U.S. markets close in 5 hours 3 minutes
  • S&P 500

    4,233.62
    -50.12 (-1.17%)
     
  • Dow Jones

    33,752.80
    -246.24 (-0.72%)
     
  • Nasdaq

    12,721.57
    -243.77 (-1.88%)
     
  • Russell 2000

    1,963.06
    -37.67 (-1.88%)
     
  • Petróleo

    91.17
    +0.67 (+0.74%)
     
  • Oro

    1,761.40
    -9.80 (-0.55%)
     
  • Plata

    18.99
    -0.47 (-2.44%)
     
  • dólar/euro

    1.0045
    -0.0047 (-0.46%)
     
  • Bono a 10 años

    2.9830
    +0.1030 (+3.58%)
     
  • dólar/libra

    1.1801
    -0.0132 (-1.10%)
     
  • yen/dólar

    137.1590
    +1.2970 (+0.95%)
     
  • BTC-USD

    21,388.48
    -2,066.54 (-8.81%)
     
  • CMC Crypto 200

    508.25
    -33.35 (-6.16%)
     
  • FTSE 100

    7,557.35
    +15.50 (+0.21%)
     
  • Nikkei 225

    28,930.33
    -11.81 (-0.04%)
     

El horario de verano y cómo los mexicanos discuten hasta por la salida del sol

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El horario de verano ha puesto a debatir a los mexicanos. (Robert Knopes/Education Images/Universal Images Group via Getty Images)
El horario de verano ha puesto a debatir a los mexicanos. (Robert Knopes/Education Images/Universal Images Group via Getty Images)

El horario de verano ha reavivado la vieja y confiable costumbre mexicana de discutir por todo. Ya ni siquiera podemos disimularlo. Nos gustan estos debates y somos expertos en darle vuelta a todos los supuestos argumentos que se ofrecen en favor y en contra de este y de cualquiera. Quizá, ahora que se planteó formalmente la eliminación del horario de verano, tengamos estas conversaciones más frecuentemente durante las siguientes semanas. Pero no hay nada nuevo: cada seis meses México se divide entre quienes le ven algún beneficio a adelantar el reloj y a quienes ese hecho les parece el colmo del fastidio.

Desde 1996, el país ha estado envuelto en esta rotación de relojes que tantos dolores de cabeza causa. Ciertamente atrasar el reloj es siempre mejor que adelantarlo —eso sucede en octubre, cuando se regresa al horario "normal"—. Enfrentados a la molestia de tener que configurar el horario por obligación, nada mejor que ganarle una hora a la vida y tener la ilusión de que el tiempo no marcha tan rápido como creemos. Por eso el desencanto inicial con el horario de verano (el que empezó en abril, para que nadie se confunda) se funda en esa profanación de nuestra certidumbre temporal. Ahí donde son las doce la de noche de pronto, como en escena de dibujos animados, ya estamos sesenta minutos en el futuro.

Aunque el cambio de horarios siempre se anuncia con suficiente anticipación, es normal que haya despistes, confusiones y olvidos. Como es obvio, las quejas no se quedan únicamente en el momento de transitar de una modalidad a la otra. Muy por el contrario, los reclamos se extienden en los días posteriores (a veces duran semanas) y sirven para amparar que nada en esta vida nos pertenece. Si ni siquiera podemos disponer de nuestro tiempo, ¿qué podemos esperar de otros renglones todavía más inaccesibles a nuestra voluntad?

A ver, es difícil acostumbrarse, y eso se resiente en todo los aspectos. Por ejemplo, los hábitos de sueño se ven considerablemente afectados. Y, aunque usted no lo crea, hay muchas personas que todavía hoy, 5 de julio de 2022, se siguen preguntando qué hora sería en el viejo horario (o también preguntan cuál horario es este, el de verano o el de invierno). Porque no importa que llevemos 25 años con esta modalidad rotativa, la alteración de la rutina siempre tienen efectos inmediatos que raramente resultan placenteros. A nadie le gusta que le cambien el orden de las cosas. Por eso es muy normal escuchar aquella queja de: "Apenas me había acostumbrado el otro horario y ya llegó el nuevo".

Y es que, seamos sinceros, nunca se podrá uniformar la satisfacción nacional. Por ejemplo, en el horario de verano muchas personas agradecen contar con una hora más de luz natural, porque la luz natural se ha implantado en nuestras mentes como sinónimo de seguridad, aunque todos los días veamos que el horario de verano, el de invierno, la luz natural o artificial, son factores que tienen sin el menor cuidado a la delincuencia.

Amanecer en México con el Iztaccihuatl  de fondo.  (REUTERS/Tomas Bravo)
Amanecer en México con el Iztaccihuatl de fondo. (REUTERS/Tomas Bravo)

Pero aun así, en un ejemplo más del efecto bucle de beneficios y perjuicios democráticos, el actual horario, de verano, perjudica a quienes salen muy temprano a casa y deben hacerlo en penumbra, contrario a lo que pasa en el intervalo octubre-abril, cuando la luz del día apenas empieza a asomar en las mañanas, pero brinda esa aparente sensación de seguridad. Tendremos mucho tiempo para hablar de esto y lanzar todos los cubetazos verbales que nos generan estos asuntos del temario nacional. Si la iniciativa de López Obrador es aprobado por el Congreso (lo más seguro es que sí), ya encontraremos la forma de extrañar alguno de los dos horarios y defenderlo con añoranza.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Tiroteo en México: las balas le pasan rozando y un bolardo le salvó la vida

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.