Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,615.35
    +30.81 (+0.55%)
     
  • Dow Jones

    40,000.90
    +247.10 (+0.62%)
     
  • Nasdaq

    18,398.45
    +115.04 (+0.63%)
     
  • Russell 2000

    2,148.27
    +23.23 (+1.09%)
     
  • Petróleo

    82.18
    -0.44 (-0.53%)
     
  • Oro

    2,416.00
    -5.90 (-0.24%)
     
  • Plata

    31.02
    -0.65 (-2.04%)
     
  • dólar/euro

    1.0910
    +0.0040 (+0.37%)
     
  • Bono a 10 años

    4.1890
    -0.0040 (-0.10%)
     
  • dólar/libra

    1.2989
    +0.0074 (+0.58%)
     
  • yen/dólar

    157.8480
    -1.0360 (-0.65%)
     
  • Bitcoin USD

    60,022.77
    +1,317.05 (+2.24%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,249.20
    +50.64 (+4.22%)
     
  • FTSE 100

    8,252.91
    +29.57 (+0.36%)
     
  • Nikkei 225

    41,190.68
    -1,033.32 (-2.45%)
     

El equipo mínimo e imprescindible que necesitas para trabajar con garantías en cualquier lugar

He encontrado el equipo mínimo, imprescindible y ligero para poder trabajar productivamente en cualquier lugar. Te cuento cómo es mi kit. Foto: Getty Images.
He encontrado el equipo mínimo, imprescindible y ligero para poder trabajar productivamente en cualquier lugar. Te cuento cómo es mi kit. Foto: Getty Images. (LL28 via Getty Images)

No hace tanto y entre los que peinamos más canas, en esto de la tecnología éramos muy pocos. Y no exagero: por aquel entonces, en los albores de la blogosfera y cuando no existían las redes sociales ni las aplicaciones de mensajería, cuatro locos bebíamos con ansiedad las escasísimas noticias que se iban destilando en torno a la tecnología móvil. Para que te hagas una idea, lo último en este tipo de dispositivos era el UMPC, un fugaz destello a caballo entre los portátiles y los smartphones. Sí, había una inquietud —no me atrevería a calificarla como demanda— de dispositivos algo más pequeños que un portátil pero más versátiles de un móvil.

La idea era sencilla: salir de casa despreocupado por si, a media mañana, te veías en la necesidad de editar una hoja de cálculo o redactar un texto extenso. Se trataba de tener la garantía de llevar la oficina a cuestas sin tener que deslomarse. Décadas más tarde y tras muchas pruebas y errores, por fin he encontrado un kit que siempre me acompaña y con el que puedo instalar la “oficina” en cualquier parte. ¿En qué consiste este kit infalible?

El Samsung Galaxy Z Fold5 se ha convertido en mi mejor aliado para trabajar. (Foto: JUNG YEON-JE/AFP via Getty Images)
El Samsung Galaxy Z Fold5 se ha convertido en mi mejor aliado para trabajar. (Foto: JUNG YEON-JE/AFP via Getty Images) (JUNG YEON-JE via Getty Images)

He vivido toda mi vida bajo un engaño. ¿En qué ha consistido? En que en un móvil, cuando más grande sea la pantalla, mejor. Bueno, en realidad este comentario es cierto, pero no. Me explico: una pantalla grande implica un formato desmedido entre los dedos, sobre todo si no tienes manos grandes. Así, he pasado años renovando las distintas iteraciones de iPhone ‘Max’ y desgastando los bolsillos de mis pantalones con la marca del ‘ladrillo’.

PUBLICIDAD

Estamos de acuerdo, y sin discusión: una pantalla más grande ofrece muchas más posibilidades a la hora de trabajar, pero el peaje a pagar es el tamaño. Ya no hablamos de llevar un yunque en el bolsillo, sino de gestionarlo en la mano para cosas cotidianas: sacar una foto, pagar, mandar un WhatsApp… El engaño consiste en lo siguiente: pasamos un 90 % del tiempo realizando tareas que no requieren de un tamaño grande de pantalla (las que he mencionado) y un 10 % en las que el tamaño de la pantalla es crítico.

Vale, dirás, pues te compras un móvil pequeño y te arreglas. Y es cierto, pero toda esta teoría cae como un castillo de naipes cuando cae en tus manos un móvil plegable. Sí, esos tan criticados y apartados bajo el calificativo nunca confesado de “experimentales”, son, en realidad, el paradigma de la productividad. Y todo esto para decirte que no me separo de mi Galaxy Z Fold 5: un móvil que, plegado, te olvidas de que lo llevas, pero desplegado, sale "la bestia que lleva dentro". El procesador y la memoria sobredimensionados hace que te olvides que se trata de un simple móvil, sobre todo si lo acompañas de lo que viene.

Un teclado y un mouse ligeros, de esos que llaman de viajes, son un complemento perfecto para poder trabajar con soltura en tu celular. Foto: Getty Image.
Un teclado y un mouse ligeros, de esos que llaman de viajes, son un complemento perfecto para poder trabajar con soltura en tu celular. Foto: Getty Image. (Abubakar Muneer via Getty Images)

Tenemos un Galaxy Z Fold 5, un súper móvil transformer que se convierte en una computadora con un motor muy potente, pero… ¿Podemos sacarle provecho en las 7,6 pulgadas del Fold 5? Sí, pero a medias. A esta fórmula le falta el picante que le da la vida: ¿y si añadimos un teclado y un ratón de viaje? No me refiero al clásico mini teclado con que el escribes sin precisión, sino a un teclado a tamaño completo pero compacto. Me fijé en Logitech, maestro entre maestro en este tipo de equipos, para descubrir la familia Pebble (ahora, en la versión 2).

Se trata de un ratón y teclado con un diseño cuidadísimo y que, en menos de 30 segundos, conviertes tu móvil en una computadora. Me faltaba una base y recurrí a lo más económico y simple de Amazon para cerrar el círculo. Al principio me daba un poco de vergüenza, en los cafés, ir sacando de la mochila las piezas de mi “lego” ganador (teclado, base, ratón, abrir la pantalla del Fold…) pero ya me da lo mismo: se trata de ser productivo. Ahora monto mi oficina en cualquier superficie plana y noto algunas miradas curiosas que intenta identificar los componentes. El resultado de esta ecuación es que estoy operativo en cualquier punto del globo siempre que lleve mi mochila SSLOW (disclaimer: mi marca), que siempre me acompaña.

Los auriculares Sonos Ace son la última incorporación a mi oficina móvil, porque con su cancelación de ruido me permiten trabajar concentrado en cualquier lugar, desde una cafetería hasta en el aeropuerto. Foto: Sonos.
Los auriculares Sonos Ace son la última incorporación a mi oficina móvil, porque con su cancelación de ruido me permiten trabajar concentrado en cualquier lugar, desde una cafetería hasta en el aeropuerto. Foto: Sonos.

¿Eh? ¿Unos auriculares en un kit de trabajo? Pues sí. Y de hecho son determinantes a la hora de trabajar. Quienes —como yo— dedican muchas horas a producir en entornos ruidosos y cambiantes, como cafés, bares, estaciones o aeropuertos, unos auriculares con una potente cancelación de ruido son un antes y un después. De hecho, cuando me los olvido, sé que ese día rendiré mucho menos. Hasta ahora disfrutaba de unos AirPods Pro o unos Pro Max, que iba alternando de forma indistinta. Los segundos, un poco más incómodos por el formato de viaje que les ha preparado Apple: una suerte de bolso que deja al descubierto buena parte de sus vergüenzas. Poco recomendable considerando su coste si tu idea es meterlos en la mochila.

Pero trabajar en esto de la tecnología tiene una ventaja impagable: recibir productos para su prueba antes de que salgan al mercado. Llevaba ya tiempo guardando —de la mano de Sonos— uno de los embargos de mayor calado en el sector: sus auriculares externos con cancelación de ruido. Sonos es un fabricante de productos de gran calidad y acabado premium que se mueve como pez en el agua ¿Cómo no tener las expectativas por las nubes cuando supe que estaban trabajando en unos auriculares premium con sorpresa bajo el brazo? En la última presentación (bajo embargo), el techo de cristal de las expectativas que había establecido se rompió en mil pedazos. Aquello parecía algo realmente grande.

Desde prensa me avisaron que al día siguiente me llegaba mi unidad previa al lanzamiento. Qué mala suerte: estaba de viaje, pero me llegó la notificación de la entrega. Fue llegar a casa, seguir el tutorial de configuración de la app (por cierto, toda una experiencia en sí) y colocarme los auriculares para probar a ver cómo sonaba eso. Como referencia, venía de ser un usuario intensivo de los AirPods Pro Max, unos auriculares con un excelente compromiso sonido-cancelación de ruido. Pero, amigo, fue colocarme los Ace y reproducir una canción para comprender que estaba ante algo totalmente diferente. Se ve que Sonos ha puesto la maquinaria a tope para lograr unos auriculares que tienen como fuerte tres bazas: ligereza, excelentes controles mediante botones, y por supuesto, una cancelación de ruido insuperable.

¿Alguna incorporación extra a este conjunto? Por descontado. Nunca salgo de casa con un powerbank de 20.000 mAh y con un cable USBC que me permite la carga rápida a todos mis equipos.