U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,638.35
    +8.70 (+0.24%)
     
  • Dow Jones

    29,910.37
    +37.90 (+0.13%)
     
  • Nasdaq

    12,205.85
    +111.44 (+0.92%)
     
  • Russell 2000

    1,855.27
    +10.25 (+0.56%)
     
  • Petróleo

    45.53
    -0.18 (-0.39%)
     
  • Oro

    1,781.90
    -23.60 (-1.31%)
     
  • Plata

    22.64
    -0.81 (-3.44%)
     
  • dólar/euro

    1.1970
    +0.0057 (+0.48%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8420
    -0.0360 (-4.10%)
     
  • dólar/libra

    1.3314
    -0.0042 (-0.32%)
     
  • yen/dólar

    104.0500
    -0.2000 (-0.19%)
     
  • BTC-USD

    16,940.48
    -244.87 (-1.42%)
     
  • CMC Crypto 200

    333.27
    -4.23 (-1.25%)
     
  • FTSE 100

    6,367.58
    +4.65 (+0.07%)
     
  • Nikkei 225

    26,644.71
    +107.40 (+0.40%)
     

La debilitada economía china se prepara para el impacto del coronavirus

Beiyi SEOW
·4  min de lectura
Un empleado limpia la nieve de los escalones de un centro comercial vacío de Pekín el 5 de febrero de 2020 (AFP | Greg Baker)

Un empleado limpia la nieve de los escalones de un centro comercial vacío de Pekín el 5 de febrero de 2020

Un empleado limpia la nieve de los escalones de un centro comercial vacío de Pekín el 5 de febrero de 2020 (AFP | Greg Baker)

Las dificultades de China para contener el coronavirus de Wuhan podrían aumentar el impacto de la epidemia en la segunda economía mundial, donde muchas fábricas siguen cerradas y millones de consumidores están encerrados en casa. La epidemia, que dejó casi 500 muertos e infectó a 24.000 personas, ha llevado a las autoridades a imponer restricciones para viajar y a cerrar atracciones turísticas, centros de ocio, empresas y escuelas. La provincia de Hubei, en cuya capital, Wuhan, surgió el coronavirus, está aislada desde finales de enero y otras ciudades también fueron puestas en cuarentena. En total, más de 70 millones de personas en China están confinadas en este momento. Por eso, los economistas advierten del posible freno económico en el primer trimestre del año –e incluso en todo el año– por el efecto del coronavirus en las vacaciones del Año Nuevo Chino, uno de los momentos de más consumo. "El momento inoportuno en el que llegó el brote, coincidiendo con el Año Nuevo Chino, un periodo de aumento del transporte (...) así como el confinamiento de las regiones afectadas, todo esto afecta", indicó Louis Kuijs, de Oxford Economics. La crisis llega ademas cuando el gobierno de Pekín está intentado alentar el crecimiento, lastrado por la caída de la demanda exterior y la guerra comercial con Estados Unidos. Según los analistas de Moody's, el virus supone "una grave amenaza creciente para las frágiles economías china y global". Muchas de las fábricas que cerraron durante las vacaciones de Año Nuevo decidieron prorrogar su cierre. Teniendo en cuenta que Wuhan es una de las principales zonas chinas de producción de automóviles, el efecto para la economía podría ser importante. Un portavoz de Ford dijo a la AFP que la producción se reanudará la semana que viene, pero que la epidemia ya "suprimió o retrasó en gran medida las compras de los clientes". Dongfeng, una de las mayores compañías chinas de automóviles, con sede en Wuhan, indicó que la reapertura de sus plantas "dependerá de la prevención y del control de la epidemia". La agencia de calificación financiera S&P prevé que el aplazamiento en la reapertura de las fábricas afecte a la producción de automóviles en un 2% y advirtió de que el impacto real podría ser mayor si los trabajadores deciden abandonar Hubei. Oxford Economics cree por su parte que el virus podría reducir en al menos dos puntos porcentuales el crecimiento chino en el primer trimestre, aunque mejoraría en el segundo. - Caída del consumo interno - En 2019 China creció a su ritmo más lento en tres décadas y las previsiones para este año, del 5,4%, podrían verse reducidas de nuevo por el coronavirus. El principal problema sigue siendo la caída del consumo interno provocado por la epidemia, en particular en el transporte, el turismo y el entretenimiento. El año pasado las vacaciones de Año Nuevo supusieron ventas en comercios y servicios de comidas de unos 150.000 millones de dólares, según la agencia oficial Xinhua. Por su parte los viajes durante ese periodo el año pasado generaron 73.000 millones de dólares y la Ciudad Prohibida en Pekín recibió medio millón de visitantes. Unas cifras que este año podrían ser mucho menores. Grandes cadenas de ropa como Nike y H&M cerraron sus tiendas en China, mientras que Apple y Starbucks también clausuraron algunos de sus locales. El tráfico de pasajeros del transporte aéreo, ferroviario, por carretera y marítimo cayó más de un 70% en comparación con el año pasado. Según los analistas de Allianz y Euler Hermes, el impacto del coronavirus de Wuhan podría ser superior al de la epidemia de SRAS de 2003 por la importancia de China en la economía mundial. Para apoyar la economía, el banco central chino inyectó más de 200.000 millones de dólares aunque los analistas de Moody's aseguran que el efecto es "poco claro". Por su parte la economista Iris Pang, de ING, apunta que tras las medidas del banco central el próximo paso serán estímulos fiscales del gobierno de Pekín. Los expertos apuntan además a un efecto dominó para la economía global porque China, según la agencia DBRS Morningstar, representa un 17% del Producto Interior Bruto (PIB) del mundo. Además cada vez más compañías aéreas cancelan sus vuelos al país, con el consiguiente impacto en el sector turístico.