U.S. markets closed

El coronavirus puede hacer estallar la burbuja de la riqueza en EEUU, según experto

Bolsa de valores de Wall Street el 13 de marzo de 2020 (AP/Mark Lennihan)

La volatilidad diaria del mercado de valores de Estados Unidos es un verdadero dolor de cabeza para los inversionistas y un termómetro momentáneo del impacto de la pandemia del coronavirus COVID-19 en la economía, pero el verdadero alcance de la crisis no se conocerá por lo menos hasta mediados de año, de acuerdo con diversos expertos.

Todos los indicadores apuntan a un pronóstico sombrío. Los analistas de Bespoke Investment Group señalan que los movimientos promedio de los precios diarios durante las últimas cinco semanas son los más grandes desde el colapso económico de 1929.

Pero al menos un analista, Niels Jensen, fundador y director de Londres Absolute Return Partners, una firma de consultoría de inversiones, considera que en Estados Unidos ya existía antes de la pandemia una discrepancia demasiado grande entre la riqueza y el Producto Interno Bruto (PIB) y por tanto, una “burbuja” o situación inflada y sin base sólida.

En el cuarto trimestre de 2019, el patrimonio neto de los hogares en relación con el PIB registró un récord de 545%.

“Si ha seguido mis escritos por un tiempo, sabrá que la riqueza total en la sociedad no puede crecer más rápido que el PIB nominal a largo plazo, y que cada país tiene un valor medio bien definido en términos de riqueza para ratio de PIB. En los Estados Unidos, ese valor medio es del 380%. En otras palabras, cuando la relación riqueza / PIB real se desvía demasiado del 380%, usted sabe que la relación se deberá revertir en algún momento. Simplemente no sabes cuándo", dijo en una carta mensual a los inversores, citada por Marketwatch.

Para Jensen, ese momento se ha producido ahora, con la crisis del COVID-19, que provocará un ajuste de esa relación.

Operadores financieros en Wall Street, en marzo de 2020. (AP /Craig Ruttle)

Las propiedades inmobiliarias y las acciones están más sujetas a los vaivenes del mercado, pero Jensen reconoció que a pesar de estos últimos, hay que mantenerse en la bolsa, tal como hizo él mismo a fines de la década de 1980, cuando las altas valoraciones de las acciones japonesas desafiaban toda lógica. “Los clientes lo exigieron, y el jefe lo esperaba”, explicó. Pero consideró que es “suicida” que los inversionistas no estén preparados para un desplome del mercado una vez que se explote la burbuja, dijo.

Jensen también explicó por qué las acciones europeas se venden más que las acciones estadounidenses, aunque consideraba que las primeras estaban sobrevaloradas antes de la pandemia.

"Más europeos han muerto (hasta ahora), lo que resulta en un mayor factor de miedo en este lado del Atlántico, es decir, el impacto en los activos de riesgo ha sido mayor", dijo y agregó que los mercados europeos también son menos líquidos. "Antes de salir al otro lado de esta crisis, lo más probable es que llegue el día en que las acciones europeas comiencen a superar a las acciones estadounidenses, al igual que las acciones chinas han superado a las acciones del resto del mundo en las últimas semanas".

En lo que va de 2020, el Shanghai Composite ha caído un 8%, el S&P 500 (^GSPC) ha caído un 18% y el Euro Stoxx 50 (^STOXX50E) ha perdido un 25%.

Artículos relacionados: