U.S. Markets close in 4 hrs 48 mins

Chevrolet Corvette Stingray 2020 será el más rápido de la saga

Juan García

chevrolet corvette stingray 2020
chevrolet corvette stingray 2020
chevrolet corvette stingray 2020
chevrolet corvette stingray 2020
chevrolet corvette stingray 2020
chevrolet corvette stingray 2020
chevrolet corvette stingray 2020
chevrolet corvette stingray 2020

Pensando en mejorar la aerodinámica y experiencia al volante, General Motors ha rediseñado por completo al Corvette Stingray 2020 de Chevrolet, tanto en ingeniería como en diseño interior y exterior. Se trata de una completamente nueva octava generación del deportivo, aparecido a mediados del siglo pasado.

La marca estadounidense ha fijado los precios, que comenzarán en $59,995 dólares, y ha detallado las especificaciones de los tres niveles de acabado.

El 1LT empezará en $59,995 dólares e incluirá el motor V-8 LT2 de 6.2 litros de bloque pequeño, que produce 490 caballos de fuerza y 465 lb-pie de torque (630 Nm). Su transmisión será una automática de ocho velocidades, con doble embrague y cambios al volantes (por levas o paletas).

La versión de entrada contará con asientos eléctricos GT1 de ocho posiciones con piel Mulan; techo panorámico del color de la carrocería; frenos de disco delanteros y traseros asistidos eléctricamente con cálipers Brembo de cuatro pistones. Además, llevará neumáticos Michelin Pilot Sport ALS reforzados (run-flat) para todo clima con monitoreo de presión y temperatura.

El catálogo contempla también luces LED con faros automáticos; sistema de acceso y botón de arranque sin llaves; control de tracción con sistema activo para manejo y lanzamiento; seis modos de manejo (Tour, Deportivo, Pista, Clima, MyMode y Z-Mode); climatizador electrónico de doble zona; boquilla de combustible sin tapón; control de velocidad de crucero y dobles espejos eléctricos deportivos con desempañador.

Además, el Corvette Stingray 1LT llevará también guantera y consola con cierre centralizado; cámara de visión trasera HD y asistencia de estacionamiento trasera y compuerta posterior motorizada, así como volante forrado en piel con ajuste eléctrico de inclinación y profundidad.

En la cabina, destacan su sistema de sonido Bose de 10 altavoces con tres meses de suscripción de prueba Sirius XM; pantalla táctil de 8 pulgadas a color con el último sistema de infoentretenimiento de Chevrolet; panel de instrumentos de 12 pulgadas a color; conexión a Bluetooth por sistema NFC; soporte para Apple CarPlay y Android Auto; controles al volante; un mes de prueba de OnStar y filtración de aire.

A partir de $67,295 dólares, el 2LT añadirá sistema de visualización sobre tablero (head-up display) a todo color; asientos con ajuste lumbar y de riñoneras motorizado; sistema de carga inalámbrica de teléfonos; asientos calefaccionados y ventilados; volante calefaccionado y sistema de sonido Bose de la Serie Performance con 14 altavoces.

Además, el modelo intermedio integra sistema de navegación con tráfico y registro de datos de desempeño; control remoto universal para la cochera; espejos retráctiles motorizados; espejo con cámara trasera con reductor de intensidad automático; paquete con memorias de asientos para el conductor y pasajero; cámara de visión de banqueta frontal; suscripción de un año de radio satelital SiriusXM; alerta de punto ciego lateral; alerta de tráfico trasero; sistema antirrobo avanzado y redes para el área de carga.

Finalmente, el tope de gama tendrá un costo desde $71,945 dólares. El 3LT suma asientos GT2 con superficies de piel de Napa y Mulan y molduras de fibra de carbono; interiores forrados en piel a la medida; acabados interiores superiores forrados en ante y paneles de puertas forrados en piel.

El catálogo de opcionales contempla el paquete de alto desempeño Z51 por $5,000 dólares, que ofrece una aceleración de cero a 60 mph (97 km/h) en 2,9 segundos, casi un segundo más rápido que el Corvette Stingray 2019 y una décima mejor que el modelo base. De esa manera, conseguirá hacer el cuarto de milla (402 metros) en 11.2 segundos, a una velocidad de 121 mph (195 km/h). Dicha característica lo hará el más rápido en la historia de la familia Corvette.

“El LT2 es uno de los mejores productos de la familia de motores Corvette V8 Small Block de alto rendimiento y aspiración natural. Este propulsor es increíblemente potente y receptivo (a las exigencias del conductor). La potencia está fácilmente disponible cuando se necesita”, comentó el ingeniero jefe global de General Motors, Jordan Lee.

Chevrolet recordó que los resultados pueden variar dependiendo de las condiciones climáticas, el estado de los neumáticos y la calidad de la superficies de la carretera.

La marca añadió que gran parte de la potencia adicional del LT2 se puede atribuir a la admisión, pues el sistema tiene un diseño de baja restricción e incorpora colectores gemelos de 210 mm de longitud y un cuerpo del acelerador de 87 mm. Los ductos del escape también son de baja restricción y cuentan con un diseño estilizado. Otra novedad es el cárter de aceite de bajo perfil, lo cual permite que tener el motor a baja altura, con los consiguientes efectos positivos en el centro de gravedad, la sensación conductiva y el rendimiento de la pista.

El pack Z51 añade escape de alto desempeño; suspensión de alto desempeño con asientos de resortes ajustables manualmente; diferencial de derrape limitado electrónico; alerón divisorio frontal y trasero; frenos delanteros y traseros con discos más grandes asistidos por buster eléctrico con calipers monobloque de cuatro pistones y logotipo trasero Z51; neumáticos de alto desempeño Michelin Pilot Sport 4S; sistema de enfriamiento mejorado; radio de eje específico y entradas para ventilación de los frenos delanteros.

Otros adicionales son el escape de alto desempeño ($1,195 dólares), que incrementa le potencia a 495 hp y 470 libras-pie (637 Nm) y un sistema de levantamiento de suspensión frontal ($1,495 dólares). Los clientes podrán seleccionar entre 12 colores exteriores, seis temas de colores interiores, seis colores de cinturones de seguridad, dos paquetes de opciones de costuras y tres opciones de asientos, detalló Chevrolet.

Versión optimizada

El ingeniero en jefe de Corvette, Tadge Juechter, afirmó que la misión de la firma ha sido “desarrollar un nuevo tipo de vehículo deportivo, combinando los atributos exitosos de Chevrolet Corvette con el desempeño y experiencia de manejo de un superauto con motor central”.

Así como lo lees: el Stingray 2020 ha sido diseñado en su totalidad, alrededor de su propulsor, que cuenta ahora con ubicación central.

Esta característica permite que el deportivo tenga una mejor distribución de peso, lo que mejoraría significativamente su rendimiento. Asimismo, cuenta con una excelente estabilidad por tener un bajo centro de gravedad. No que hay que olvidar que la experiencia de manejo es lo primordial en un Corvette. Su manejo es equilibrado y cómodo, al llevar el asiento del conductor hacia adelante, más cercana al eje frontal y casi encima de las ruedas delanteras, lo que transforma por completo la experiencia al volante. 

En este modelo también debuta la primera transmisión de doble embrague de ocho velocidades de Chevrolet, provista por Tremec. En palabras de la compañía, la caja brinda “la sensación enérgica y directa de una manual y la comodidad de manejo superior de una automática”.

El sistema de lubricación fue también rediseñado para mejorar el desempeño del motor, que es visible desde el exterior, gracias a un panel de cristal de 3.2 mm de grosor.

Y una de las principales características es su altura, que ha sido puesta al nivel de los autos de carreras, gracias a un bajo nivel de cofre, volante y panel de instrumentos.

El flamante Corvette Stingray 2020 tiene un aspecto exterior moderno y futurista que muestra lo poderoso que es. Es según la marca uno de los rediseños más grandes en sus 60 años de historia, todo gracias a la nueva ubicación central de su motor y un diseño aeronáutico le dan nuevos aires a este clásico de Chevrolet.

En este apartado, los aspectos más novedosos son sus faros de bajo perfil diseñados alrededor de nuevos proyectores. La firma destacó que las manijas, el cofre ni las ventanas interfieren con las líneas de la carrocería, que exhibe largas tomas de aire, dedicadas a la refrigeración del motor y un más óptimo desempeño aerodinámico.

Los diseñadores se propusieron que la forma del pilar A comunicara velocidad y aportara a una mejor visibilidad, mientras que la zona posterior del vehículo recibió salidas de escape cuádruples y luces traseras led dobles con señales de giro animadas.

Para esta edición, la casa estadounidense extendió la cabina hacia el frente 16.5 pulgadas (casi 42 centímetros). Gracias a ello, “envuelve” al conductor, cuya posición más cercana al eje frontal, casi encima de los neumáticos delanteros, intensifica la sensación de control.

Bajo y espacioso, el habitáculo luce un pequeño volante cuadrado de dos brazos, un tablero reconfigurable de 12 pulgadas, controles de clima verticales y ventilas ultradelgadas. Gracias su doble cajuela, registra un volumen de carga de 12.6 pies cúbicos (358 litros).

*Nota actualizada el 8 de noviembre con datos sobre aceleración y detalles del motor.