U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,841.94
    +73.47 (+1.95%)
     
  • Dow Jones

    31,496.30
    +572.16 (+1.85%)
     
  • Nasdaq

    12,920.15
    +196.68 (+1.55%)
     
  • Russell 2000

    2,192.21
    +45.29 (+2.11%)
     
  • Petróleo

    66.28
    +2.45 (+3.84%)
     
  • Oro

    1,698.20
    -2.50 (-0.15%)
     
  • Plata

    25.30
    -0.17 (-0.65%)
     
  • dólar/euro

    1.1916
    -0.0063 (-0.52%)
     
  • Bono a 10 años

    1.5540
    +0.0040 (+0.26%)
     
  • dólar/libra

    1.3834
    -0.0060 (-0.43%)
     
  • yen/dólar

    108.3600
    +0.3840 (+0.36%)
     
  • BTC-USD

    49,546.18
    +825.89 (+1.70%)
     
  • CMC Crypto 200

    982.93
    +39.75 (+4.21%)
     
  • FTSE 100

    6,630.52
    -20.36 (-0.31%)
     
  • Nikkei 225

    28,864.32
    -65.78 (-0.23%)
     

El “ejército de los 50 centavos” con el que China quiere controlar el mundo

J.F. Moreno

Los wumao dang o el “ejército de los 50 centavos” es un grupo de mercenarios en internet preparados para ataques cibernéticos, hacer comentarios en las redes sociales respaldando las decisiones del gobierno chino e influir en las elecciones en países en los que China tiene interés.

Estados Unidos y Taiwán están especialmente en la mira.

Fueron bautizados con ese nombre tras un editorial de 2010 del diario oficialista Global Times en el que se aseguraba que en ese entonces se les pagaban 50 centavos de yuan por cada una de sus publicaciones en respaldo del gobierno.

En esta imagen de archivo del 15 de mayo de 2017, periodistas trabajando en computadoras en el Centro Nacional de Convenciones de China mientras el presidente, Xi Jinping, hace una declaración al final del Foro Cinturón y Ruta de la Seda en Beijing. (AP Foto/Mark Schiefelbein, Archivo)
En esta imagen de archivo del 15 de mayo de 2017, periodistas trabajando en computadoras en el Centro Nacional de Convenciones de China mientras el presidente, Xi Jinping, hace una declaración al final del Foro Cinturón y Ruta de la Seda en Beijing. (AP Foto/Mark Schiefelbein, Archivo)

En sus inicios eran personas que simplificaban el anquilosado e indescifrable contenido de propaganda del Partido Comunista de China (PCCh) y, dado que internet abrió las puertas a las críticas en redes sociales, defender los lineamientos del partido que pudieran ser cuestionados abiertamente en línea.

Al descubierto

El gobierno tuvo que desarrollar formas de controlar su mensaje en internet y así nacieron los wumao dang, según determinó un estudio publicado en abril de 2017 por investigadores de las universidades de Harvard, Stanford y California.

“Cómo el gobierno chino fabrica publicaciones en las redes sociales para una distracción estratégica, no un argumento comprometido”, es el título de la investigación que analizó decenas de miles de publicaciones en las redes sociales chinas y los foros de internet.

“Se sospecha que el gobierno chino contrató cerca de dos millones de personas para que se inserten subrepticiamente bajo seudónimos y escriban textos engañosos que se mezclan con las opiniones reales en las redes sociales como si fueran las opiniones genuinas de la gente común”, indicó el estudio.

Una pantalla de computadora muestra la desaparición de los artículos de Dolce & Gabbana de webs chinas tras comentarios sobre el país, en Beijing, China, el 22 de noviembre de 2018. (AP Foto/Ng Han Guan)
Una pantalla de computadora muestra la desaparición de los artículos de Dolce & Gabbana de webs chinas tras comentarios sobre el país, en Beijing, China, el 22 de noviembre de 2018. (AP Foto/Ng Han Guan)

Los autores argumentan que la finalidad de esto es distraer al público y disuadir las protestas contra el gobierno. Además encontraron que los miembros del Ejército de los 50 centavos no producen el mismo volumen de información todo el año, es en momentos estratégicos para el PCCh que inundan las redes sociales chinas.

Foco en otros países

Además de buscar un ambiente de unanimidad en la red a favor del gobierno, entre las tareas de esta fábrica de “trolls” se incluye la creación de cuentas falsas en Facebook, Youtube, Twitter y otras redes sociales prohibidas en China para lanzar un “combate cognitivo espacial” e interferir en las elecciones de otros países.

El periódico taiwanés Liberty Times, un medio abiertamente independentista, publicó a finales de noviembre un reporte sobre cómo Pekín interfirió en las elecciones regionales de Taiwán del pasado 24 de noviembre con sus wumao dang.

El director general de la Oficina de Investigación del Ministerio de Justicia de Taiwán, Leu Wen-jong, indicó en una reciente sesión legislativa que además del problema de la inversión china en la economía y la influencia que está ejerciendo políticamente Pekín en Taiwán, también están financiando a los candidatos que favorecen una mayor integración con China.

Leu subrayó que en su despacho tiene 33 “piezas de inteligencia” que evidencian la intromisión de China en las elecciones de Taiwán. En buena medida debido a que la isla de Taiwán tiene una de las tasas de penetración de internet más altas del mundo y donde más del 80 por ciento de la población tiene cuenta de Facebook, una de las más altas a nivel global.

Uno de los asesores más cercanos de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, describe la situación como mucho más grave de lo que se cree.

La misma táctica que Rusia

Antonio Chiang, colaborador de Tsai y vicepresidente de la Asociación General de Cultura China, dijo a Asia Times que se encuentra de visita en Washington “para hablar sobre la influencia de China en nuestras elecciones”.

“Están jugando el mismo juego de los rusos en Crimea”, dijo Chiang al hacer referencia a la presión y manipulación ejercida desde Moscú en el referendo del 16 de marzo de 2014, el cual no fue reconocido por la ONU, que le arrebató la península a Ucrania y Rusia tomó control de la zona.

Los medios en Taiwán han publicado repetidamente informes sobre la forma en que China ha estado financiando noticias falsas y candidatos de la oposición con miras a derrotar a la presidenta Tsai, una mujer que ha distanciado las relaciones entre Taipéi y Pekín.

Un hombre utiliza una computadora en un café internet en Beijing, China. El gobierno chino endureció el viernes el control sobre los usuarios de la internet al implementar normas que requieren registren sus nombres, después de denuncias en línea sobre sobornos y abusos que sacudieron al Partido Comunista. (Foto AP/Alexander F. Yuan)
Un hombre utiliza una computadora en un café internet en Beijing, China. El gobierno chino endureció el viernes el control sobre los usuarios de la internet al implementar normas que requieren registren sus nombres, después de denuncias en línea sobre sobornos y abusos que sacudieron al Partido Comunista. (Foto AP/Alexander F. Yuan)

Esa animadversión hacia el gobierno chino llevó a que Taiwán fuera considerado como un campo de pruebas para las técnicas chinas de guerra cibernética, con un promedio de 100.000 ataques cibernéticos por mes en 2017, según la Oficina de Seguridad Nacional.

Una fuente de esa oficina le dijo al Liberty Times que la “fábrica de trolls” detrás de la cibernética rusa había influido con éxito en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos y China ahora ha creado su propia versión de una “fábrica de trolls”.

Varios videos han sido subidos a Youtube con cuentas que están asociadas al diario oficialista chino Global Times y el objetivo principal es desprestigiar a la presidenta Tsai y a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, según la fuente de la Oficina de Seguridad Nacional de Taiwán.

Es previsible que para las elecciones del 3 de noviembre de 2020 en Estados Unidos no solamente los rusos traten de intervenir, esta vez un ejército chino de 50 centavos también tratará de afectar los resultados en favor de un gobierno más amigable hacia Pekín.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

El negocio de los cárteles mexicanos con China que ‘mata’ a EEUU

China construye una “supercomputadora” de 145 millones de dólares

China fabrica un ejército de robots para impulsar su economía