Anuncios

El efectivo es rey para los compradores de autos de lujo en 2023

(Bloomberg) -- El año pasado fue desafiante tanto para los fabricantes de automóviles como para los compradores. Las tasas de interés más altas, una inflación obstinada y los aumentos de los precios de la gasolina y los bienes de consumo redujeron los presupuestos mensuales de los hogares y las marcas de automóviles luchaban por mantener las cadenas de suministro y los inventarios.

Algunos fabricantes de autos de lujo escaparon de gran parte de la presión y reportaron resultados récord. En 2022, Bentley entregó 15.174 vehículos en todo el mundo, un 4% más que en 2021. Lamborghini entregó 9.233 autos en todo el mundo, un 10% más que el año anterior. Porsche reportó un aumento del 3% en las entregas globales y ventas récord en Norteamérica. Las ventas totales de Rolls-Royce aumentaron un 8%, a 6.021 automóviles vendidos el año pasado, ya que la creciente demanda en América compensó una disminución en China. Los clientes de la marca británica gastaron aproximadamente €500.000 (US$537.000) por vehículo en promedio, y la mayoría de los clientes tiene más de uno.

“Las ventas de artículos de lujo vienen creciendo y aumentaron casi un 3% en 2022”, dice Zack Krelle, gerente sénior de OEM Analytics en la firma de datos TrueCar. “Tesla fue el líder de ventas independiente en 2022, mientras que las marcas alemanas han estado recuperando el impulso de ventas y cerraron el año por encima de 2021”. Tanto BMW como Mercedes Benz enfrentaron primeros semestres difíciles, mellando los resultados generales, pero sus ventas crecieron en los últimos meses de 2022. Los vehículos eléctricos fueron el segmento que se destacó para ambos, con ventas que se duplicaron con creces con respecto a los niveles de 2021.

Las marcas de alta gama pueden anticipar aún más éxito en 2023, dicen los analistas, y se prevé las negociaciones en efectivo en autos de lujo sean más populares de lo que han sido en décadas, acelerando una tendencia que comenzó con la pandemia de covid-19 tres hace años.

“El efectivo fue importante el año pasado y seguirá siéndolo en 2023”, dice Jonathan Smoke, economista jefe de Cox Automotive. “En 2023, más consumidores acaudalados comprarán con efectivo en lugar de acudir a financiamiento”.

La volatilidad del mercado de valores y la incertidumbre económica hacen que los consumidores adinerados dispongan de mayores reservas de efectivo, por lo que gastan más dinero en dólares absolutos. Mientras tanto, las tasas de interés de los préstamos para automóviles actualmente están a punto de alcanzar máximos de 20 años.

Por otro lado, las compras en efectivo ayudan a los consumidores porque refuerzan el valor de un vehículo frente a la alternativa de perder capital, o la diferencia entre el valor del vehículo y el monto adeudado de un préstamo. “Prevemos que el próximo año será de transición”, dice Smoke.

Las ventas en el sector de lujo fueron la razón principal del aumento de los precios de los autos nuevos en 2022, cuando representaron una participación históricamente alta del mercado, superando el 18% del total, según Kelley Blue Book. En noviembre de 2019, la cuota de mercado del lujo en EE.UU. fue del 16,1%. El comprador promedio pagó aproximadamente US$65.775 por un auto de lujo nuevo en otoño de 2022, cuando el precio promedio de un vehículo nuevo no perteneciente al segmento de lujo rondaba los US$48.094.

Nota Original:Cash Is King for Luxury Car Buyers in 2023

More stories like this are available on bloomberg.com

©2023 Bloomberg L.P.