U.S. Markets closed

“El auge de la economía alemana ha terminado”

Vista aérea de una terminal de carga en el puerto de Hamburgo, Alemania. Foto: Reuters/Fabian Bimmer

El Consejo de Expertos Económicos de Alemania recortó su pronóstico de crecimiento del PIB a 0,8 % para 2019, una reducción notable en comparación con su predicción de noviembre de 1,5 %. El crecimiento previsto para 2020 es del 1,7 %.

“El auge de la economía alemana ha terminado, al menos por el momento”, apuntó el presidente del consejo, Christoph Schmidt, en una declaración el martes. “Sin embargo, no esperamos que se produzca una recesión gracias a la robusta economía doméstica”.

La desaceleración se debe fundamentalmente a la caída continua en la demanda de exportaciones alemanas, que durante mucho tiempo ha sido el motor económico del país, según indicó el consejo. La economía alemana también ha tenido que lidiar con problemas de suministro, como en el caso de la industria automotriz, ya que los fabricantes de automóviles sufrieron enormes cuellos de botella en la entrega mientras intentaban que sus vehículos cumplieran con los nuevos estándares de emisiones de WLTP.

Las restricciones de capacidad y la escasez de mano de obra también han contribuido a este escenario, señaló el informe, pero el consejo agregó que espera que los salarios se mantengan y que los niveles de empleo sigan aumentando.

“Creo que el 0,8 % es una cifra baja”, le dijo a Yahoo Finanzas UK, Carsten Brzeski, economista jefe de ING en Alemania. “En primer lugar, la revisión al alza de los datos de producción de diciembre podría conducir a una revisión al alza del crecimiento del cuarto trimestre y provocaría una pequeña transferencia positiva para las proyecciones de 2019. En segundo lugar, el 0,8 % apenas supone un crecimiento en el primer trimestre y un repunte muy gradual en el segundo”.

La producción industrial alemana cayó un 0,8 % en enero y un 3,3 % interanual, una caída mayor a la esperada, pero las exportaciones se mantuvieron estables en el mes. Sin embargo, la producción de diciembre se revisó ya que pasó de una caída del 0,4 % a un aumento del 0,8 %.

Brzeski dijo que, al observar los indicadores, el primer trimestre “podría llegar a ser más fuerte de lo que muchos esperan” ya que actualmente solo hay datos disponibles del mes de enero.

La parte positiva es que el consejo espera que se produzca un crecimiento saludable en el consumo privado, así como en el sector de la construcción y que aumente la inversión del sector público, áreas que podrían impulsar la economía doméstica a lo largo del 2019, señalando que “en vista de la sólida economía doméstica, no se espera una recesión”.

De cara al futuro, el consejo dice que las principales amenazas para el desarrollo económico de Alemania son: el Brexit, la cuestión no resuelta de los aranceles comerciales entre Estados Unidos, China y la Unión Europea, y la desaceleración de la economía china.

No obstante, el Consejo de Expertos Económicos también apuntó que: “teniendo en cuenta la ralentización del crecimiento económico mundial, una espiral de medidas proteccionistas podría empujar a la economía alemana hacia una recesión”.

Jill Petzinger