumieron el desafío de hacer algo que no sé si se hizo alguna vez. Y eso habla de lo que somos capaces de hacer los argentinos cuando nos decidimos a hacerlo", destacó, parado al lado de Alejandro y Marcos Bulgheroni, con los que tuvo previamente una reunión de trabajo de 20 minutos y una posterior recorrida por la refinería.

Según indicaron en el Gobierno, la obra empleó a más de 4000 personas en el desarrollo y ejecución de los trabajos, que implicaron la colocación de 30.000 toneladas de estructura (el equivalente a cuatro torres Eiffel) y más de 750.000 pulgadas de soldadura a lo largo de 200 kilómetros de cañerías. La capacidad de producción de la planta será equivalente al total del diésel premium que se comercializa en el país. Esto permitirá suplir su importación, según señalaron.

"Como bonaerenses estamos orgullosos de esta obra, que tiene la capacidad de producir todo el diésel premium que se vende en el país", destacó Kicillof, que visitó la planta por segunda vez desde que asumió. "Este es un producto que importábamos y a partir de ahora vamos a elaborar en la Argentina y en nuestra provincia de Buenos Aires, donde se procesa el 80% del combustible del país. Buenos Aires definitivamente es una provincia petrolera", destacó el gobernador, pese a que en territorio bonaerense no se produce petróleo.

Durante el acto, el mandatario descubrió una placa con motivo de la puesta en marcha de la unidad de hidrotratamiento del diésel DHT, y encabezó la apertura simbólica de la canilla que realizó el llenado de las primeras botellas con la producción nacional de ese combustible.