U.S. markets open in 11 minutes

Cursos para emprendedores: Todos los que hay en México y cómo elegirlos

Érika Uribe

Tener una idea innovadora y un chispazo de suerte ya no es suficiente para aspirar al éxito en los negocios. Ahora se necesitan diversos conocimientos que apalanquen la innovación, el desarrollo y el progreso de un emprendimiento.

Estamos ante una nueva generación de emprendedores que, conscientes del impacto social de su esfuerzo, no vacilan en gestionar su conocimiento, en utilizar la tecnología para ello o en optimizar su tiempo para volver a las aulas.

¿Qué opciones tienen? Muchas. Van desde cursos, talleres, diplomados, maestrías y licenciaturas presenciales, hasta un sinfín de propuestas de capacitación online que implica la inversión de unos pocos minutos por día.

Un país de emprendedores 

Frente al reto de generar fuentes de trabajo de calidad, con la innovación y el desarrollo necesarios para apuntalar la competitividad del país, los emprendedores se han vuelto más proactivos para generar o adquirir conocimientos.

En este sentido, el Entrepreneurship Monitor 2019/2020 Global Report advierte que si bien la educación y formación emprendedora en la etapa escolar sigue siendo baja en México (con un lugar 23 de entre 54 naciones estudiadas), en la fase postescolar alcanza el tercer lugar, lo cual es ya una buena noticia.

“Si algo nos caracteriza es la vocación emprendedora y el deseo de aprender. Es cierto que a algunos los motiva la dificultad para insertarse en el mercado laboral, pero cada vez son más los que quieren hacerlo por el deseo de alcanzar una meta personal en la que la generación de empleo se vuelve una consecuencia directa”, explica Jaime Neftalí Martínez, fundador y director general de TK, Desarrollo Profesional Integral, firma especializada en gestión estratégica y desarrollo organizacional.

¿Cuántos quieren emprender? Según un reciente reporte de Young Business Talents (YBT), seis de cada 10 jóvenes mexicanos de entre 15 y 21 años, quienes aluden a dos factores clave para el éxito: experiencia (53%) y formación (43.6%).

Al igual que estos jóvenes, súmate a la comunidad emprendedora que está cambiando el rumbo del país. ¡Hazlo sin miedo e invierte en tu conocimiento!

Define tu hoja de ruta

Ante la globalización y la incorporación de nuevas tecnologías, la capacitación y el conocimiento se han transformado en las mejores herramientas para el progreso de los negocios y de su gente.

“Hoy, el emprendedor debe tener interés en prepararse y adquirir herramientas que lo hagan crecer. Hay una gran oferta presencial y cursos online en diferentes plataformas. Eso hace que tenga un amplio menú de opciones”, dice Isaac Lucatero, director del Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera del Tecnológico de Monterrey en la Región Ciudad de México.

Justo por ello es importante que los emprendedores hagan una hoja de ruta. Para ello define cuáles son las metas de capacitación, expectativas personales/profesionales, tiempo e intereses, así como el momento o etapa de desarrollo en que se encuentra el emprendimiento.

Por ejemplo, los negocios que están elaborando su business plan están en una fase inicial o de planificación; los que tienen un producto en el mercado y están comprobando hipótesis se encuentran en la etapa de validación o lanzamiento, y los que generan ventas y tienen un retorno sobre la inversión, en desarrollo o consolidación.

De acuerdo con Lucatero, el resultado de este análisis es de gran ayuda para definir qué programa tomar (curso, taller, diplomado, maestría o doctorado) y qué modalidad (presencial, si dispones de tiempo, u online para estudiar a tu ritmo y sin importar donde te encuentres).

¿Qué estudiar? 

Elegir un programa académico puede ser más sencillo si partes del análisis antes mencionado, teniendo en el radar los conocimientos que necesitas desarrollar de acuerdo con el timing de tu empresa o negocio.

Por ejemplo, Diego Martínez de Velasco, director del Centro de Emprendimiento y Desarrollo de la Universidad Iberoamericana, en la etapa de planificación recomienda capacitarse en metodologías como desing thinking; en la de lanzamiento, en Business Model Generation, y en la de consolidación, en temas de networking y liderazgo.

“Hay una gran oferta presencial y online; por ejemplo, CrehanaUdemy y Coursera. Hay que informarse. Buscar qué nos funciona y qué no. Incluso hay incubadoras de negocio que al principio te dan muy buenos conocimientos”, indica el profesor.

Obviamente, hay otras habilidades/conocimientos a desarrollar dependiendo de la fase. Por ejemplo, para la segunda etapa puedes sumar ciencias duras como marketing, fiscal, administración y legal, o incluir lo que propone Marco Giordano, CEO y Managing Partner de Enroll U: diplomados y/o cursos en marketing digital, contenidos, diseño, community management y dirección de equipos.

“En la tercera fase o de consolidación de un negocio siempre es bueno retomar temas que ayuden a la organización para potencializar los logros alcanzados y eficientar procesos y mejoras continuas, por lo que es un buen tiempo de buscar opciones de posgrados o especialidades. Nuevamente, lo ideal sería identificar en qué área se quiere reforzar el conocimiento del emprendedor y considerar hacerlo en alguna de las áreas que no sea de su dominio”, agrega Giordano.

Adicionalmente considera mejorar tu nivel de idiomas para poder expandirte y reformar tu relacionamiento con nuevos socios.

Como puedes apreciar, la capacitación continua es parte de la clave del éxito. ¡Infórmate! Busca opciones presenciales y en línea. Con seguridad hallarás lo que necesitas.

¡Haz clic en la tabla para verla en alta resolución y descargarla gratis!

Relacionadas:
Cursos para emprendedores: Todos los que hay en México y cómo elegirlos
ASEM y FLDM firman alianza para capacitar a los emprendedores en materia legal
Por qué debes capacitar constantemente a tu equipo para que sea triunfador