U.S. Markets close in 1 hr 8 mins

El desánimo del sector manufacturero mundial reduce la actividad británica -PMI

FOTO DE ARCHIVO. Una empleada trabaja en un automóvil en la fábrica de Aston Martin en Gaydon, Reino Unido

LONDRES, 1 dic (Reuters) - La actividad manufacturera británica cayó por cuarto mes consecutivo en noviembre, en un momento en que las empresas se enfrentaron a la demanda exterior más débil de los últimos dos años y medio, lo que provocó recortes de empleo y una menor confianza en el año que viene, según una encuesta el jueves.

Las cifras se suman a los indicios de que la economía británica ha caído en recesión, aunque hubo un rayo de luz para el Banco de Inglaterra, ya que la inflación de los precios de producción de las fábricas se redujo a su nivel más bajo desde marzo de 2021.

El índice de gestores de compras (PMI) del sector manufacturero de S&P Global/CIPS subió a 46,5 en noviembre, desde el 46,2 de octubre, el nivel más bajo en dos años y medio. La lectura de noviembre está muy por debajo de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción, aunque es un poco más fuerte que una lectura anterior preliminar que no cambió respecto a octubre.

Aparte de durante la pandemia, octubre y noviembre han sido los dos meses más débiles del PMI manufacturero desde 2009, tras la crisis financiera mundial.

Los pedidos de exportación cayeron al ritmo más rápido desde mayo de 2020, en el punto álgido de la pandemia de COVID-19, lo que refleja la reducción de la demanda de China, Estados Unidos y la Unión Europea.

"Los exportadores informaron de que la indecisión de los clientes y las débiles condiciones del mercado mundial habían contribuido al descenso. Algunos también señalaron que el impacto se vio exacerbado por cuestiones relacionadas con el Brexit y las tensiones en la cadena de suministro", dijo IHS Markit.

Los fabricantes recortaron puestos de trabajo por segundo mes consecutivo y al ritmo más rápido desde noviembre de 2020.

Las expectativas de producción futura se mantuvieron positivas, pero por el menor margen desde abril de 2020.

Los datos del PMI reflejan una desaceleración observada en el indicador mensual de pedidos industriales de la Confederación de la Industria Británica, aunque la medida de la CBI se mantiene por encima de su media a largo plazo.

Los datos oficiales más recientes muestran que la producción de las fábricas en septiembre fue un 5,8% inferior a la del año anterior.

El mes pasado, la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria británica estimó que la economía ya estaba en recesión, que duraría hasta finales del año próximo y costaría un 2% de la producción económica.

(Información de David Milliken; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)