U.S. Markets open in 1 hr 38 mins

Comparamos Mac Mini vs. iMac: diferentes, pero con mucho que aportar

Marta Villalba

La familia de computadoras de Apple es numerosa. Actualmente, tienes iMac, Mac mini, MacBook Pro y MacBook Air con distintas versiones y configuraciones, y probablemente por eso no sabrás cuál elegir. Pues todas son buenas opciones, pero como suele suceder a la hora de decantarte por una u otra tecnología, todo depende de lo que necesites en tu caso concreto. Si buscas una para trabajar en la oficina o en casa, tal vez te interese más la opción de una de sobremesa. En este caso la elección de computadora se reduce a la mitad: Mac Mini vs. iMac, ¿cuál de los dos te encajará más? Te ayudamos a obtener la respuesta con esta guía en la que analizamos las dos versiones más actualizadas de ambos modelos.

DISEÑO

Mac Mini vs. iMac

Tanto la iMac como la Mac mini están acabadas en aluminio, un material ligero, resistente y a la vez elegante. Y aunque ambas están diseñadas como computadoras de sobremesa, su diseño es muy diferente, son dos conceptos completamente distintos. Con 2.9 libras (1.3 kg) y 1.4 pulgadas de grosor (3.5 cm), el Mac mini es una delgada lámina de metal similar a una caja de cables supercompacta.

Como un aspecto destacado en nuestra revisión, la computadora Mac mini resulta perfecta para colocarla debajo de un monitor o en un lado de tu mesa de trabajo. Por sus pequeñas dimensiones, no te estorbará en ningún sitio, ni siquiera en los espacios más pequeños. Y, además, los ventiladores tampoco te molestarán, ya que son silenciosos como un susurro, así que su ruido no te desconcentrará si estás trabajando. Este modelo de Apple no incluye monitor ni teclado cuando lo compras, por lo que tendrás que adquirir estos periféricos por separado.

A diferencia de la Mac mini, la iMac es una solución todo en uno. El modelo básico de la iMac tiene una altura de 17.7 pulgadas (44.9 cm) y un ancho de 20.8 pulgadas (52.8 cm), pero también está disponible un modelo de 27 pulgadas (68.5 cm). También incluye una pantalla de 21,5 pulgadas con una resolución de 1.920 x 1.080, mientras que el modelo Retina 4K incluye una pantalla con una resolución de 4.096 x 2.304. El modelo con pantalla de 27 pulgadas también incluye Retina 5K con una resolución de 5.120 x 2.880. Apple incluye incluso un teclado Magic Keyboard y el Magic Mouse 2 en la caja, evitando así que tengas que comprarlo por separado.

Algunos profesionales pueden preferir la iMac por su pantalla y diseño todo en uno, pero la Mac mini será más atractiva para alguien que ya tenga un monitor.

RENDIMIENTO

Mac Mini vs. iMac

Apple renovó la Mac mini con nuevos componentes internos para que sea una mejor opción frente a las iMacs que aún no han sido actualizadas. El modelo básico de Mac mini, el de $800 dólares, viene con un procesador Intel Core i3 de cuatro núcleos de octava generación a 3,6 GHz. También integra 8 GB de RAM y una unidad SSD de 128 GB basada en PCIe. La unidad es superrápida, alcanzó una velocidad de lectura de 2.753 MB/s y una velocidad de escritura de 1.238 MB/s en nuestra prueba de transferencia de archivos. Es decir, el doble de velocidades en unidades SSD similares en los otros equipos de sobremesa que hemos probado antes, y mucho más rápido que las unidades SATA del iMac.

Para obtener más potencia de procesamiento, también está disponible un modelo de Mac mini con un procesador Intel Core i5 de seis núcleos y ocho núcleos a 3,0 GHz por $1.100 dólares. Este es el modelo que revisamos, que es justo donde la Mac mini atraviesa el territorio de la iMac. Es una máquina muy potente, especialmente por su tamaño.

Otra de las ventajas es que en todos los modelos de Mac mini también se pueden añadir hasta 16 GB, 32 GB o 64 GB de RAM, y existen opciones de configuración para las unidades SSD de 256 GB, 512 GB, 1 TB o 2 TB. Sin embargo, todavía no incluyen gráficas dedicadas, y todos los modelos de Mac mini se entregan con Intel UHD Graphics 630.

En cuanto a la iMac, los modelos con resolución 4K actualizados ahora ofrecen opciones con el mismo procesador Intel Core i3 de octava generación y 8 GB de RAM que se encuentran en la Mac mini básica. Desafortunadamente, el modelo básico (con la pantalla de 1080p) todavía viene con un disco duro mecánico de 1 TB, y el precio sigue siendo de $1.300 dólares (en total supone pagar 500 dólares más que la Mac Mini básica). Si solo comparamos estas dos opciones, el Mac mini gana.

Sin embargo, cuando se compara con los modelos de gama alta, la elección se vuelve más difícil. También está disponible un iMac de 4K con un procesador Intel Core i5 de seis núcleos y ocho núcleos, con una velocidad de 3,0 GHz, pero eso hace que los precios se sitúen muy por debajo del rango de los $1.500 dólares. Para obtener aún más potencia de procesamiento, Apple ofrece la iMac de 27 pulgadas y 5K con una opción para el procesador Intel Core i5 de 9ª generación. Incluso puedes llegar hasta un Core i9 de ocho núcleos si necesitas potencia de verdad. Eso pone al pequeño Mac mini fuera de su alcance.

Ten en cuenta que los modelos actualizados de Retina iMac también incluyen gráficas dedicadas (Radeon Pro 555X o 560X con memoria de vídeo de 2 GB o 5 GB), algo que la Mac mini no ofrece. Las iMacs 5K de gama alta vienen con el Radeon Pro 570X, el 575X o el 580X para gráficos. Ahora puedes incluso actualizar a la Radeon Vega 48 o Vega 20 para obtener una potencia gráfica adicional.

CONECTIVIDAD

Apple siempre ha adoptado el USB-C, y los puertos integrados tanto del Mac mini como del iMac también siguen esa línea. El Mac mini incorpora cuatro puertos Thunderbolt 3 USB-C, dos puertos USB 3.0, un puerto HDMI 2.0, un puerto Ethernet y una toma de audífonos/auriculares de 3,5 mm. El iMac mantiene un rango similar de puertos, incluyendo cuatro puertos USB 3.0, dos puertos Thunderbolt 3 USB, un puerto Ethernet y una ranura para tarjetas SDXC.

Es difícil elegir ya que todos estos puertos son modernos, pero la victoria podría llevársela la iMac. En el caso de los profesionales creativos que acostumbran a utilizar Macs para desempeñar su trabajo, la falta de ranura para tarjetas SDXC significa que muchos tendrán que recurrir a un accesorio para transferir fotos y otros contenidos. Es un pequeño inconveniente que puede ser un factor decisivo para algunos, a la hora de elegir uno u otro modelo de computadora.

COMPRA EL MAC MINI, A NO SER QUE NECESITES MUCHA POTENCIA

Al fin y al cabo, el Mac mini de $800 dólares merece más la pena que un iMac de $1,100 dólares o posiblemente hasta que el iMac de $4,200 dólares actualizado.

Pero si necesitas mucha potencia, la gama superior del iMac de 5K, incluido el modelo Core i9, está muy por encima de lo que puede competir el diminuto Mac mini. En las configuraciones más básicas, opta por el modelo mini. En las superiores, la iMac se ha ganado su lugar. En el centro, tendrás que tomar una decisión basada en tus necesidades informáticas. Para obtener más potencia gráfica o el atractivo estético del todo en uno, la computadora iMac sin duda es lo que buscas. Para una configuración más versátil, la Mac mini es la solución.