U.S. markets open in 9 hours 3 minutes
  • F S&P 500

    4,627.50
    +31.75 (+0.69%)
     
  • F Dow Jones

    34,995.00
    +137.00 (+0.39%)
     
  • F Nasdaq

    16,216.00
    +165.00 (+1.03%)
     
  • RTY=F

    2,257.50
    +14.20 (+0.63%)
     
  • Petróleo

    71.00
    +2.85 (+4.18%)
     
  • Oro

    1,795.70
    +7.60 (+0.43%)
     
  • Plata

    23.39
    +0.25 (+1.08%)
     
  • dólar/euro

    1.1287
    -0.0033 (-0.29%)
     
  • Bono a 10 años

    1.4820
    -1.6450 (-100.00%)
     
  • Volatilidad

    28.62
    +10.04 (+54.04%)
     
  • dólar/libra

    1.3333
    -0.0005 (-0.04%)
     
  • yen/dólar

    113.4380
    +0.1280 (+0.11%)
     
  • BTC-USD

    57,254.78
    +2,932.57 (+5.40%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,431.71
    -23.70 (-1.63%)
     
  • FTSE 100

    7,044.03
    -266.34 (-3.64%)
     
  • Nikkei 225

    28,374.75
    -376.87 (-1.31%)
     

Las consecuencias de confiar en Wall Street Wolverine el destino de todo tu dinero

·6  min de lectura
Víctor Domínguez, alias Wall Street Wolverine, es uno de los youtubers españoles más exitosos.
Víctor Domínguez, alias Wall Street Wolverine, es uno de los youtubers españoles más exitosos.

¿Hay acaso algo más volátil que las criptomonedas? Sí, las sensaciones de aquellos que especulan con ellas y viven en una montaña rusa. Y ahí, entre el producto y las ansias, bucean como peces en el agua gurús -o pseudo- del mundo de las divisas digitales como el youtuber Víctor Domínguez, más conocido como Wall Street Wolverine.

El éxito se mide en estos tiempos a base de seguidores en redes sociales y él tiene 193 mil en Instagram, 161 mil en Twitter y 407 mil subscriptores en YouTube. Casi nada. A base de discursos -algunos más inteligentes que otros- y con una actitud agresiva, este defensor a ultranza de las inversiones en criptomonedas ha logrado meterse en el bolsillo a usuarios de diferentes generaciones que ven en él un modelo a seguir, o como poco se entretienen. Claro, que la gran mayoría de los que le siguen no facturan cifras de infarto, ni pagan ínfimos porcentajes de sus ingresos porque viven en Andorra, ni amplían sus cuentas corrientes a base de clicks recibidos. Para ellos, la vida de este youtuber es un sueño.

El mismo Domínguez describe sus vídeos de “espectáculo”; sin embargo, los temas que trata son muy serios y una equivocación suya le puede costar miles de euros a los que le siguen y ejecutan su visión. No sólo eso, sino que su influencia puede provocar falsas expectativas de consecuencias muy parecidas a la gente que vive inmerso en el mundo de las apuestas. Al fin y al cabo, se activan los mismos químicos en el cerebro.  

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Las últimas dos semanas han sido especialmente movidas en el ecosistema de las inversiones en criptomonedas. Primero fueron las declaraciones de Elon Musk en las que indicó que Tesla dejaría de aceptar este tipo de divisas como método de pago y hace pocos días, la recomendación de la Asociación de Bancos de China a las instituciones financieras para que se “abstengan con determinación” de prestar servicios con monedas digitales debido a su volatilidad. Cundió el pánico y la mayoría de las divisas digitales perdieron entre el 7% y el 22% de su valor, incluso las acciones de Coinbase (plataforma de intercambio de criptomonedas) cayeron un 5,4%. Según datos del portal de noticias especializado en este tipo de inversiones, Coindesk, el precio del Bitcoin bajó más de cinco mil euros en sólo una hora el miércoles, hasta un mínimo de 26.000 euros, antes de recuperar la mayor parte de esa pérdida.

Ante este panorama en el que Bitcoin ha perdido un 38% de su valor desde abril, la recomendación de Domínguez a sus seguidores ha sido la de aguantar el envite, no vender y esperar a que las aguas vuelvan a su cauce porque “yo creo profundamente en esta moneda”, tal y como afirmó en uno de sus últimos vídeos. Como perspectiva está bien, incluso como decisión personal es una manera coherente de actuar. Pero, ¿funciona con todo el mundo? ¿Qué sucede con las personas que le ven, que no tienen las ideas tan claras y que se están dejando llevar por su forma de afrontar este batacazo de las criptomonedas? En su último “vídeo espectáculo”, mostró maneras de lobo de Wall Street barato que no se ha perdido ni una película de Quentin Tarantino. Atención al diálogo.

Las declaraciones de Elon Musk sobre el bitcoin impactan en su valor. REUTERS
Las declaraciones de Elon Musk sobre el bitcoin impactan en su valor. REUTERS

“Señores, aquí se invierte con cojones. Aquí se ‘holdea’ (anglicismo de la palabra hold, que en el argot de la especulación significa esperar, no vender acciones o, en este caso, divisas digitales). ¿Qué es eso de vender? Aquí se ‘holdea’ y se ‘holdea’ con cojones. En el mercado de las ‘criptos’ se entra ya lloradito de casa. ¿Llorar aquí? Coge tu puto dinero y lo metes en una cuenta de ahorro a plazo fijo en el Santander”, señaló Domínguez. “Señores, estamos en el puto mercado más salvaje de la puta historia, cojones, aquí se ‘holdea’ con cojones. ¿Qué es eso de llorar. Señores, cuando hay sangre es cuando salen los tiburones. Los tiburones van a la sangre, no huyen de la sangre. Y hoy, hay una puta sangría. Aquí se ‘holdea’ hasta que se va a puto cero…” etc, etc.

El éxito de este youtuber, le ha convertido en un ‘experto’ que anima a que la gente juegue con sus ahorros e inversiones. En alguno de sus vídeos ha dejado claro que no hay que invertir el dinero que se necesita, pero ¿acaso eso es una posibilidad para los más jóvenes? En general, gran parte de aquellos que buscan tener ingresos rápidos y cuantiosos apuestan un gran porcentaje de lo que tienen. Entonces hablamos de dopamina y de una suerte de ludopatía en aquellos que se pasan el día especulando y buscan ganancias exprés.

Quien siga a Domínguez o a otros youtubers y viva en el mundo de las monedas virtuales o de la especulación en Bolsa puede potencialmente ser parte de un universo aparte, aislado de la realidad y absorbido por esta cultura de inversiones con altas dosis de testosterona. Pero esa realidad siempre vuelve y a veces abofetea igual que sucede con los dependientes al juego y las apuestas deportivas. La quimera de hacerse millonario puede funcionar para algunos, muy pocos, pero no para la gran mayoría; si no, ya no habría más espacio en Andorra para nuevos ricos. Dar consejos en vídeos que cautivan fácilmente mientras se vive a cuerpo de rey gracias a los clicks de aquellos que se dejan cautivar es una irresponsabilidad, sobre todo cuando se juega con el dinero de los demás. Así es como impera un discurso dominante que no es más que una fantasía para la gran mayoría, y muy peligrosa cuando la gente pierde la perspectiva. Al fin y al cabo, a costa de esa ilusión, de ese delirio especulativo de aquellos que son adictos a soñar a lo grande se están lucrando esos a los que le viene de perlas que haya más lobos de Wall Street imaginarios. Igual que las casa de apuestas o los casinos quieren a más personas que fantaseen con ser Richard Jarecki

Más historias que te pueden interesar:

La "bofetada" de China a las criptomonedas que hizo desplomarse al bitcoin

Lo que Elon Musk no quiere contar sobre los pagos de Tesla con bitcoin

GameStop, Robinhood y la guerra entre lobos de Wall Street y ciudadanos indignados

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.