U.S. markets open in 4 hours 51 minutes
  • F S&P 500

    4,011.00
    +7.75 (+0.19%)
     
  • F Dow Jones

    34,037.00
    +51.00 (+0.15%)
     
  • F Nasdaq

    11,834.50
    +28.75 (+0.24%)
     
  • RTY=F

    1,845.10
    +3.20 (+0.17%)
     
  • Petróleo

    77.25
    +0.32 (+0.42%)
     
  • Oro

    1,783.70
    +2.40 (+0.13%)
     
  • Plata

    22.66
    +0.24 (+1.08%)
     
  • dólar/euro

    1.0492
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5990
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    20.63
    +1.57 (+8.24%)
     
  • dólar/libra

    1.2177
    -0.0017 (-0.14%)
     
  • yen/dólar

    136.6730
    -0.0120 (-0.01%)
     
  • BTC-USD

    17,001.27
    -323.70 (-1.87%)
     
  • CMC Crypto 200

    401.29
    -9.93 (-2.41%)
     
  • FTSE 100

    7,557.28
    -10.26 (-0.14%)
     
  • Nikkei 225

    27,885.87
    +65.47 (+0.24%)
     

¿No deberían las personas que elegimos para liderar ser al menos un poco más inteligentes que el resto de nosotros? | Opinión

“Cuando la gente te muestra quiénes son, créeles la primera vez”.

- Maya Angelou

Maya Angelou, conoce a Herschel Walker, candidato republicano al senado federal.

Esta es la opinión de Walker sobre la Ley de Reducción de la Inflación: “Es un montón de dinero que va hacia los árboles. . . . Y tenemos suficientes árboles. ¿No tenemos ya suficientes árboles por aquí?”.

Y sobre los tiroteos en las escuelas: “¿Qué tal si creamos un departamento que pueda vigilar a los hombres jóvenes que están vigilando a las mujeres que están vigilando solo las redes sociales? ¿Qué les parece hacer eso?”.

Y esto es lo que dijo sobre la contaminación del aire: “Como no controlamos el aire, nuestro aire bueno decide flotar hacia el aire malo de China, así que cuando China recibe nuestro aire bueno, su aire malo tiene que moverse. Así que se traslada a nuestro espacio de aire bueno. Entonces, ahora, tenemos que volver a limpiarlo”.

Con semejantes galimatías, Walker nos ha demostrado quién es y algo más. Así que cuando el aspirante a senador de Georgia dijo la semana pasada: “No soy tan inteligente”, bueno, no es que nadie se desmayara de la impresión. A no ser que fuera un shock por haber dicho la verdad, algo con lo que Walker –que ha afirmado tener un título universitario y experiencia en el FBI que no tiene– está poco familiarizado.

Walker respondía a la pregunta de un periodista sobre su preparación para el debate del 14 de octubre con el actual senador demócrata Raphael Warnock. “Soy un chico de campo”, dijo Walker. “No soy tan inteligente. Y él es ese predicador, es un hombre inteligente, lleva esos bonitos trajes. Así que va a pararse a mi lado y me va a avergonzar”.

Algunos observadores consideraron que se trataba de un esfuerzo por rebajar las expectativas, para que Walker “gane” el debate tan solo pronunciando bien su propio nombre cuando suba al escenario. Sin embargo, eso no concuerda con el hecho de que Walker siga afirmando que Warnock tiene miedo de debatir con él. Para que conste, fue Walker quien declinó la cita del 13 de octubre porque, según dijo, no quería que el debate coincidiera con el partido de football del domingo por la noche.

El 13 de octubre es un jueves.

Así que uno duda de que Walker sea lo suficientemente inteligente como para rebajar las expectativas sobre lo inteligente que es. Y sin embargo, las encuestas dicen que podría ser el próximo senador de Georgia.

Lo que sugiere que la tendencia histórica de Estados Unidos a equiparar la ignorancia con la autenticidad, su desconfianza hacia los líderes que parecen demasiado inteligentes, sigue viva.

Uno recuerda a Adlai Stevenson, el candidato presidencial de 1952 que fue célebremente ridiculizado como “cabeza de huevo”. Y a todos los aspirantes a la presidencia con títulos de la Ivy League que acuden a los recintos feriales del Medio Oeste cada cuatro años, con las mangas remangadas, comiendo mantequilla frita, tratando de hablar como un campechano e intentando pasar por gente normal. Pero quizá los líderes no deberían ser “gente normal”. Tal vez no sea lo peor si se les permite ser, bueno... inteligentes.

Eso no quiere decir que un líder deba vivir en un plano intelectual tan enrarecido como para ser inaccesible a la gente común. Pero tal vez deberíamos desechar la idea de que los líderes deben ser como nosotros. ¿Nos conocen? Es más, ¿no deberíamos querer que fueran un poco mejores que nosotros, es decir, que tuvieran un conocimiento más amplio y profundo de la política y los asuntos internacionales que el tipo del taburete de al lado?

En cambio, tenemos a gente como Marjorie Taylor Greene, Louie Gohmert y Lauren Boebert, personas que no podrían verter agua de una cubeta si las instrucciones estuvieran impresas en el fondo. Ahora llega Herschel Walker, una nueva prueba de la convicción estadounidense de que cualquier tonto puede dirigir un país. Uno tiene dudas de que este tipo pueda manejar un triturador de basura.

“No soy tan inteligente”, dice. ¿Y sabes algo?

Casi sonó como si estuviera presumiendo.

Leonard Pitts Jr. es un galardonado columnista del Miami Herald.

Pitts.
Pitts.