U.S. Markets closed

El coronavirus costó entre 15.000 y 22.000 millones de dólares a Royal Dutch Shell

·1  min de lectura
El logotipo del gigante petrolero Royal Dutch Shell, en una gasolinera de Londres el 30 de enero de 2018 (AFP/Archivos | Ben Stansall)
El logotipo del gigante petrolero Royal Dutch Shell, en una gasolinera de Londres el 30 de enero de 2018 (AFP/Archivos | Ben Stansall)

El gigante petrolero Royal Dutch Shell anunció este martes que sus activos se depreciaron entre 15.000 y 22.000 millones de dólares en el segundo trimestre por el impacto de la pandemia de coronavirus en la demanda y los precios de los hidrocarburos. "En el segundo trimestre, Shell revisó sus perspectivas de valores a mediano y largo plazo y sus perspectivas de márgenes para reflejar el impacto de la pandemia de covid-19", explicó Shell en un comunicado. Por tanto, agrega, ha revaluado sus activos tangibles e intangibles y pasará "gastos de depreciación de 15.000 a 22.000 millones de dólares tras impuestos en el segundo trimestre". El grupo apuesta a un barril de crudo a 35 dólares este año, un precio que no permite generalmente a las grandes petroleras generar ganancias. Shell apuesta luego a un barril a 40 dólares el año próximo y 50 dólares en 2022. Los precios de crudo habían comenzado 2020 en torno a los 60 dólares antes de hundirse hasta territorio negativo en marzo y abril. En el primer trimestre, Royal Dutch Shell había caído en rojo a raíz del derrumbamiento de los precios del petróleo, lo que lo condujo a reducir sus dividendos por primera vez desde los años 1940.