Los cortes de luz, la basura y el calor ponen a prueba Buenos Aires

Buenos Aires fue puesta a prueba por un enorme corte de luz que afectó a 850.000 usuarios, mientras miles de bolsas se amontonaban en sus calles en el cuarto día sin recogida de residuos, en medio de una ola de calor con temperaturas inusuales para la primavera austral.

El centro de la capital argentina pareció derrumbarse en la noche del miércoles cuando el gigantesco apagón iniciado a las 18H05 (21H05 GMT) dejó a oscuras centenares de oficinas y comercios, interrumpió cientos de semáforos y el servicio de metro en una hora punta.

El caos que se produjo en la víspera de una jornada de protesta y cacerolazos programada para este jueves generó en el gobierno de Cristina Kirchner una sospecha de que podría tratarse de un sabotaje.

"No hemos encontrado ninguna situación que amerite que hayan salido de servicio las dos líneas (de alta tensión) simultáneamente. No hemos encontrado ninguna causal que justifique lo que pasó", aseguró este jueves en rueda de prensa el ministro de Planificación, Julio de Vido.

Sostuvo que "no se descarta ningun tipo de hipótesis" y que el gobierno quiere saber "quién bajó la palanca, quién interrumpió el servicio".

Con este objetivo, agregó, presentará una denuncia penal por "la posible comisión de delito de la destrucción parcial o total del servicio de energía eléctrica".

De Vido precisó que un total de 850.000 clientes, es decir, unos 3,4 millones de personas, en la capital argentina y su periferia (13 millones de habitantes), fueron afectados por el gigantesco apagón y agregó que este jueves "todavía hay unas 200.000 personas sin luz".

Según el ministro, la caída de dos líneas de alta tensión que corren de forma paralela no se debió ni a una sobrecarga de demanda por la ola de calor ni a una falta de mantenimiento de las mismas.

De Vido dijo que "fue llamativa la situación porque la línea estaba operando a mitad de su capacidad" y aseguró: "No podemos echarle la culpa a la ola de calor" con temperaturas que no bajan de 25 grados Celcius por las noches y se elevan a 35 grados durante el día, inusuales para la primavera austral.

Mientras la ciudad sufría los cortes de luz, olores nauseabundos seguían emanando de miles de bolsas de residuos acumuladas en esquinas de Buenos Aires, constató la AFP, producto de una protesta de la empresa recolectora.

El sindicalista del sector, Alfredo Vega, afirmó que "volver a la normalidad llevará 48 horas, por lo menos", tras solucionarse este jueves el conflicto.

"El problema de higiene, dentro de todo no es tan grave, aunque las altas temperaturas complican", dijo Diego Santilli, ministro de Ambiente y Espacio Público del gobierno de Buenos Aires, quien admitió que aún resta recoger el 45% de la basura acumulada.

Vega explicó que la protesta en el Ceamse se debió a que el predio "donde se deposita el 80% de la basura de toda el área metropolitana (Buenos Aires y periferia) le queda una vida útil de aproximadamente 10 meses" por lo que los trabajadores "ven amenazadas sus fuentes de trabajo".

Cargando...

 
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.