U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,585.62
    -54.85 (-1.51%)
     
  • Dow Jones

    28,725.51
    -500.10 (-1.71%)
     
  • Nasdaq

    10,575.62
    -161.89 (-1.51%)
     
  • Russell 2000

    1,664.72
    -10.21 (-0.61%)
     
  • Petróleo

    79.74
    -1.49 (-1.83%)
     
  • Oro

    1,668.30
    -0.30 (-0.02%)
     
  • Plata

    19.01
    +0.30 (+1.62%)
     
  • dólar/euro

    0.9801
    -0.0018 (-0.19%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8040
    +0.0570 (+1.52%)
     
  • dólar/libra

    1.1166
    +0.0043 (+0.38%)
     
  • yen/dólar

    144.7200
    +0.2770 (+0.19%)
     
  • BTC-USD

    19,255.53
    -157.23 (-0.81%)
     
  • CMC Crypto 200

    443.49
    +0.06 (+0.01%)
     
  • FTSE 100

    6,893.81
    +12.22 (+0.18%)
     
  • Nikkei 225

    25,937.21
    -484.84 (-1.83%)
     

Dr Simi, sorpresivo nuevo 'ícono' nacional de México

·3  min de lectura
Una decena de botargas del Doctor Simi en el Zócalo de la CDMX |
FOTO ARCHIVO: RODOLFO ANGULO /CUARTOSCURO.COM
Una decena de botargas del Doctor Simi en el Zócalo de la CDMX | FOTO ARCHIVO: RODOLFO ANGULO /CUARTOSCURO.COM

El Dr Simi nació como una moda publicitaria. Un anciano doctor que personificaba la viabilidad de adquirir medicamentos más baratos en las miles de sucursales que su marca, Farmacias Similares, ofertaba en todo el país. Sí, ahí donde no llega el agua potable o el Internet hay una farmacia de esas y el Doctor Simi siempre está en el cartel de bienvenida. El nombre, de hecho, tampoco tenía mucha ciencia: Simi de similares, como se le conoce a los medicamentos genéricos en México.

El lema fue toda una declaración de intenciones: "Lo mismo, pero más barato". No les importaba anunciar los mil y un milagros que sus productos podían ofrecer a quienes les consumieran: eso ya lo hacían todos los demás. Tenían un método mucho más efectivo de promoción: poner a un personaje animado a anunciar cada uno de los beneficios de comprar medicamentos cuya fórmula esencial es la misma que la de aquellos que presumen ser de patente. Y lograron convertirlo en una auténtica franquicia: cada farmacia de este tipo en México cuenta con su propia representación del Dr. Simi.

Y hay más, mucho más: el Doctor tiene sus variaciones. Es una suerte de Pancho Pantera u Homero Simpson con cientos de profesiones y oficios. Si alguien se atreve a decir que el Multiverso de Marvel es el más épico que existe, es porque nunca han visto la reunión de todos los doctores simis para construir un mosaico imposible de igualar: hágase la magia. Consolidada su popularidad más allá de geografías y generaciones, el siguiente paso era natural y, de hecho, hasta se podía decir que se habían tardado: hacer peluches. Los fans hicieron el resto lo mismo en conciertos de Rosalía, el más reciente, que en aquellos que brindó Coldplay durante su gira eterna de hace unos meses.

Esta tendencia comenzó desde el Corona Capital del año pasado. Aurora Aksnes tuvo el distinguido honor de ser la primera artista en recibir al Doctor Simi en su escenario. Desde ese momento nada ha vuelto a ser igual. Y el asunto ha llegado más allá de las fronteras mexicanas, como el fan mexicano que arrojó el peluche a Lady Gaga en Toronto, Canadá. Prácticamente se ha convertido, en poco tiempo, en el sello de distinción más importante: si a un cantante le arrojan un peluche del Doctor Simi, es porque en verdad lo quieren los fans.

Pero no todos se lo han tomado del mismo modo. Como en cada situación que se presenta, hay quien goza al exhibir su discordancia con alguna tendencia. En esta ocasión han sido los fans de la banda alemana Rammstein quien han puesto el grito en el cielo, literalmente, para demandar que nadie le aviente peluches del Doctor Simi a sus ídolos: los mismos que presumen todo el tiempo de incorrección política, y no tienen pudor en mostrar actitudes machistas, se van a ofender porque en su escenario apareció un muñeco del galeno más conocido de México. Incluso hay peticiones para que, si eso sucede —y es muy probable que así sea—, la banda junte todos los muñecos y los queme.

Al final, el tren es imposible de parar. Si ya hasta existen casas pintadas para formar la figura del Doc. ¿Qué se puede hacer? Nada. Absolutamente nada. Mejor unirse y disfrutar de un chiste local que ningún daño hace a nadie. Bueno, quizá habría que pedir que afinen puntería y no lancen con tanta fuerza. De ahí en más, todo se mantiene en el margen de lo permisible: una ocurrencia más directo al cajón de sorpresas del mexicano. Aunque a algunos, muy pocos, no les guste.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Exigen 2,500 dólares semanales por derecho de piso a barbería en Cancún