Anuncios
U.S. Markets closed
  • S&P 500

    5,505.00
    -39.59 (-0.71%)
     
  • Dow Jones

    40,287.53
    -377.49 (-0.93%)
     
  • Nasdaq

    17,726.94
    -144.28 (-0.81%)
     
  • Russell 2000

    2,184.35
    -13.94 (-0.63%)
     
  • Petróleo

    80.25
    -2.57 (-3.10%)
     
  • Oro

    2,402.80
    -53.60 (-2.18%)
     
  • Plata

    29.41
    -0.82 (-2.71%)
     
  • dólar/euro

    1.0886
    -0.0014 (-0.1306%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2390
    +0.0500 (+1.19%)
     
  • Volatilidad

    16.52
    +0.59 (+3.70%)
     
  • dólar/libra

    1.2915
    -0.0032 (-0.2493%)
     
  • yen/dólar

    157.4400
    +0.1390 (+0.0884%)
     
  • BTC-USD

    67,054.67
    +489.10 (+0.73%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,382.86
    +51.96 (+3.91%)
     
  • FTSE 100

    8,155.72
    -49.17 (-0.60%)
     
  • Nikkei 225

    40,063.79
    -62.56 (-0.16%)
     

Datos de empleo en EEUU avivan las esperanzas de un "aterrizaje suave" de la Fed

FOTO DE ARCHIVO-El edificio de la Reserva Federal de Estados Unidos en Washington

Por Howard Schneider

WASHINGTON, 29 ago (Reuters) - Los principales datos sobre el empleo en Estados Unidos empezaron a acercarse a los niveles previos a la pandemia en julio, una señal del tipo de enfriamiento del mercado laboral que los funcionarios de la Reserva Federal esperan que pueda reducir la inflación sin un fuerte aumento de la tasa de desempleo.

La Encuesta de Ofertas de Empleo y Rotación Laboral (JOLTS) del Departamento de Trabajo mostró que el 2,3% de los trabajadores no agrícolas en nómina renunciaron a sus empleos en julio, menos que el 3% de la "Gran Renuncia" provocada por la pandemia y la lectura fue la más baja desde enero de 2021, cuando hubo una ola de renuncias.

El resultado es comparable a lo que se vio a lo largo de 2018 y 2019, cuando coexistieron un mercado laboral ajustado y una baja inflación.

PUBLICIDAD

La tasa de contratación alcanzó el mes pasado su punto más bajo desde abril de 2020.

Combinados, los dos datos sugerían una caída de la demanda laboral y una relajación de las condiciones de contratación, algo que el banco central estadounidense considera necesario para seguir reduciendo la inflación y aliviar la presión de las subidas salariales.

La esperanza de los responsables de la política monetaria es que ese ajuste ocurra sin el fuerte aumento del desempleo que ha acompañado a los anteriores esfuerzos de la Reserva Federal por controlar la inflación con subidas de las tasas de interés destinadas a ralentizar la economía.

Los datos también son alentadores en este sentido. La llamada "curva de Beveridge", que traza la relación entre las ofertas de empleo y la tasa de desempleo, ha retrocedido de forma constante hacia los niveles de 2019, cuando un bajo nivel de desempleo coexistía con una inflación cercana al objetivo del 2% de la Fed.

Los datos JOLTS de julio "se están moderando de nuevo a niveles prepandémicos o a niveles que no habíamos visto en bastante tiempo. Es un indicio de que el mercado laboral se está suavizando", dijo Fiona Greig, responsable mundial de investigación y política de los inversores en Vanguard, una gestora de fondos de inversión.

Greig dijo que se observaron tendencias similares en un reciente análisis de la gran reserva de datos de Vanguard sobre planes de jubilación 401(k), que sugería que las condiciones de contratación se están moderando no sólo en las empresas de "alta rotación" en, por ejemplo, el sector del ocio y la hostelería, sino también entre las empresas y entre los puestos en los que el empleo tiende a ser más estable.

"Esto parece estar más extendido", afirmó.

Dado que los datos sobre el plan 401(k) tienden a captar los empleos mejor remunerados, la ralentización de la contratación en esa cohorte podría ser especialmente relevante para las perspectivas de inflación de la Reserva Federal.

Varios responsables de política monetaria han manifestado que creen que los consumidores de rentas más bajas ya están ralentizando sus compras, pero el consumo general se sustenta en los que tienen mejores ingresos.

Otros datos publicados el martes por el Conference Board mostraron un descenso general de la confianza de los consumidores, lo que podría ser un indicio de la próxima desaceleración del gasto.

Tras la publicación de los datos del martes, los operadores de los contratos vinculados al tipo de interés oficial de la Reserva Federal aumentaron las apuestas a que el banco central mantendrá los tipos estables de aquí en adelante.

Se espera que en su reunión de los días 19 y 20 de septiembre la Reserva Federal mantenga la tasa de interés entre el 5,25% y el 5,50%.

(Reportaje de Howard Schneider; Editado en español por Juana Casas)