Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,473.23
    +41.63 (+0.77%)
     
  • Dow Jones

    38,778.10
    +188.94 (+0.49%)
     
  • Nasdaq

    17,857.02
    +168.14 (+0.95%)
     
  • Russell 2000

    2,022.01
    +15.85 (+0.79%)
     
  • Petróleo

    80.62
    +2.17 (+2.77%)
     
  • Oro

    2,333.60
    -15.50 (-0.66%)
     
  • Plata

    29.53
    +0.06 (+0.20%)
     
  • dólar/euro

    1.0734
    +0.0025 (+0.24%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2790
    +0.0660 (+1.57%)
     
  • dólar/libra

    1.2704
    +0.0018 (+0.14%)
     
  • yen/dólar

    157.7160
    +0.3930 (+0.25%)
     
  • Bitcoin USD

    66,629.14
    +213.48 (+0.32%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,388.09
    -0.07 (-0.01%)
     
  • FTSE 100

    8,142.15
    -4.71 (-0.06%)
     
  • Nikkei 225

    38,102.44
    -712.12 (-1.83%)
     

Se desploman los plazos fijos en pesos y no faltarán los dólares: las opciones más atractivas de inversión

Este año, a diferencia del 2023, sobrarán los dólares. Varios factores confluyen para que en el 2024 Argentina posea un excedente en la balanza comercial, lo que provocará un ingreso neto de dólares al país.

En primero lugar las proyecciones indican un notable aumento de las exportaciones impulsado por condiciones climáticas más favorables que supera la sequía que afectó la campaña pasada. El calor extremo que sufrimos en los últimos días fue mitigado por las lluvias y si bien podrá existir algún daño, el 90% de los suelos sembrados se encuentran en buen estado.

Por otra parte, el gasoducto Néstor Kirchner desempeñará un papel crucial al reducir la necesidad de adquirir energía durante el invierno, disminuyendo así una de las principales fuentes de salidas de dólares.

Por último, se estima que la economía en el 2024 sufrirá una caída del 3% del Producto bruto interno (PIB), lo que implica menos importaciones y contribuye al excedente en la balanza comercial.

PUBLICIDAD

Según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que elabora el Banco Central de la República Argentina (BCRA) con los pronósticos de consultoras, centros de investigación y entidades financieras, se proyecta para el corriente año exportaciones por u$s 82.875 millones e importaciones de u$s 66.912 millones, dejando un superávit comercial de u$s 15.963 millones.

Este año dólares no faltarán y el BCRA podrá recomponer reservas, la pregunta es qué haremos con los pesos que se emitan para dichas compras.

s
s

El Directorio del BCRA mantiene sin cambios la tasa de interés mínima garantizada de los depósitos a plazo fijo

Tasas de interés por plazo fijo pierde con la inflación

El Directorio del BCRA mantiene sin cambios la tasa de interés mínima garantizada de los depósitos a plazo fijo, lo que implica un rendimiento del 9% mensual mientras la inflación se estima en torno al 20% por mes.

Desde el año pasado que los plazos fijos privados vienen cayendo en términos reales, primero producto de una dolarización de cartera frente a un contexto de incertidumbre y ahora por la fuerte tasa real negativa. En enero, a precios constantes cayeron 17.8% ubicándose un 57.6% por debajo de igual mes del año anterior.

Gran parte de esta caída vino de la mano de las personas jurídicas, siendo la mayor concentración los fondos de Money Market.

 

Mientras que las colocaciones en UVA crecieron un 53% en términos reales alcanzando los $818.637 millones a finales de enero, lo que equivale al 5.5% del total de los depósitos a plazo. Recordemos que su plazo mínimo de colocación fue elevado a 180 días y el monto máximo determinado en $5 millones, pero sigue siendo el único instrumento de renta fija en pesos con tasa real positiva.

Algo similar sucede con los bonos en moneda local que cotizan todos, ya sean los ajustados por CER como los que lo hacen por dólar oficial, con rendimientos negativos.

De tal manera, la ola de pesos que se avecina no posee instrumentos de renta fija positivos donde colocarse, salvo los plazos fijos UVA pero inmovilizando el dinero a un mediano plazo.

El problema del crawling peg

Por lo tanto, para el momento en que empiecen a llegar esos pesos será necesario que las tasas de inflación y de política monetaria confluyan a niveles similares, esto es que para marzo/abril la inflación se encuentre como máximo en 1 dígito.

En el medio el crawling peg está atrasando fuertemente el dólar oficial, luego de una inflación de 25.5% en diciembre y posibles 20% para enero y 15% para febrero llegaremos a marzo con un tipo de cambio de $490 a valores de diciembre, muy lejos de ese $800. Un nuevo salto del dólar oficial implicaría un nuevo fogonazo inflacionario.

Por ello, más allá de la calma que se vive en estos momentos con los dólares financieros, la tendencia principal sigue siendo alcista y si ese es el caso siempre es mejor posicionarse en activos dolarizados mientras las cotizaciones se encuentren deprimidas. Para los ahorristas tradicionales o conservadores podrá ser directamente en la moneda dura, hoy el precio más económico está en el BLUE, y para aquellos que además busquen obtener un retorno por esos dólares tienen desde bonos hard dólar, obligaciones negociables y cedears.