U.S. markets close in 1 hour 9 minutes

Cada vez menos niños y más gatos y perros en las familias españolas

Las tasas de fertilidad están en descenso desde hace décadas en los países desarrollados. Apenas un 11% de las familias españolas tiene hijos menores de cinco años, mientras que el 40% de los hogares posee, al menos, un animal de compañía. Unos datos de los que puede concluirse que este no es país para niños, pero sí para mascotas.

En concreto, el sector de las mascotas mueve 1.200 millones de euros en España solo en medicinas y alimentos, según datos de Veterindustria (Asociación Empresarial Española de la Industria de la Sanidad y Nutrición Animal). España es el quinto mercado de animales de compañía más grande de Europa, que en 2017 ascendió a 25.000 millones de euros, según Euromonitor Internacional.

El gasto medio anual de alimentación por mascota asciende a casi 300 euros. En el caso concreto de los perros, su mantenimiento conlleva un desembolso económico medio de 1.250 euros al año, según el estudio 'Mi Mascota en cifras' de la Real Sociedad Canina de España (RSCE). Además, el comercio electrónico de productos para animales ha crecido un 25% en los últimos años, suponiendo, a día de hoy, entre un 5 y 6% del total.

También de interés:

Cada vez menos hijos, pero cada vez más mascotas. Eso es lo que está ocurriendo en España. Foto: Getty Images.

Según el informe “Tendencias del Consumidor 2020” elaborado por Nielsen (compañía de medición y análisis de las tendencias de consumo y mercados a nivel global), un 42% de los hogares españoles tenían en 2019 perro o gato, un 2,5% más que el año anterior. Los perros y las aves son los animales de compañía preferidos por los españoles, con más de 5 millones de animales censados. Las mascotas ‘alternativas’ como los peces, los reptiles o los roedores están en alza, con casi 4 millones contabilizados. Los gatos, por su parte, tienen menos seguidores, con un total de 2 millones de felinos censados (un 8,2% de las viviendas).

La mayoría de los dueños se refieren a sus mascotas como ‘bebé o ‘hijo’

Según un estudio elaborado por Amazon sobre tendencias de comportamiento y actitudes de dueños de mascotas en España, el 52% de las personas prefiere a sus animales de compañía antes que a los seres humanos. El documento también revela que las personas que tienen mascotas harían ‘cualquier cosa’ para satisfacer las necesidades de los animales, desde cambiar sus planes de vacaciones, adquirir muebles nuevos o adaptar su casa al nuevo inquilino. Incluso algunos están dispuestos a sobrellevar alergias a los animales.

Los encuestados consideran que las empresas deberían conceder unos días libres en caso de que su mascota falleciera, además de un ‘permiso de paternidad’ si su mascota tuviera crías. Estas actitudes reflejan que, para muchas personas, la compañía de una mascota puede llegar a satisfacerles más que tener un hijo. De hecho, de acuerdo con el informe de Amazon, un 67% de los participantes se refiere a sus animales de compañía como ‘bebé’ o ‘hijo’.

¿A qué se debe esta tendencia? La explicación está muy relacionada con los cambios sociales y económicos de los últimos 50 años. Las mascotas ‘hacen compañía’ y no suponen un gasto tan elevado como los niños, por lo que es la opción preferida para las personas solteras o parejas- tanto las que no quieren como las que no pueden tener hijos biológicos- que deseen ‘formar’ una familia. También está vinculada con incorporación de la mujer al mundo laboral: la idea de que la mujer está ‘destinada’ a concebir y cuidar de los hijos se está diluyendo cada día más. No hay más mujeres que no prefieran tener hijos, pero sí que defienden que esta decisión es completamente opcional y que no se debe criticar o dar la espalda a aquellas que estén determinadas a no tener descendencia.

Hay personas que poseen recursos económicos para comenzar una familia, pero prefieren destinar sus ingresos a mantener a su mascota, o emplearlo en otros gastos personales (formación, ocio, viajes…), algo que sucede tanto en el caso de las mujeres como en el de los hombres.

Curiosamente, cada vez somos más ‘cuidadores´ de seres vivos, más animalistas y más responsables, pero esos seres vivos no son seres humanos. Si las tasas de natalidad siguen menguando, quizá un día lo que nos preguntemos es si hay suficientes personas para cuidar de tantas mascotas. Solo el tiempo lo dirá.

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias