U.S. Markets closed

EasyJet expulsa a una niña de tres años de un vuelo por overbooking

Finalmente, la pequeña pudo viajar con su familia.

Llegan las vacaciones de verano en el hemisferio norte, con su calor, con sus salidas a la playa, a la piscina, a los parques, con sus viajes, con sus retrasos, sus cancelaciones y sus overbookings o sobreventas. Es lo que tiene poder contar con privilegios como el tiempo y el dinero; también la época de asueto, que puede ser idílica o desastrosa. Y si no que le pregunten a esta familia británica que pretendía volar a Mallorca.

La familia Meacock, compuesta por una madre, un padre, una hija de tres años de edad y otra de 18 meses, contrataron un paquete de vacaciones que incluía un viaje a las Islas Baleares con vuelos en easyJet. Después de su estancia mediterránea, los Meacock no fueron capaces de realizar el check in por internet el día anterior a su regreso. Cuando llegaron al aeropuerto había sobreventas en el vuelo, y para su sorpresa, la propia aerolínea había decidido que su hija de tres años de edad había sido seleccionada para ser quedarse en tierra en lugar de regresar a Liverpool.

“Cuando llegamos al aeropuerto nos dijeron que como no hicimos el check in online habían revendido el sitio de Chloe y no iba a viajar”, afirmó la señora a The Independent, Meacock refiriéndose a su hija. “Cuando hablamos con el manager cambió su versión y dijo que era el sitio de mi marido el que había sido revendido”.

Un avión de easyJet.

En el momento en que el resto de los pasajeros embarcaron, una trabajadora de la compañía avisó a la familia de que finalmente podían viajar porque había un espacio libre. A pesar de la buena noticia, todavía había otro obstáculo que resolver: cada uno estaba en un sitio diferente y fue necesario reubicar a otros pasajeros.

Esta no es más que una de las miles de historias que cada verano se repiten en los aeropuertos de lugares vacacionales. La gran afluencia de viajeros y la posibilidad que tienen las aerolíneas de vender boletos extra hacen que las escenas de caos se repitan de manera constante. Según las regulaciones europeas, las aerolíneas pueden vender de más, pero no pueden ‘deshacerse’ de sus clientes de manera aleatoria sin antes haber buscado a voluntarios. En esos casos suelen ofrecer sumas de dinero que van subiendo a modo de subasta hasta que alguien acepte.

Se recomienda hacer el check in 24 horas antes del vuelo.

A pesar del mal rato, finalmente la familia Meacock pudo volar pero hay quien no tiene tanta suerte, sobre todo cuando se producen cancelaciones y huelgas. El aeropuerto del Prat en Barcelona ha tenido varios incidentes de este tipo en los últimos años, con algunas historias personales cuyos protagonistas no pudieron realizar viajes de emergencia.

Compañías como American Airlines están ofreciendo una nueva manera de solucionar el problema del overbooking a través de la aplicación, donde ofrecen a los viajeros la posibilidad de decidir si prefieren agarrar otro avión a cambio de una compensación.

A pesar de que la regulación protege a los viajeros, con el fin de evitar problemas, es recomendable hacer el check in con anticipación. Generalmente, las líneas aéreas permiten realizarlo 24 horas antes del vuelo. De esa manera el asiento queda asegurado y se evitan malos tragos en el aeropuerto como el que vivió la familia Meacock.