Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,304.72
    +36.88 (+0.70%)
     
  • Dow Jones

    39,069.59
    +4.29 (+0.01%)
     
  • Nasdaq

    16,920.79
    +184.79 (+1.10%)
     
  • Russell 2000

    2,069.67
    +21.26 (+1.04%)
     
  • Petróleo

    77.79
    +0.07 (+0.09%)
     
  • Oro

    2,338.40
    +3.90 (+0.17%)
     
  • Plata

    30.65
    +0.15 (+0.48%)
     
  • dólar/euro

    1.0853
    +0.0035 (+0.33%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4670
    -0.0080 (-0.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2742
    +0.0044 (+0.34%)
     
  • yen/dólar

    156.9260
    -0.0120 (-0.01%)
     
  • Bitcoin USD

    68,561.89
    -531.12 (-0.77%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,485.87
    +17.77 (+1.21%)
     
  • FTSE 100

    8,317.59
    -21.64 (-0.26%)
     
  • Nikkei 225

    38,646.11
    -457.09 (-1.17%)
     

Disputa sobre pesca provocó altercado con Tyreek Hill, estrella de los Dolphins

D.A. Varela/dvarela@miamiherald.com

Tyreek Hill pasó el Día de los Padres pescando en alta mar con amigos y su conocido agente, una salida que incluyó un encuentro con un gran tiburón.

Pero de vuelta al muelle de Haulover Park Marina, algunos hombres aparentemente se molestaron cuando el receiver superestrella de los Miami Dolphins trató de enganchar algunos de los grandes peces que van al muelle a comer las sobras que lanzan de los barcos anclados: un tipo de pesca prohibida y no tan deportiva. Hill, según fuentes policiales y rumores en el muelle, intercambió unas palabras con al menos dos hombres que le dijeron que ese tipo de pesca estaba prohibida y uno de ellos acusó a Hill de darle un manotazo en la nuca.

Como ocurre con muchas historias de pesca, los detalles siguen siendo confusos.

Dos días después, Hill y los Dolphins no dan declaraciones. Su agente, Drew Rosenhaus, no quiso hacer declaraciones. La Policía de Miami-Dade todavía estaba tratando de reconstruir un reporte del incidente el miércoles por la tarde. Pero sacar los nombres de los involucrados en las historias a los trabajadores del muelle, guías de pesca y operadores en el puerto deportivo es tan difícil como sacarles los dientes.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la información recopilada de diversos medios y fuentes dentro y fuera de las fuerzas del orden —incluso de los clips publicados en las redes sociales por el agente de Hill— sugieren un altercado menor que puso fin a lo que había sido un día encantado en el mar. La Policía no se presentó en el muelle y el hombre que acusó a Hill de haberle dado un manotazo no denunció el incidente hasta el lunes.

No está claro qué cargos se le podrían imputar a Hill, quien ya ha enfrentado problemas legales por supuestos incidentes violentos. La Fiscalía Estatal de Miami-Dade (SAO), que en última instancia determina si se presentan cargos, no había recibido ningún documento de la Policía a última hora de la tarde del miércoles.

“La Policía de Miami-Dade indicó a la SAO que remitirá la información a nuestra oficina para su posterior revisión”, dijo el vocero de la fiscalía estatal, Ed Griffith.

El vocero de la Policía de Miami-Dade, Ángel Rodríguez dijo que la víctima alegó algún tipo de agresión durante el altercado. La Policía no ha revelado el nombre del denunciante.

“Estamos investigando el asunto”, dijo Rodríguez.

Según personas que trabajan en el lugar y fuentes policiales, un capitán de barco no identificado, Hill y Rosenhaus abandonaron el puerto deportivo Bill Bird en Haulover Marina en algún momento a primera hora del domingo, probablemente a bordo del Lady Mitchell, de 48 pies de eslora y con aire acondicionado. Un día después, Rosenhaus publicó un video desde un teléfono móvil en su página de Twitter.

En el clip de 34 segundos, Rosenhaus es visto en el agua con las gafas puestas, agarrando la cola de un tiburón de 6 pies, que parece claramente agotado tras ser capturado.

“No lo agarres. No lo agarres, Drew. No tenemos suficiente seguro para eso”, advierte un hombre, levantando la voz. Cuando el hombre le pregunta a Hill si quiere lanzarse con Rosenhaus, el receptor responde: “Demonios, no”.

Otro clip publicado en la misma página de Twitter muestra a Rosenhaus agarrando al tiburón desde otro ángulo y luego pasa rápidamente a Hill en el barco.

El incidente que se investiga ocurrió más tarde ese mismo día, cuando la embarcación regresó al puerto deportivo, atracando en una de las franjas horarias gestionadas por la Kelly Fishing Fleet, según las fuentes.

Según las personas que trabajan en el muelle y la Policía, Hill observó un gran sábalo en las aguas relativamente poco profundas cercanas al muelle, como muchos peces que se sienten atraídos por los restos de pescado de los barcos atracados. La pesca desde el muelle no está permitida en el puerto deportivo, pero es posible que Hill recibiera información contradictoria. Las fuentes afirman que preguntó al capitán si podía pescar y le dijo que no estaba permitido hacerlo desde el muelle, pero que podía subir a bordo de una embarcación adyacente y pescar desde allí.

Según las fuentes, primero un hombre dijo a Hill que dejara de pescar y luego otro —posiblemente un miembro de la familia propietaria de la flota de alquiler— se acercó a Hill y también le dijo que dejara de pescar. Fue entonces cuando Hill, según la Policía, fue acusado de darle un manotazo al hombre en la nuca. Después de eso, Hill y su grupo se marcharon.