U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,544.90
    -4.88 (-0.11%)
     
  • Dow Jones

    35,677.02
    +73.94 (+0.21%)
     
  • Nasdaq

    15,090.20
    -125.50 (-0.82%)
     
  • Russell 2000

    2,291.27
    -4.92 (-0.21%)
     
  • Petróleo

    83.98
    +1.48 (+1.79%)
     
  • Oro

    1,793.10
    +11.20 (+0.63%)
     
  • Plata

    24.39
    +0.22 (+0.91%)
     
  • dólar/euro

    1.1646
    +0.0015 (+0.13%)
     
  • Bono a 10 años

    1.6550
    -0.0210 (-1.25%)
     
  • dólar/libra

    1.3760
    -0.0036 (-0.26%)
     
  • yen/dólar

    113.4800
    -0.5080 (-0.45%)
     
  • BTC-USD

    61,231.49
    +17.57 (+0.03%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,453.34
    -49.69 (-3.31%)
     
  • FTSE 100

    7,204.55
    +14.25 (+0.20%)
     
  • Nikkei 225

    28,804.85
    +96.27 (+0.34%)
     

Dólar: por qué el CCL “libre” está cerca de alcanzar los $200

·5  min de lectura
El dólar contado con liquidación mediante el bono AL30 está "subsidiado", según los economistas
Shutterstock

Las restricciones que impuso el Banco Central (BCRA) sobre los dólares financieros en los últimos meses derivó en un nuevo mercado. Mientras que el dólar contado con liquidación (CCL) intervenido por el Gobierno por estas horas se muestra en las pantallas en torno a los $175, paralelamente el contado con liqui “libre” acompaña el ruido político y se vende casi veinte pesos más caro, que la convierte en la cotización más onerosa del mercado.

Según el seguimiento que realiza GMA Capital sobre el dólar contado con liquidación “libre” a través de acciones, desde el lunes posPASO hasta el cierre del viernes último, la cotización saltó más de 8%, hasta los $193. La brecha con el dólar oficial mayorista alcanzó un 96%, la más alta desde noviembre de 2020.

“La aceleración de los movimientos de cobertura (y de salida de bonos en dólares y en pesos) se produjo luego de la radicalización del discurso oficial, la batalla interna y el cambio de gabinete de la semana pasada”, explicó Nery Persichini, head of strategy de GMA Capital.

Acorralada, Georgieva encuentra dos aliados de peso que salen en su defensa

En la misma línea apuntó Fernado Marull, titular de la consultora económica FMyA, quien remarcó que el mercado está observando que, por un lado, el Banco Central está perdiendo reservas internacionales y, por el otro, que el Tesoro emite más pesos. En ese escenario, el público se cubre en dólares “por precaución”. En un segundo semestre caracterizado por más peso en la calle y menos reservas, el BCRA “informalmente, va endureciendo el cepo y el salto del CCL ‘libre’ puede ser reflejo de eso”.

“El dólar contado con liqui ‘libre’ viene subiendo mucho por la emisión que hubo en los últimos meses, que se aceleró bastante, y por el descuento que hace el mercado de que la emisión cada vez va a ser mayor. Que el Gobierno cambie los DEG por pesos y el discurso de que deberían llegar con el déficit fiscal del 4,5% del Presupuesto y, para eso, gastar 0,75% del PBI en cada mes que resta del año -un número gigantesco-, son factores que provocan presiones sobre la brecha, porque se descuenta que el 80-90-100% va a ser financiado con emisión monetaria”, sostuvo Juan Ignacio Paolocchi, de Empiria Consultores.

El contado con liquidación es una manera legal de sacar los dólares fuera del país. Para ello, es necesario operar con un activo que cotice tanto en la Argentina como en el mercado internacional, como pueden ser los bonos o acciones. “Como se compran dólares y encima se acreditan fuera del país, es lógico que tenga un precio superior que el resto de las cotizaciones”, agregó el analista financiero Christian Buteler.

Empresas públicas: la mayoría de las compañías no presentaron sus balances del año pasado

“Pero que tengas el CCL en $192 no quiere decir que tengas a todo el mundo sacando la plata de la Argentina, sino que la gente no quiere tener pesos en las manos. Las peleas después de las PASO generó una expectativa muy negativa con relación a la inflación, a lo que puede llegar a ocurrir con la emisión de pesos y a la posibilidad de tener un dólar atrasado. Una expectativa que incluso puede impactar más que las medidas en sí. Entonces, como no quieren estar en pesos y buscan alguna cobertura, se posicionan en activos que tengan referencia en dólares, como acciones de YPF o Grupo Financiero Galicia”, diferenció Buteler.

Las consecuencias del cepo: brechas, precios altos y arbitraje

En el fin de semana largo del 9 de julio, cuando la Argentina ganó la Copa América, el Banco Central sacó una normativa limitando a 50.000 nominales la cantidad de bonos Bonar 30 y 35 (AL30 y AL35) y Global 30 y 35 (GD30 y GD35) que las empresas pueden comprar o vender semanalmente. “Como consecuencia, las operaciones más grandes ganaron volumen en los ADR, Cedears y otro tipo de instrumentos”, acotó Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma.

Un mes más tarde, a mediados de agosto, la entidad monetaria restringió aún más las operaciones sobre los dólares financieros y obligó que las transacciones que se realicen en el mercado de valores tengan que pasar por las cuentas bancarias en dólares de los clientes y no de terceros.

Las restricciones que estableció el BCRA sobre los dólares financieros dio como resultado en un mercado paralelo
Las restricciones que estableció el BCRA sobre los dólares financieros dio como resultado en un mercado paralelo


Las restricciones que estableció el BCRA sobre los dólares financieros dio como resultado en un mercado paralelo

“Si ves el AL30C, la especie más operada en el mercado, cerró el viernes a $173. La brecha con el CCL libre es casi de $20. Las restricciones afectan porque generan distorsiones, se crea el arbitraje de gente que está en el mercado y hay 14 precios distintos para un mismo activo financiero. Además, las regulaciones del Central no hicieron que venda menos dólares, al contrario. Julio fue un mes en el que vendió arriba de US$300 millones, puso más restricciones el día del partido y en agosto vendió otros US$240 millones”, indicó Paolicchi.

Con una brecha amplia entre los distintos contado “con liqui”, se abre la posibilidad de que los operadores arbitren o “hagan rulo”. Es decir, comprar el activo donde cotiza más barato y venderlo a su precio más alto. “No todos pueden, pero las personas que juegan en todos los segmentos intentan ganar esas brechas. Es como que el Central estuviera regalando esa plata. La única forma de romper el rulo es desarmar las restricciones y tener un mercado único: un bien, un precio”, comparó el economista de Ledesma.

Reunión clave. El Gobierno busca revivir los acuerdos de precios

Hoy, el dólar contado con liquidación que aparece en las pantallas está “subsidiado”. Las intervenciones diarias que realiza el Banco Central para mantenerlo a raya generó un número ficticio. “Esta historia tiene un final. Ahora los inversores se apuran a comprar más el AL30, que está subsidiado, porque el Gobierno está gastando reservas para contener ese precio. Pero un día el Central se va a quedar sin reservas y va a tener que dejar de intervenir, entonces ese precio de $173 se va disparar a los $193, como todo el resto”, cerró Caamaño.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.