U.S. markets closed

¿Cuáles son las amenazas de mayor crecimiento en los celulares?

Tanto los troyanos de publicidad en el móvil como el "stalkerware" crecieron en 2019, poniendo cada vez más en peligro los datos personales de los usuarios de teléfonos inteligentes.

El primero experimentó un crecimiento de dos dígitos en el número de paquetes de instalación detectados, mientras que el segundo duplicó el número de amenazas a usuarios de teléfonos móviles con respecto a 2018. Estas son algunas de las principales conclusiones del informe anual "Mobile Malware Evolution" de la empresa de seguridad informática Kaspersky, enviado a iProfesional por esta compañía.

Los dispositivos móviles se han convertido en contenedores transportables de datos personales. Por tanto, no es de extrañar que los ciberdelincuentes a la caza de información privada se hayan decidido a explotarlos. Según las estadísticas de Kaspersky, dos de las amenazas móviles de 2019 tienen que ver con las amenazas a la privacidad: el adware móvil y el stalkerware. 

El adware recopila información privada para mostrar a los usuarios anuncios publicitarios en función de sus intereses. Aparte de los banners, hay otra dimensión de este tipo de ataque: los datos sensibles de la víctima pueden acabar en los servidores de terceros sin su consentimiento o conocimiento. El año pasado, el 21% de todas las amenazas móviles observadas por Kaspersky estaban relacionadas con el adware.

En cuanto al stalkerware, este consiste de aplicaciones comerciales de spyware instaladas en dispositivos sin el conocimiento o consentimiento de los usuarios; allí permanecen ocultas y operan en segundo plano.

Estas aplicaciones tienen acceso a cantidades significativas de datos personales, como la ubicación del dispositivo, el historial del navegador, los mensajes de texto, las conversaciones en redes sociales, las fotos, etc.

No sólo comparten información sensible con el acosador, sino que también hay posibilidad de que otros hackers obtengan acceso a los servidores de stalkerware y recopilen toda esta información para sus propios fines.

El stalkerware es de creciente interés para los ciberdelincuentes. Los últimos datos de Kaspersky, calculados con los criterios de detección de stalkerware de la "coalición contra el stalkerware", reflejan que los ataques a los datos personales de los usuarios de dispositivos móviles aumentaron de 40.386 afectados en 2018 a 67.500 en 2019.

Además, el número de ataques se duplicó durante la segunda mitad del año en comparación con la primera. Por ejemplo, en enero de 2019 hubo 4.483 usuarios atacados; en septiembre de ese mismo año, este número aumentó hasta los 9.546 afectados y en diciembre la cifra llegó hasta 11.052.