U.S. markets close in 6 hours 16 minutes

El crecimiento del desempleo en España se frena en mayo

Un hombre camina por un polígono industrial de la ciudad española de Burgos el 30 de marzo de 2020, en pleno confinamiento por la crisis del coronavirus, que sólo permitía actividades económicas esenciales (AFP/Archivos | César Manso)

El número de solicitantes de subsidios de desempleo en España aumentó en casi 27.000 personas en mayo, una cifra diez veces inferior a la registrada en marzo y abril durante el punto álgido de la pandemia del coronavirus, anunció este martes el gobierno.

En marzo, cuando empezó el severo confinamiento decretado en España para combatir la covid-19, aumentaron en más de 302.000 personas los solicitantes de empleo. En abril, el incremento fue superior a 280.000.

En mayo, el crecimiento fue de 26.573 hasta un total de 3,85 millones de personas inscritas en las oficinas públicas de desempleo, indicó el ministerio de Trabajo.

A finales de marzo, el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyos datos se calculan de forma diferente y se toman como referencia, estimaba un total de 3,3 millones de desempleados en España.

Estas cifras no tenían en cuenta a aquellos trabajadores incluidos en planes de suspensión temporal del empleo debido al confinamiento que llegaron a alcanzar los 3,7 millones de personas según el ministerio de Trabajo.

El gobierno de coalición de izquierdas de Pedro Sánchez simplificó el acceso a estos planes de desempleo temporal y prohibió los despidos durante la crisis sanitaria con el objetivo de mitigar el impacto en el mercado laboral.

Pero cuando estos planes terminen, en principio el 30 de junio, el paro podría volver a dispararse.

El gobierno exigió a las empresas que se beneficiaron de estos planes no recortar plantilla durante seis meses pero se contemplan excepciones.

En mayo, cuando comenzó el desconfinamiento del país, el número de solicitantes de empleo bajó en casi un 7% en la construcción respecto a abril.

En la industria y la agricultura se mantuvieron estables, pero continuaron aumentando en los servicios (+1,55%), el sector más castigado por la destrucción de empleo, especialmente por los numerosos contratos temporales dependientes del turismo.

La tasa de desempleo aumentó al 14,4% a finales del primer trimestre.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que ésta se dispare hasta el 20,8% a finales de año. El gobierno, por su parte, pronostica un 19%.